18°SAN LUIS - Jueves 09 de Diciembre de 2021

18°SAN LUIS - Jueves 09 de Diciembre de 2021

EN VIVO

El manifiesto de Marsella

Por redacción
| 08 de octubre de 2021

La humanidad alcanzó un punto de inflexión y la ventana de oportunidades para responder a estas emergencias interconectadas y compartir los recursos del planeta de forma equitativa está llegando a su punto crítico.

 

El congreso de conservación más influyente del mundo, reunido por primera vez desde el inicio de la pandemia de COVID-19, emitió su más dura advertencia hasta la fecha sobre la escalada de emergencias climáticas y de biodiversidad en el planeta.

 

El Manifiesto de Marsella, publicado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), añadió que “nuestros sistemas actuales no funcionan. El éxito económico no puede seguir siendo a costa de la naturaleza. Necesitamos urgentemente una reforma sistémica”.

 

El Congreso de la UICN actúa como una especie de parlamento mundial sobre los principales temas de conservación, en una combinación única de Estados, agencias gubernamentales, organizaciones no gubernamentales (ONG), organizaciones de pueblos originarios y miembros afiliados.

 

Sus resoluciones y recomendaciones no establecen políticas, pero le han dado forma a los tratados y convenciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el pasado y ayudarán a establecer la agenda de las dos próximas cumbres del foro multilateral: cambio climático y biodiversidad.

 

Las decisiones tomadas en el Congreso impulsarán la acción para hacer frente a las crisis de la biodiversidad y el clima en la década crucial que viene, y colectivamente, los miembros de la UICN enviaron un poderoso mensaje a Glasgow y Kunming.

 

La 26ª Conferencia de las Partes (COP26) sobre la convención de cambio climático de las Naciones Unidas tendrá lugar entre el 31 de octubre y el 12 noviembre en la ciudad galesa de Glasgow, y la 15ª Conferencia de las Partes (COP15) del Convenio sobre Diversidad Biológica tendrá lugar en la ciudad china de Kunming en abril y mayo de 2022.

 

El Congreso de la UICN, al que asistieron en Marsella cerca de 6.000 delegados, con más de 3.500 participantes en línea, fue inaugurado por el presidente francés Emmanuel Macron, quien afirmó en esa ocasión: “No hay vacuna para un planeta enfermo”.

 

Instó también a los líderes mundiales a asumir compromisos financieros para la conservación de la naturaleza equivalentes a los del clima, enumerando tareas como acabar con la contaminación por plásticos, detener la deforestación de las selvas tropicales erradicando sus materias primas en las cadenas de suministro y eliminar gradualmente los pesticidas.

 

El Manifiesto de Marsella destaca que algunos científicos temen que la emergencia climática “se acerque ya a un punto de inflexión irreversible”, pero también subraya la existencia de “razones para ser optimistas”.

 

“Somos perfectamente capaces de realizar un cambio transformador y hacerlo rápidamente… invertir en la naturaleza es invertir en nuestro futuro colectivo”, indica la declaración.

 

Entre las 148 resoluciones y recomendaciones votadas en Marsella, el Congreso pidió que 80% de la Amazonia y 30% de la superficie de la Tierra —tanto de superficie terrestre como oceánica— sean designados “áreas protegidas” para detener y revertir la pérdida de vida silvestre.

 

Los miembros también votaron abrumadoramente para recomendar una moratoria sobre la minería en aguas profundas y reformar la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, un organismo regulador intergubernamental.

 

El rotundo sí en el apoyo a una congelación global de la minería de los fondos marinos es una clara señal de que no hay licencia social para abrir los suelos marinos a la minería, dijo el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

 

El Manifiesto de Marsella señala el camino.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...