18°SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

18°SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

EN VIVO

Los gimnasios puntanos se adaptan para la reapertura

Ya están habilitados para trabajar. Por ahora, toman turnos y modifican los espacios, como pide el protocolo.

Por redacción
| 10 de junio de 2020
Modificado. La sala de musculación del "Toribio" quedó ordenada según la zona del cuerpo que se desea trabajar, para evitar el desplazamiento. Foto: Marianela Sánchez.

Apresurados y alegres, pero con pie de plomo para no cometer errores. Los gimnasios de la ciudad trabajan para volver a recibir a los deportistas con todos los protocolos para que la industria vuelva a ponerse en marcha.

 

Las reglas están establecidas: cada persona que concurra a un gimnasio debe hacerlo con su propia toalla y botella para hidratarse (no estarán disponibles los dispensers en las instalaciones). No podrá ducharse en los vestuarios, deberá ingresar con tapabocas al predio y luego podrá quitárselo, dependiendo de la actividad que le toque realizar. Además, el establecimiento tiene que tener bien delimitado el espacio de circulación, y los ejercicios no deben implicar desplazamientos amplios, para respetar la distancia de 2,25 metros entre personas.

 

Carlos Amprino, responsable de Área Club, uno de los clubes deportivos más grandes de la ciudad, destacó: "Estamos muy contentos de volver a abrir las puertas. No solamente nosotros, sino toda la gente que tiene que ver con el trabajo en los gimnasios. Hay que recordar que esto es una industria, son más de 60 gimnasios en toda la provincia los que vuelven al trabajo".

 

"Tenemos la suerte de estar en una provincia que trabajó muy bien en materia sanitaria, eso nos hará volver con mucha responsabilidad, pero con cierta libertad. Hemos estado en contacto con otros gimnasios de la provincia y ahora depende de nosotros, los empresarios, y de los trabajadores de cada uno de estos lugares, para hacer las cosas bien y evitar un retroceso, que nadie quiere. Por eso es importante que todos seamos responsables", aseguró Amprino.

 

El club de calle República del Líbano está en plena etapa de colocar la cartelería y las cintas que marquen el espacio que puede usar cada deportista, mientras las recepcionistas hacen malabares con las planillas de Excel, donde anotan los turnos.

 

"Los clientes están muy contentos e interesados en volver. Hay de todo: los que vienen por salud, los equipos y los deportistas de alto rendimiento. Dentro de las actividades que se han habilitado, es la que más control va a tener desde el punto de vista del protocolo, porque cuenta con un profesor monitoreando que hará cumplir las normas y lo que tiene que hacer el alumno", dijo Amprino.

 

El Área volverá con gimnasio y natación; esta última rama no estará disponible en el formato Escuela para los más pequeños, ni tampoco para personas mayores que no sepan nadar. También habrá clases de gimnasia en el agua.

 

El Toribio Mendoza, otro de los gimnasios emblemáticos de la ciudad, está adaptándose a las nuevas disposiciones de distanciamiento.

 

Sergio Calderón, uno de los empleados del centro deportivo de calle Pringles, explicó: "Ya habíamos adelantado algo del trabajo de división de espacios, porque teníamos un panorama por las reuniones que mantuvimos con el Programa Deportes y el Comité de Crisis. Debimos readaptar muchas cosas: en nuestra sala de spining, que tiene espacio para 70 bicicletas fijas (una de las más grandes del país), con el distanciamiento social apenas podrá haber 20 máquinas; y así con otros espacios como la sala de pilates o de musculación".

 

"Teniendo en cuenta el protocolo, que establece que las personas solo pueden permanecer una hora en el establecimiento, las clases durarán de 45 a 50 minutos, y esos minutos restantes se usarán para hacer la desinfección de cada uno de los aparatos o elementos que se utilicen", explicó Calderón.

 

Los teléfonos no paran de sonar en la mesa de entradas del "Toribio", que parece un call center. To dos los llamados tienen el mismo propósito: anotarse o asociarse a partir de la apertura. "En este momento estamos trabajando con reservas, debido a la demanda y a la menor cantidad de cupos. Además, para adelantar una parte del protocolo, que pide que haya un registro de las personas que hacen actividad", cerró Sergio.

 

Otro establecimiento que se readapta es Pulso, de calle Ejército de los Andes. Están realizado un entrepiso para ampliar los espacios de distanciamiento y poder captar una cantidad similar de clientes a la que tenían antes de la cuarentena.

 

Juan Pablo Garis, dueño del gimnasio, le contó a El Diario: "A partir de mañana (hoy) vamos a empezar a tomar reservas para todas las actividades que ofrecemos. Nuestra intención es abrir el lunes 15 y venimos encaminados con las remodelaciones para llegar con los tiempos. No quisimos adelantarnos para hacer las cosas bien".

 

"Hemos determinado los espacios por metros cuadrados y, por supuesto, están resueltos otros puntos que establece el protocolo, como los trapos de piso con lavandina en cada espacio, los recipientes de alcohol en todos los ambientes y en la recepción, folletería informativa para los usuarios y la anulación de los dispensadores de agua ", contó Juan Pablo.

 

Comentá vos tambien...