18.8°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

18.8°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Villa Mercedes: en el 365 Viviendas, los vecinos montan sus primeros comercios

Despensas, verdulerías y panaderías son algunos de los rubros que eligieron los flamantes residentes.

Por redacción
| 10 de agosto de 2020
Felices. Fabiana y su esposo abrieron su verdulería el martes. De a poco van sumándole productos al local. Fotos: Héctor Portela.

La alegría por un nuevo comienzo abunda en las calles del barrio 365 Viviendas. Eso se refleja en las sonrisas de los vecinos y vecinas que de a poco terminan de mudarse y empiezan a darles vida a sus proyectos. A tan solo nueve días de que la Provincia inaugurara el flamante complejo habitacional, ya hay residentes que abrieron sus primeros comercios y apuestan al mercado local.

 

Despensas, verdulerías, panaderías y pequeños kioscos son algunos de los negocios que "levantaron la persiana". En un recorrido que hizo El Diario por el barrio, registró que hay al menos unos quince locales a lo largo del predio de la exfábrica Lanín e incluso hay hasta tres por cuadra.

 

Una de las primeras en animarse fue Gisel Ledesma. La mujer y su esposo invirtieron sus ahorros para comprar mercadería y, así, armar su primer emprendimiento. "Lo hicimos para ver cómo nos va. Hasta ahora hay mucho movimiento y eso nos pone contentos. Estamos en una de las calles principales y casi al inicio, por lo que pasa gente constantemente. Nos sentimos muy felices", expresó.

 

En movimiento. Hay al menos unos quince comercios en el nuevo barrio. 

 

Walter Aguiar es otro de los residentes que tiene su propio almacén, pero es una actividad que hacía antes de recibir su casa. "Lo teníamos en la calle Chile, casi Pringles. Por suerte pudimos traerlo para acá y continuar con nuestro trabajo. Tenemos de todo un poco, desde verduras hasta pan y bebidas. La gente está viniendo, ojalá siga así", dijo esperanzado. Walter contó que se turnan con su esposa e hijos para atender, pero que reciben la ayuda de su mamá y su sobrina, quienes vienen de otros barrios para darles una mano.

 

Aunque el rubro más elegido es el de los alimentos, la venta de artículos de limpieza también repunta. Leonardo Agüero y Vanesa Domingo comercializan detergente, lavandina, escobas, trapos de piso, entre otros productos. El matrimonio comentó que están en el mercado desde hace algunos meses y que se iniciaron para poder sustentarse. "Por ahora es el único ingreso fijo que tenemos, eso nos ayuda bastante. Yo soy pintor, pero con la pandemia no he podido trabajar mucho, esperemos que nos vaya muy bien", dijo Agüero y añadió: "Nos sentimos bendecidos y afortunados. Hace un tiempo que ansiábamos tener nuestra casita para poder dejarle algo a nuestros hijos".

 

La apertura de los comercios permite que, a su vez, las familias puedan planificar ampliaciones. Macarena López abrió su pequeña panadería el martes pasado, pero luego fue sumando otros artículos. Además, mencionó que junto a su marido venderá su moto para comprar más mercadería. "Tener nuestra casa nos da ganas de crecer, de poder mejorar e incluso construir. La idea es armar un garaje grande y ahí poder atender mejor", dijo.

 

De todo un poco. Los Agüero apuestan a la venta de artículos de limpieza. 

 

Fabiana Ortiz compartió el mismo sentimiento. "Esperamos poder cerrar la casa. De a poco vamos activando y conociendo a los vecinos. Teníamos el negocio en el barrio El Criollo, donde vivíamos antes. Pensábamos dejarlo ahí, pero nos queda lejos, así que decidimos hacerlo acá", comentó la joven que vive con su esposo y sus dos hijos.

 

Comentá vos tambien...