17.2°SAN LUIS - Martes 04 de Agosto de 2020

17.2°SAN LUIS - Martes 04 de Agosto de 2020

EN VIVO

Meses cruciales para la COVID-19 en Latinoamérica

Por redacción
| 03 de julio de 2020

Varios países de América Latina están cerca de su pico de casos de COVID-19 y toda la región se encuentra “en medio del fuego” ante el coronavirus, según proyecciones de la Universidad de Washington difundidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

 

Bajo las condiciones actuales “Chile y Colombia verán el pico de casos de aquí a la mitad de julio, mientras que Argentina, Bolivia, Brasil, Guatemala, Honduras, México, Panamá y Perú lo verán en algún momento de agosto”, dijo la OPS.

 

Países donde la pandemia ha progresado más lentamente, como Costa Rica, podrían encontrar su pico de casos en octubre, dijo la responsable.

 

El nuevo coronavirus, que llegó a América Latina el 26 de febrero con el primer caso confirmado en Brasil, contagió ya a 2,4 millones de personas en la región y cobró más de 112.000 vidas, según datos al 30 de junio. De acuerdo con los modelos que maneja la filial regional de la (OMS), América Latina y el Caribe tendrá más de 438.000 muertos por coronavirus para el 1º de octubre.

 

Pero “es importante enfatizar que estas proyecciones se convertirán en realidad solo si las condiciones actuales se mantienen. Esto significa que los países pueden cambiarlas si toman las decisiones correctas e implementan medidas de salud estrictas y comprobadas”, aseguró el organismo.

 

Para la OMS, la región está “en medio del fuego” y todos los países deben prepararse para al menos otros tres meses de casos.

 

Por ello “deben tomar y actualizar decisiones considerando las condiciones de salud, así como las económicas, para minimizar el impacto de la pandemia, especialmente en aquellos que viven del trabajo informal”.

 

La vigilancia y control deben extenderse a otras enfermedades transmisibles, como la gripe que avanza en el extremo sur del continente, e igualmente ante el dengue que azota sobre todo a Brasil, y el zika.

 

En la región, los mayores focos de COVID-19 están en Brasil, con más de 1,4 millón de personas infectadas y 60.000 muertes; Perú, con 285.000 casos y 9.677 decesos; Chile, con 282.000 casos y 5.800 fallecidos; y México, con 226.000 contagiados y 28.000 fallecimientos, según la Universidad Johns Hopkins.

 

La OPS sostuvo que los países que planean relajar las medidas de confinamiento deben adoptar un enfoque escalonado, basado en las condiciones locales y estar preparados para imponer nuevamente medidas preventivas si la situación epidemiológica cambia.

 

“La clave es pensar tanto a nivel nacional como local y basar las decisiones en los últimos datos. Cuanto más granular sea nuestra comprensión de dónde ataca el virus, más dirigida será nuestra respuesta”, destacó la OPS.

 

Subrayó que “los países, estados y ciudades que no adoptan medidas preventivas, o relajan las restricciones demasiado pronto, pueden verse inundados de nuevos casos”.

 

Para los expertos “el tiempo es crítico, se debe abrir gradualmente, adoptando un enfoque escalonado que se base en una sólida vigilancia, la información procedente de los datos y una mayor capacidad de seguimiento de contactos y prueba”.

 

“Si la situación cambia y las infecciones aumentan, las localidades y los países deben ajustar el rumbo rápidamente”, añadió.

 

En el área que se desea abrir “la transmisión debería estar disminuyendo de manera sostenible, las muertes deberían reducirse y las tasas de ocupación de las camas hospitalarias deberían ser bajas” antes de relajar las restricciones, dijo Etienne.

 

Serán meses cruciales para Latinoamérica y su lucha contra la pandemia.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...