SAN LUIS - Domingo 26 de Junio de 2022

SAN LUIS - Domingo 26 de Junio de 2022

EN VIVO

Valentina Polanco: “Durante la pandemia trabajé muchísimo para este presente”

Es la primera mujer de San Luis en romper la barrera de los 12" en los 100 metros llanos.

Por Maximiliano Molina
| 30 de octubre de 2021
Una ganadora. Es una atleta que tiene mucho potencial. La sanluiseña no para de romper récords. Foto: Gentileza.

Las marcas, los podios y las alegrías de los últimos tiempos son claves para contextualizar el gran momento deportivo que vive Valentina Polanco, de 19 años.

 

Quizás un paso importante fue vestir los colores de la Selección Argentina en el Sudamericano U20 en Lima, en julio, en donde fue finalista en 100 m llanos. Allí la joven velocista de San Luis no tuvo una actuación brillante, pero posiblemente esa experiencia internacional le permitió pegar un salto en su rendimiento.

 

A mediados de septiembre, en el Nacional U23 en el Cenard fue campeona en 100 m con vallas con 14.25 —serie—, subcampeona en 100 m llanos con 12.03 —serie—; y bronce en 200 m con 25.20. En todas las pruebas con mejor marca personal hasta ese momento.

 

Y siguió. A principios de octubre, en el Nacional U20 en Resistencia logró la triple corona: campeona en 100 m, 200 m y 100 m con vallas. En 100 m llanos logró 11.80 en la serie y 11.77 en la final, pero en ambas carreras hubo viento ilegal. De todas maneras, la alegría mayor fue en 100 m con vallas, en donde la puntana detuvo el reloj en 13.84, batiendo así el récord juvenil que mantenía Beatriz Capotosto desde hacía casi cuarenta años (13.87, el 15 de noviembre de 1981 en Santiago de Chile); y también estableció la mejor marca de la prueba para el historial de los Campeonatos U20 y se instaló entre las diez mejores del ranking nacional absoluto en la especialidad en Argentina.

 

Y hay más. El último capítulo de Polanco fue el pasado fin de semana en Santiago de Chile. Allí participó en el Grand Prix Sudamericano “Orlando Guaita”, y en 100 m llanos detuvo el reloj en 11.85 y se convirtió en la primera mujer de nuestra provincia en romper la barrera de los 12 segundos.

 

En pocas semanas Valentina no paró de romper récords.

 

—¿Cómo explicás este momento que estás viviendo?

 

—Cuando empezó la pandemia me propuse encontrarme con la ‘Pola’ (NdR: así le dicen a Valentina en el ambiente del atletismo) de 2017, que entrenaba a full y lograba todos los récords. Sabía que era capaz. Trabajé muchísimo hasta ahora y valió la pena para llegar a este presente.

 

 

—¿Qué pasó en 2018 y 2019?

 

—Al principio tuve un bajón porque no me empezó a ir tan bien. Sentía que estaba estancada, y además a partir de eso también dije ‘quiero disfrutar de mi adolescencia’. Entonces esos años estuve con mis amigas, salí y estudié, porque en 2017 me dediqué a pleno al atletismo y hasta dejé de lado un poco el colegio.

 

 

—Y volviste…

 

—Cuando me propuse retomar con todo, el principal objetivo a inicios de 2020 era Binacionales, porque quería las tres medallas de oro —100 m, 100 m con vallas y 200 m—. Trabajamos para eso con mi entrenador (Pedro Nadal). Vino la pandemia y esas metas pasaron para este año.

 

 

—Si bien lograste muchos títulos, también conseguiste correr debajo de 12” en los 100 m. ¿Cómo viviste esa carrera en Chile?

 

—En el Nacional U20 corrí en 11.77 pero con viento ilegal, y me sentía bien para bajar los 12" en Chile, pero es algo que no sabés porque cada carrera es distinta. Estábamos por entrar al taco y cuando dicen 'corredoras a sus marcas' todas empezaron a gritar, se pegaban en las piernas, yo dije ‘acá me van a sacar a correr en serio’. Como que me dio cierta presión. Largué y como iba por el andarivel 8 no veía nada. Normalmente cuando vas al medio tenés referencia de las otras corredoras, pero por afuera no, y no podés mirar al costado porque si lo hacés perdés tiempo.

 

—¿Y cómo te enteraste del bronce y de la marca?

 

—Algo que me pasó es que me sentí bien en la partida, pero arriba, en los últimos metros, estaba como fatigada. Sentía que mis brazos iban más lentos que mis piernas y no podía coordinarlos, y eso me hizo dudar la marca, aunque me había sentido bien en los primeros metros. Cuando terminó pensé que era quinta o sexta. Escuché por el parlante el tercer puesto y fue una sorpresa, y luego la marca: '11', y se cortó el audio. Entonces salí corriendo a preguntar y una amiga me confirmó el 11.85. Estaba muy feliz.

 

"Como vengo corriendo bien, la idea en la Copa Nacional U23 es intentar hacerlo en mi registro o mejorarlo, obviamente", dijo Valentina. Foto: Gentileza. 

 

 

—Y también llegó la alegría en la posta 4x100 m, con triunfo y quinta mejor marca histórica de Argentina.

 

—La posta fue muy improvisada. Nos llamaron a las cuatro para viajar (NdR: Polanco, la puntana Leslie Lucero y las porteñas Florencia Lamboglia y Melanie Rosales) y nos dijeron: 'Corran individual y después la posta', y como estábamos solas, al relevo lo armamos entre nosotras. Entonces la noche anterior nos juntamos en la habitación y lo charlamos. A Florencia, que es la más experimentada, le preguntamos cómo pensaba ella que debíamos correr, y empezamos a hablarlo: quién quería partir, quién cerraba, y corrimos. Tampoco lo practicamos, los pases salieron porque calculamos 18 a 20 pasos, y nos íbamos ajustando sobre la marcha, como pudiéramos. La idea era que no se cayera el testimonio ni pasarnos de la zona. Pudo haber salido mejor si lo practicábamos, pero por cómo se dio, no podíamos pedir más.

 

 

—¿Sentís el reconocimiento a nivel nacional?

 

—Yo trato de no darle importancia, pero Pedro, mi entrenador, me lo dice siempre. Ahora entramos a una nueva zona. Después de los récords ya siento más atención. Nos tienen en cuenta para Campus, si queremos ir a entrenar al Cenard, podemos. Además se abren puertas a torneos internacionales.

 

 

—Y siguen los desafíos.

 

—Sí, este fin de semana está la Copa Nacional U23 en Mendoza. Estaré en tres pruebas. Como vengo corriendo bien, la idea es intentar hacerlo en mi marca o mejorarla, obviamente. Después tengo un Campus de entrenamiento en San Juan, que estará bueno para aprovechar la pista sintética. Y luego se vienen los Juegos Binacionales.

 

Comentá vos tambien...