15°SAN LUIS - Miércoles 24 de Abril de 2024

15°SAN LUIS - Miércoles 24 de Abril de 2024

EN VIVO

La Toma pedía que se realizaran obras para su crecimiento

Necesitaban ampliar la planta de energía y agua potable. Además, reclamaban la construcción de un hospital.

Por redacción
| 04 de agosto de 2020

Ante el desarrollo de la localidad de La Toma, el Municipio realizó en agosto de 1970 un informe de sus necesidades para presentarlo al gobierno provincial. Necesitaba, por entonces, solucionarlas con urgencia para el bienestar y la prosperidad de la población.

 

Los trabajos que tenían que ejecutarse estaban relacionados a la planta de energía eléctrica, que debía aumentar su potencia; los problemas viales, la ampliación del Centro Cívico, la promoción y asistencia de la comunidad, el agua potable y la sanidad pública.

 

El intendente de La Toma de esa época, Arturo Villoud, debía entregar el documento al gobernador de facto brigadier Enrique Pedro Viola, quien estaba en el cargo en forma interina.

 

El Diario de San Luis (hoy El Diario de la República), en sus páginas del 4 agosto de 1970, describió que La Toma estaba en un proceso de crecimiento y evolución hacia la industrialización. Uno de los problemas fundamentales era que se enfrentaba al incremento de la localidad, pero este era obstaculizado por la insuficiente provisión de energía.

 

 

Electricidad

 

En esa época, la planta de la Empresa Provincial de Electricidad estaba dotada de tres grupos electrógenos que tenían una capacidad de 1.520 caballos de fuerza (HP) para toda la localidad. De acuerdo a un relevamiento en los cuatro establecimientos industriales de mayor consumo de la zona, la conclusión era que se necesitaba para su funcionamiento un total de 1.040 HP.

 

El periódico graficaba que si se tenía en cuenta que los talleres de artesanías en mármol necesitaban una potencia de 480 HP, se demostraba que entre los trabajos de estos últimos y el de las fábricas se consumía casi la totalidad de la potencia disponible. Había que sumarle también el gasto urbano, comercial y de los múltiples talleres  mecánicos y metalúrgicos.

 

La nota argumentaba, y con razón, que en ese entonces la empresa distribuidora de energía se veía obligada a reparar alguna de sus máquinas y debía solicitarles a las fábricas, que más suministro utilizaban, la paralización parcial de su actividad para bajar el consumo, hasta que se solucionara el problema. Esto daba cuenta que la localidad necesitaba ampliar la planta con vistas al incremento de electricidad en el futuro.

 

 

Problema vial

 

El Diario precisaba que La Toma era un punto de convergencia geográfica de una extensa zona de influencia, que proveía la materia prima que industrializaban las fábricas locales. Este gran sector de actividad centrada en la localidad tenía la mayoría de sus vías de acceso de tierra deteriorada por el desgaste natural.

 

Por eso, en el informe sugerían que le entregaran en forma permanente al Municipio una máquina motoniveladora para poder mantener en buenas condiciones todas las rutas de tierra, que confluían hacia esa zona.

 

 

 

Centro Cívico

 

El Centro Cívico de la localidad había sido inaugurado en 1938. El crecimiento demográfico de la población y sus necesidades de ese tiempo imponían en forma urgente la modernización y ampliación de sus instalaciones administrativas.

 

Con esas obras, se podría cubrir con eficiencia la demanda de los vecinos, que era impulsada por un permanente progreso.

 

 

Promoción de la comunidad

 

El matutino destacaba que las instituciones sociales, culturales y deportivas que existían habían realizado obras de importancia en base a sus esfuerzos y al espíritu de iniciativa de sus respectivas autoridades y masas de afiliados.

 

El informe precisaba que la función de los clubes locales era generosa, ya que sus esfuerzos e instalaciones fueron aprovechados por las cooperadoras escolares y todas las instituciones de bien público que tuvieran necesidad de utilizar estas entidades; se ofrecían sin ninguna clase de trabas ni condiciones a toda la comunidad.

 

 

Agua potable y salud

 

Las últimas ampliaciones de la planta de agua potable habían sido inauguradas a mediados de la década del '50. Para 1970, esas obras eran insuficientes para suministrar un normal abastecimiento del líquido a toda la población, indicaba El Diario.

 

Era necesario que el Gobierno de la Provincia interviniera para brindarle una solución al problema, debido a la escasez del servicio para sus habitantes.

 

El informe sugería la construcción de una represa o dique sobre el río Rosario que permitiera en forma regular el crecimiento en primavera y verano, utilizándolo como fuente de abastecimiento del líquido elemento.

 

Asimismo, los vecinos de la localidad de La Toma esperaban que a la brevedad se ejecutaran la ampliación de una sala de salud que tenían y la construcción de un hospital, que era indispensable para la zona.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo