21.3°SAN LUIS - Martes 22 de Septiembre de 2020

21.3°SAN LUIS - Martes 22 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Los calefactores vienen con aumentos de hasta un 40%

Los comerciantes aseguran que trabajan con stock limitado y que se les complica reponer la mercadería.

Por redacción
| 06 de junio de 2020
A la espera. Los vendedores señalan que los clientes recorren varios locales antes de comprar un artefacto. Foto: Martín Gómez.

Aunque todavía quedan más de diez días para el comienzo del invierno, las temperaturas mínimas de esta semana obligan a mirar de reojo los calefactores que están en las vidrieras. Un sondeo de El Diario de la República permitió comprobar que los artefactos vienen con hasta un 40 por ciento de aumento en relación con el precio del año pasado. Los comerciantes aseguran que trabajan con bajo stock y que tienen dificultades para reponer la mercadería.

 

 

El panorama es similar en distintas casas de electrodomésticos. Ya no están los stands repletos de microondas ni de televisores, ya que las fábricas están paralizadas desde que se decretó el aislamiento obligatorio.

 

 

El gerente de Naldo Lombardi, Nicolás Coriza, precisó que esta semana los puntanos comenzaron a consultar sobre los costos de los artefactos. Señaló que en caso de querer calefaccionar un comedor de una casa de barrio, lo mejor es usar los que no tienen salida al exterior. El de 3 mil calorías ronda los 9.700 pesos, mientras que uno balanceado, con cañería que atraviesa la pared y elimina la combustión al exterior, con las mismas características, sale 11.500. Estos últimos se pueden utilizar en pasillos o dormitorios.

 

 

Si alguien quiere artículos más económicos están las estufas en sus distintas versiones. Las de dos velas están en 2 mil pesos, los caloventores a $2.500 y las halógenas giratorias a $3.500. El gerente destacó que por el momento tienen stock, pero que no saben si van a reponer ya que algunas fábricas no producen a causa de la pandemia.

 

 

Precisó que algunos hacen un esfuerzo y optan por llevar aires acondicionados frío-calor, porque a la larga les resulta más barato que un calefactor. “Un calefactor de 5 mil calorías sale cerca de 15 mil pesos y un aire parte de los 30 mil. Terminan amortiguando el precio y lo usan todo el año”, expresó Coriza, quien aseguró que los artículos tuvieron una suba de hasta un 40 por ciento.

 

 

En Megatone, los artículos que más salen son las estufas eléctricas, que al igual que los calefactores sufrieron un incremento del 30 por ciento. En coincidencia con Coriza, el gerente del local, Darío Domínguez, destacó que trabajan con stock reducido, ya que entran pocas unidades y las fábricas no producen. Los que quieran comprar un caloventor o estufa a vela deberán contar con 2.400 a 4.500 pesos; los que prefieran de cerámica tendrán que gastar un poco más, estos van desde los 7 mil a 10 mil pesos, son más estéticos y se pueden colocar en la pared. Otra característica es que el consumo es más mesurado, irradian calor y tienen un termostato que se apaga cuando la habitación llega a la temperatura ideal.

 

 

Sobre los calefactores señaló que uno sin salida al exterior de 2.500 calorías está en 9 mil pesos y sirve para una habitación de tres por cuatro; si se busca calentar ambientes más grandes, recomendó el de cuatro mil. Domínguez comentó que un tiro balanceado de iguales características ronda los 12 mil pesos. Con respecto a los aires detalló que uno frío-calor de 3.500 frigorías cuesta 30 mil pesos. “Se venden mucho más. La mayoría no cuenta con gas natural y esta es una buena opción”, dijo el comerciante.

 

 

El gerente de Ribeiro, Diego Lucero, comentó que en su local los equipos de calefacción más buscados son los eléctricos, ya que algunos hogares no cuentan con la instalación de gas natural. Los caloventores, radiadores, vitrocerámicos, estufas de cuarzo y halógenas pueden ir desde los 1.300 hasta los 13 mil pesos.

 

 

En el caso de querer calentar, por ejemplo, el comedor de una casa de barrio aconsejó usar un artefacto de 2 mil a 3 mil calorías.

 

 

Los aires en Ribeiro van desde los 35 a los 60 mil pesos. Lucero manifestó que a la hora de comprar hay que calcular los metros cuadrados del ambiente donde se colocará.

 

 

Al igual que en las otras dos casas de electrodomésticos, tienen inconvenientes con la mercadería. “Vendemos lo que nos quedó antes de la cuarentena. Muchos de los productos son importados y no sabemos cuándo volverán a ingresar”, señaló el gerente. Dijo que la suba fue del 40 por ciento.

 

Comentá vos tambien...