28.3° SAN LUIS - Jueves 26 de Noviembre de 2020

28.3° SAN LUIS - Jueves 26 de Noviembre de 2020

EN VIVO

"Tenemos usuarios que nunca fueron al teatro"

La fundadora de la plataforma que revitalizó el teatro nacional, por medio de la web, cuenta cómo hizo para que crezca un negocio que se fortaleció por el aislamiento.

Por redacción
| 22 de junio de 2020

Mirta Romay es la creadora de Teatrix, la plataforma para ver teatro online que nació en el 2015 y tuvo en los últimos meses un 250% de crecimiento, empujado por el confinamiento obligatorio. En una etapa en la que lo virtual tomó protagonismo y las firmas de entretenimiento online crecieron en usuarios y horas de reproducción, el teatro a través de la pantalla logró ingresar al hogar a pesar de ser un rubro que se caracteriza por la presencia actoral en el escenario y las emociones que genera en vivo y en directo.

 

Con cuarenta mil usuarios registrados, Teatrix se consolidó como una opción más a la par de las plataformas audiovisuales de películas y series, sobre todo para personas que no tenían acceso a las salas de teatro por motivos económicos o de distancia, como puede ser el caso de los puntanos. Las ocho obras con las que arrancó hoy son 150, que conforman un amplio catálogo que incluye a la gran mayoría de las piezas de Buenos Aires y algunos otros países como Estados Unidos y Brasil. Romay charló en exclusiva con Cooltura sobre el vertiginoso crecimiento, los obstáculos con los que se encontraron al proponer un proyecto tan novedoso y las apuestas a futuro.

 

—¿Cuánto creció el uso de Teatrix en este último tiempo?

 

—Se aceleró la tendencia que teníamos del uso de las tecnologías y, en el caso del entretenimiento, el crecimiento ha sido exponencial. En nuestro caso llevamos contabilizado un 250% de crecimiento desde el momento de inicio de la cuarentena, tanto en cantidad de usuarios como en el uso de la plataforma, que alcanzó las 160 mil horas en abril. Se multiplicó por tres, ya que nosotros teníamos un crecimiento sostenido desde hacía dos años del 5% mensual. Esto vino a acelerarlo todo abruptamente. Actualmente tenemos 40 mil usuarios.

 

—¿Eso estuvo empujado por la cuarentena obligatoria?

 

—Sí, pero vino acompañado por algo que también ya veníamos previendo, dado que la empresa sostenía un crecimiento importante. Habíamos tomado contacto con varios países para la internacionalización de Teatrix y el confinamiento aceleró los tiempos de acuerdos, de contratos y de proyectos. Esto es muy interesante porque la Argentina va a quedar muy afectada económicamente y la única forma que tenemos para crecer es sumarnos al mercado internacional. Eso nos da la posibilidad de que, cerrados estos acuerdos, las producciones teatrales argentinas puedan ser vistas en muchos países. Hoy desde cualquier lugar del mundo se las pueden ver. Pero para desarrollar un mercado se requiere un grupo económico que quiera interesarse en Teatrix, que quiera invertir en generar obras del propio país, es todo una cuestión de desafíos para el empresario que tome ese rol.

 

—¿Cómo fueron los comienzos de Teatrix y con qué obstáculos se encontraron?

 

—En marzo de 2015 iniciamos esta forma de trabajo con ocho obras y dimos comienzo a una empresa. Había que estudiar si había un mercado, si había posibilidades. Fue duro en los comienzos de Teatrix convencer a un empresario teatral de filmar las obras. Hay una historia en la que el teatro es efímero, no queda registro, no debe quedar registro. Hay una resistencia a dejar filmadas las obras. También es verdad que las filmaciones que se hacían para el teatro eran de muy mala calidad y eso no ayudaba en la memoria de los productores a entender que lo que se buscaba no era competir con el teatro, sino crear una nueva ventana comercial, ponerse al lado de las grandes plataformas y poder ofrecer un contenido nuevo, filmado con la calidad que esas producciones requieren.

 

—¿Cuántas obras tienen en cartelera?

 

—Hoy hay más de 150 obras. Ingresan unas tres por mes. Hay obras comerciales, de Broadway, de Brasil. Hay una parte muy emotiva o nostálgica integrada por obras que fueron muy importantes en su momento. Tenemos un acuerdo con una plataforma hermana de Estados Unidos, con la que intercambiamos obras. Entre los estrenos de este mes estará Fátima Florez.

 

—¿Cómo es el perfil del usuario de Teatrix?

 

—El perfil del usuario ha cambiado muchísimo. Lo que sabíamos hasta antes de que comenzara la pandemia es que en general era gente que no iba al teatro, por diferentes motivos: económicos o por la distancia.  He observado que hoy cambió la edad, hay gente más joven, y pude ver muchos comentarios de personas que nunca había visto teatro.

 

 


A 11 años de la muerte de Fernando Peña, en Teatrix hay dos obras suyas que se pueden recordar.

 

 

 

—¿Hay más prevalencia de la gente del interior?

 

—En cantidad de usuarios no. El tema es que nuestro país está muy mal distribuido, Capital y Gran Buenos Aires son muy grandes. Pero si uno se toma el trabajo de relacionar la cantidad de suscriptores de cada provincia y la densidad poblacional, se da cuenta que hay mucha gente del interior.

 

—¿Por parte de los actores también hubo esa resistencia a dejar registros de las obras?

 

—El actor no tuvo tanta resistencia, más bien le gustaba; le gusta verse filmado en teatro, nunca se había visto. Además, precoronavirus, Teatrix ha sido una pantalla y una vitrina para mostrar el trabajo. Incluso habíamos hecho buenos intercambios para vender algunos libros al exterior.

 

—¿Hubo mayor interés por parte las producciones de estar en Teatrix?

 

—Sí, se aceleró eso. El gran problema de esta cuarentena es que al cerrarse las salas teatrales ni nosotros ni ningún otro puede hacerse de contenido.

 

—Hoy se convirtió en una opción para que puedan seguir teniendo un ingreso.

 

—Claro. Hay toda una industria que se cae. Es muy triste. Hay también cuestiones que hacen a lo emocional, hay un golpe, un revés, para alguien que tiene su identidad, su ingreso asegurado, lo que puede desbastar a una persona y hasta dejarla afuera del camino para toda la vida si esto no se maneja bien. Y los actores son personas sensibles, que trabajan con esa sensibilidad única que tienen. Estamos buscando nuevas alternativas. Hemos lanzado hace poco una opción para comprar solo un ticket para alguna obra en particular. El ticket está mucho más vinculado a un precio bajo, de taquilla. Es una opción para quienes no tienen una suscripción fija a la plataforma, pero quieren ver alguna obra específica. Sabemos que hay unas 500 mil personas dando vueltas por Teatrix, pero que están paseando por ahí y no son usuarios registrados. Ingresan a ver diferente material, como los backstages, algunas obras de visualización gratuita o a ver la oferta que tenemos.

 

—Implementaron una metodología de giras virtuales, en donde las obras se van estrenando por zona.

 

—Sí. Eso sucedió con la obra "Mucho", que la semana pasada se estrenó en Cuyo de manera virtual, por supuesto. Ellos estaban por salir de gira, entonces quedó congelada esa idea, pero el concepto de ponerlo otra vez en cartelera al espectáculo pudo hacerse porque ya lo tenían filmado. Esto les permitió realizar la gira que no pudieron hacer de manera presencial. Y el tema de la promoción se hace por zonas. Además, en el caso de ellos, adaptan la previa del espectáculo a cada provincia, con chistes que tienen que ver más con lo regional.

 

—¿Tienen en cartelera obras del interior?

 

—No. Se necesita mucha producción de cámaras y distintos requerimientos de tecnología, por eso no hemos podido hacerlo. Queríamos coordinar con los ministerios de Cultura. Hemos tenido algunas reuniones, pero desde hace unos años nuestro país está atravesado por crisis y para estas cosas no hay oído.

 

—¿Cuáles son las obras más vistas?

 

—Hay tres o cuatro obras que lideran el ranking desde que arrancamos. "Un rato con él", de Julio Chávez; las de Martín Bossi; "Terapia amorosa", interpretada por Benjamín Vicuña, Violeta Urtizberea y Fernán Mirás. Del off también hay obras muy vistas como "Yo no duermo la siesta" o "La visión de la familia Coleman".

 

 

 

Comentá vos tambien...