17.7°SAN LUIS - Jueves 26 de Noviembre de 2020

17.7°SAN LUIS - Jueves 26 de Noviembre de 2020

EN VIVO

Todo lo que promete una invalorable

Por redacción
| 22 de noviembre de 2020

El Poder Legislativo de San Luis acaba de aprobar y convertir en ley, con el más amplio consenso, una iniciativa del Poder Ejecutivo tendiente a la equidad de género en materia electoral. Obviamente esta medida rige para los comicios de carácter provincial. Una muy breve síntesis acerca de la norma indica que las listas para cargos legislativos deberán estar integradas en partes iguales tanto por mujeres como por varones. Las candidaturas deben conformarse de manera intercalada entre ambos géneros, desde los titulares a los suplentes. Y cuando sea tan solo un cargo el que se defina, el suplente deberá ser de un género diferente al titular. También en las listas para la Cámara de Diputados el orden de género deberá alternarse en cada elección por departamento respecto a los comicios anteriores. La ley estipula que en caso de renuncia, separación o inhabilidad permanente de un legislador, tendrá que ser reemplazado por una persona de su mismo género. Y que la identidad de la candidata o el candidato será definida por su Documento Nacional de Identidad, independientemente de su sexo biológico. La norma también exige que deberá cumplirse con la paridad para los cargos públicos electivos de órganos colegiados, como los partidos políticos, y que el orden intercalado entre hombres y mujeres deberá respetarse en listas de legisladores, concejales y convencionales nacionales, provinciales y municipales. Sobre la disposición transitoria de 2021 y 2023, la Justicia Electoral no podrá oficializar listas que no cumplan con el encabezamiento femenino de la lista.

 

Es evidente que se trata de un avance más que importante en la lucha por la equidad de género. Vale destacar la unanimidad de criterios. La disparidad de argumentos queda para el bagaje personal de cada legislador, y algunas perlas discursivas también. Más allá de detalles menores, se trata de un logro de muchas militantes que, por años, bregaron en San Luis por alcanzar este objetivo. Es un reconocimiento muy justo a su persistencia en esta dura batalla. Hubo además apoyo oficial, estrictamente institucional, y un fuerte acompañamiento desde la trinchera de grupos y organizaciones que hace tiempo han hecho de estos objetivos su bandera. Cierto es que se trata de una apertura y una posibilidad cierta. Claro que quienes ocupen esos espacios conseguidos deberán honrar el mandato recibido y aprovechar el poder conquistado para aumentar y potenciar estas conquistas y las que inexorablemente deberán proponerse y alcanzarse. Se entiende que serán las mujeres las que mejor defenderán a las mujeres. Si bien es cierto que la mirada sobre estas cuestiones no necesariamente depende de la biología, las mujeres y las diversidades son quienes se encuentran en la situación adecuada para progresar en conquistas relacionadas con la defensa de sus derechos.

 

Si hubiera que dar un ejemplo de por qué jóvenes y por qué mujeres, la oportunidad no puede ser más propicia a la hora de la coincidencia temporal de la aprobación en la Cámara de Diputados de la Nación de la media sanción de un proyecto de ley de autoría de quien hoy es la más joven senadora nacional de la Argentina. Es muy llamativo que con el porcentaje de jóvenes que integran el padrón electoral, y con el interés que entre ellos despiertan los problemas referidos al medio ambiente, la cuestión no gane el lugar que merece en la agenda pública. Por eso se celebra la aprobación de la Ley Yolanda que prevé la capacitación obligatoria en la temática de ambiente, con perspectiva de desarrollo sostenible y con especial énfasis en cambio climático, para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación. Esta iniciativa de María Eugenia Catalfamo promueve la conciencia ambiental, y se celebra.

 

Claro que se trata de puntos de partida. Claro que habrá que ver el desempeño futuro y juzgar las acciones concretas. Claro que mucho tendrá que ver con los nombres propios que desempeñen la representación popular, pero se trata de una conquista importante que va a mejorar la gestión política y que de por sí es un invalorable aporte a los derechos políticos de las mujeres.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...