11.3°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

11.3°SAN LUIS - Lunes 13 de Julio de 2020

EN VIVO

Volvió a la cárcel por embriagarse y agredir a familiares y policías

A Emanuel Gómez le otorgaron un beneficio para regresar a su casa en Quines la semana pasada, pero solo estuvo cuatro días en la calle y seis fuera del penal.

Por redacción
| 01 de junio de 2020
Gómez la mañana de este lunes, en su reingreso al penal de la capital. Foto: Policía de San Luis.

Lo único que tenía que hacer era portarse bien y como sucede con varios beneficios del sistema judicial, su familia debía ser garante de su comportamiento. Pero a Emanuel Gómez, un vecino de Quines que la semana pasada dejó el penal gracias a un sistema de libertad asistida, no le importó nada. Este sábado a la madrugada, el joven se alcoholizó, peleó con algunos vecinos del pueblo, luego con su hermano y casi envía al hospital a una mujer policía que acudió a calmarlo. Tras pasar apenas cuatro días en la calle, el joven fue encerrado en una celda de la Comisaría Distrito 15 y este lunes regresó a la penitenciaría de la capital.

 

En un informe, el comisario general Gustavo Ríos, jefe de la Unidad Regional V, detalló que el hecho que le costó nuevamente la libertad a Gómez, de 33 años, ocurrió el sábado cerca de las 3:50, cuando su hermana llamó al 911 pidiendo ayuda para controlar al joven.

 

Al llegar, los agentes Jorge Fernández y Daiana Aballay se entrevistaron con el papá del violento, quien les comentó que su hijo había salido hacía dos días del penal y que el día anterior, el viernes 29, él y un hermano, Ángel Gómez, habían salido a beber cerveza a lo de unos conocidos con la promesa de volver antes de las 20, lo que no sucedió.

 

Pasadas las 3:30, el hombre de 53 años escuchó llegar la moto en la que andaban sus hijos y casi de inmediato debió levantarse al oír gritos y ruidos. Según declaró, "Emanuel estaba muy tomado. Ayudé a Darío (su otro hijo) y logramos meterlo adentro de la casa, al comedor. Lo sentamos, pero no había forma de pararlo. Quería agarrar un cuchillo e irse a la casa de unas personas con las que habían tenido problemas. Al ver que entre todos no podíamos dominarlo, porque estaba como loco, le pedí a una de mis hijas que llamara a la Policía".

 

Al querer calmarlo, Emanuel, que estaba tendido frente a su vivienda, en calle Saavedra, se incorporó, empezó a insultar y amenazar de muerte a los policías y le arrojó un ladrillazo a Aballay, que afortunadamente logró esquivar.

 

Reducido, el joven fue trasladado a la Comisaría Distrito 15 y puesto a disposición del juez Contravencional 1, Marcelo Bustamante Marone, que lo procesó por "Incumplimiento de las medidas dispuestas  por la autoridad para impedir la introducción o propagación de una epidemia; Resistencia  a la autoridad y amenazas en concurso real en perjuicio de los efectivos policiales intervinientes".

 

La nueva causa le significó una suspensión inmediata de la libertad asistida y este lunes fue reintegrado a la población carcelaria.

 

Comentá vos tambien...