SAN LUIS - Sabado 21 de Mayo de 2022

SAN LUIS - Sabado 21 de Mayo de 2022

EN VIVO

El curso de tejido en telar ya les da una oportunidad de trabajo a 21 personas

Alumnas y alumnos recibieron certificados y mostraron los trabajos que efectuaron durante tres meses.

Por redacción
| 07 de diciembre de 2021
Exposición. Colucigno (tercera a la derecha) fue la profesora del taller. Foto: Prensa Municipalidad de Renca.

Quienes cursaron la primera etapa del taller de tejido en telares, propuesto por la escuela "Manuela Franco" de la Municipalidad de Renca, recibieron sus certificados y mostraron los trabajos que efectuaron durante los últimos tres meses. La iniciativa fue pensada para brindarles una salida laboral para que las y los talleristas puedan vender sus productos durante la fiesta del Cristo en mayo o bien a los turistas que visitan la zona en el año.

 

Veintiún personas (entre adultos y niños) recibieron su diploma por asistir al taller que dictaron en el predio de la Hostería de Renca, donde se reacondicionó una de sus salas para que cumpliera las funciones de aula. Las clases fueron gratuitas y las capacitaciones estuvieron a cargo de la docente, y especialista de extensa trayectoria en tejidos artesanales, Emilia Cristina Colucigno.

 

Así, dieron por concluido el ciclo lectivo 2021 que fue calificado de “exitoso y muy productivo”, algo que se vio reflejado en la cantidad de tejidos artesanales que fueron exhibidos por las tejedoras en la Sala de Situación de la Municipalidad de la localidad.

 

La jefa comunal, Romina Peralta, explicó que en la escuela de tejido artesanal convergen la historia y el futuro, y se rinde homenaje a las tejedoras del 1800. "Ellas eran sostén de hogar en la época de la Revolución de Mayo, ejerciendo la tejeduría, que era la principal actividad económica. Y es el futuro porque les estamos dando herramientas para aprender un oficio muy rentable. Vemos la cantidad de tejidos que lograron producir en tres meses y nos ilusiona mucho. Al igual que el taller de costura y confección de la Municipalidad, proponen salidas laborales y soluciones para muchos hogares", precisó.

 

Los asistentes aprendieron a trabajar en los telares de mesa, que son pequeños y tienen forma de triángulo, cuadrado, rectángulo y círculo. Al finalizar pudieron comenzar con los telares grandes, conocidos como el de María o de peine (como el que utilizaba Paula Albarracín de Sarmiento, la madre de Domingo Faustino Sarmiento).

 

"Aprendieron a confeccionar gorros, bufandas, chalinas y chalecos. La mayoría no tenía idea de tejer, algunas participantes lo hacían a crochet, pero en telar no. Todos estuvieron muy entusiasmados y tejieron bastante, en marzo continuaremos con la segunda parte del curso", detalló Colucigno.

 

La mayoría de las asistentes al taller fueron mujeres. También se sumaron un hombre y dos niños, que eran hijos de una de las alumnas que asistió. "Los chicos tomaron confianza con el telar y empezaron a confeccionar chales y bufandas", destacó.

 

"Algunas de las talleristas están confeccionando indumentaria para la fiesta del 3 de mayo, del Cristo de Renca, para venderla (no en todos los casos). A mí me pone bien que tengan esa inquietud de hacer cosas para uno y también para vender, porque puede ser una salida laboral", resaltó.

 

 

"Muy didáctica para enseñarnos"

 

Una vecina de Tilisarao, Blanca Bertello, manifestó que fue una experiencia muy linda y que la profesora fue muy didáctica para enseñar. "En poco tiempo hicimos varias cosas, nos preparó para manejar distintos tipos de telares hasta llegar al telar María, que tiene una trama artesanal más avanzada", describió.

 

La mujer se inscribió porque le agrada todo lo que sean prendas artesanales y su intención no es todavía vender sus productos. "Mi propósito era tener algo elaborado por mí en un telar en mi casa, veremos el próximo año cómo se presenta y por ahí puedo comercializarlos", dijo.

 

El único hombre que participó fue el director de la Escuela Rural Nº 361 "Granadero José Martín Lucero" del paraje Rincón del Carmen, Gustavo Ronchetti. "Cuando vi la convocatoria me pareció una propuesta muy interesante, no solo para aprender, sino para la ruralidad, para que se retomaran los trabajos en telares, que se fueron perdiendo con los años", señaló.

 

El docente destacó que lo importante de la escuela de tejido es que tiene casi todos los tipos de telares y de los más grandes, que son los más complejos de conseguir. "La técnica del telar permite realizar cualquier tipo de prenda y también es una salida laboral para la gente, a futuro. Esto es progresivo e interminable, porque brinda una posibilidad de aprender algo más y de animarse a crear, debido a que también está la cuestión artística donde uno puede terminar el diseño de lo que quiere hacer, entre otros".

 

Mercedes Rivarola, también vecina de Tilisarao, dijo que su participación fue una hermosa experiencia y continuará con la segunda parte del taller para adquirir más conocimientos sobre los distintos tipos de telares. "No lo hago como una salida laboral, que por otra parte en un futuro podría serlo, por ahora mi objetivo es seguir aprendiendo", manifestó.

 

Comentá vos tambien...