24°SAN LUIS - Domingo 05 de Diciembre de 2021

24°SAN LUIS - Domingo 05 de Diciembre de 2021

EN VIVO

Un sábado tropical en el IV Centenario

Con el género bailable como predominante, el encuentro musical retornó con la convocatoria intacta.  

Por redacción
| 16 de octubre de 2021
La música se apoderó del Anfiteatro del Parque IV Centenario. Fotos: Héctor Portela.

Con un anillo de feriantes que costeaba el Anfiteatro del Parque IV Centenario y el sol aún abarcando la mitad de las gradas, el festival "Cultura en el Parque" tuvo su edición reinicial. La gente que se acercó desde temprano al predio no previó un desenlace inesperado, que se dio a conocer pasadas las 21, con El Crack Cumbiero arriba del escenario.

 

Un imprevisto familiar obligó a Luis Soloa a suspender la presentación que iba realizar este sábado en el regreso del festival. Un accidente que sufrió la hija del cantante hizo que el artista —con lógica preocupación— decidiera abandonar el predio para estar enterado de la situación de su descendiente.

 

El inesperado final hizo que la fiesta no fuera completa, pues el público se quedó sin su artista favorito. De todos modos, cuando los locutores tuvieron la difícil tarea de dar la mala noticia, la gente aplaudió en una nueva demostración de cariño para Soloa.

 

El recital de Luis iba a ser el regreso del Grupo Pasión a los escenarios luego del impasse pandémico. Hasta ahora, el popular cantante se había presentado con formato reducido en diversos bares de la ciudad.

 

Unas dos mil personas esperaban el reencuentro con su ídolo, que quedó trunco por el episodio. Viviana Carranza, una de las conductoras de la tarde, fue la encargada de enviar desde el escenario el mensaje de disculpas que Soloa le dejó a la gente antes de retirarse de la carpa de los artistas, ubicada detrás del escenario. "Estamos preocupados", dijo la locutora.

 

Antes de eso, el público vivió una tarde con momentos de mucha alegría, aunque cuando se anunció la suspensión del que iba a ser el número de cierre, un manto de preocupación cayó sobre el auditorio.

 

En la primera tarde, con la primavera a flor de piel, el aire se llenó de danza, música y algodón de azúcar en el espacio verde del sur de la ciudad, escenario de todos los encuentros de "Cultura en el Parque".

 

Jardineros para los más chicos con distintas temáticas, macetas adornadas con pinturas de flores y mates de madera, con la inscripción “Feliz día, mamá”, fueron algunas de las artesanías que expusieron los cerca de 10 puestos que acompañaron al festival, en su mayoría parte de MADA, el mercado de artesanías reunido por el Programa Cultura.

 

En una esquina se destacaba un barbero con un delantal negro y marrón que deslizaba unas tijeras por las asas, cual ninja de la peluquería. Los otros protagonistas fueron las figuras en miniatura y caricaturizadas de Berta Vidal de Battini, Antonio Esteban Agüero y Juanón Lucero, que estaban apostadas en el colorido stand del programa organizador.

 

A las 18:30 los primeros en pisar el escenario fueron, como no podía ser de otra manera, los integrantes del ballet de Sueños del Arte. El grupo es un participante casi obligado del ciclo que, en 2019, se hacía a razón de un sábado al mes y que ayer volvió a copar sus plateas.

 

Luego, los conductores le dieron pie a la presentación infantil de la jornada con Majo y Los Unicornios. El color y el tul, en forma de polleras en tonalidades flúo y vinchas con cuernos y pequeñas orejas, alegraron la tarde con sus movimientos al compás de coreografías que alentaban a los niños a convertirse en estatuas o representar con el cuerpo formas de utensilios de cocina.

 

Majo Pérez Rossi aprovechó la oportunidad para interpretar por primera vez en vivo su nuevo sencillo “A mover el esqueleto”, un rock infantil. Además, destacó a las embarazadas y a quienes fueron madres recientemente con el tema “En la panza de mamá”.

 

Con los últimos rayos de sol, llegaron los adultos mayores del ballet Guardia Gaucha, de El Volcán. Un abanico de polleras marrones con volados floreados inundaron el lugar. Las mujeres, que tenían una flor de tela como tocado, ocuparon sus posiciones para interpretar tres piezas en pareja; ellos estaban con sombreros de ala ancha en beige, pañuelo negro al cuello y rastras.

 

Los bailarines interpretaron una zamba, una chacarera, una cueca y un gato, y los toques delicados entre las duplas se concretaban a través de los pañuelos blancos que, a un ritmo constante, se alejaban y acercaban de sus pares acorde al género folclórico interpretado.

 

Romántica y sublime, Viveka Rosa llegó al anfiteatro con un repertorio de clásicos que resonaron en el alma de los nostálgicos. La villamercedina sabe de pasiones y agradecimientos, y lo demostró con canciones de Sandro, Raphael, Rocío Jurado y Eladia Blázquez. La luna comenzó a brillar de a poco con la interpretación de "Penumbras" y "Honrar la vida".

 

Antes del próximo número, los locutores —a Carranza la acompañó Juan Cruz Herrera— interactuaron con el público, nombraron a los barrios representados y encontraron entre las gradas a personajes como Juan Manuel "El Ángel Tropical", entre otros.

 

El interior de la provincia nuevamente puso su cuota con la presencia de Santiago Tello. El tomense llegó con su elegancia y una banda que lo acompañó con canciones de cumbia de bandas reconocidas como Amar Azul e hizo levantar a la gente de sus asientos para bailar junto a sus pares.

 

También se tomó un momento para homenajear a las madres que hoy festejan su día con "La ropa de mi madre", una canción de Gary.

 

El cuarteto no podía faltar en el repertorio de Santiago, quien movió las caderas con "El bombón asesino" y "El parrandero", los dos temas que cerraron la presentación.

 

Una leyenda de la movida tropical puntana llegó pasadas las 20:30. María Ascencio y Las Morenas armaron sus instrumentos, su teclado característico y la orquesta que las acompañó con algunos problemas en el sonido, pero la alegría correspondiente.

 

Canciones propias como "La Balandra" y temas de Selena, Luis Miguel y Gilda, entre otros artistas, armaron el repertorio con la cumbia puntana y sus sonidos movedizos como punta de lanza. Las muchachas se animaron a reversionar el clásico del folclórico "Eterno amor", de Los Manseros Santiagueños.

 

María fue otra de las artistas que le dedicó una canción a las madres. Durante la interpretación, la cantante se emocionó hasta las lágrimas.

 

La noche culminó con la presentación de El Crack Cumbiero, la orquesta de cumbia de barrio que con gorras y camperas rompevientos coronó la fiesta en la zona sur. Liderados por Luciano "Franklin" Martínez y el locutor que le terminó de poner entusiasmo a la velada, cantaron una seguidilla de temas de referentes de la cumbia villera. Muchos de los presentes se quedaron para bailar sus canciones y disfrutar de la leve brisa que trajo el aire primaveral.

 

Sobre el final de la noche, Silvia Rapisarda, la jefa del Programa Cultura, señaló que la edición de ayer de "Cultura..." fue la del reencuentro y anunció que el 30 de este mes y el 20 del próximo habrá nuevas ediciones, con grupos locales en la grilla.

 

Comentá vos tambien...