21°SAN LUIS - Jueves 29 de Septiembre de 2022

21°SAN LUIS - Jueves 29 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Realizado después de que se conocieran distintos casos en una clínica

Fue elaborado por la agrupación feminista "Mujeres que no fueron tapa", junto a profesionales de la salud.

Por redacción
| 12 de septiembre de 2021
Clínica denunciada. El compendio se puede descargar del Instagram de "Mujeres que no fueron tapa". Foto: internet.

La noticia de un abuso a una paciente en un sanatorio en Buenos Aires y su difusión a través de una cuenta de divulgación de temáticas feministas destapó una olla gigante de testimonios de mujeres que narraban humillaciones, violaciones, maltratos y abusos de poder en la salud. A raíz de esto fue que @mujeresquenofuerontapa, que trabaja en redes sociales sobre la reproducción de estereotipos en los medios, se puso al frente de un trabajo sin precedentes en el país, que terminó denominando “Compendio de consejos, recomendaciones y buenas prácticas para las consultas médicas”, y brinda recomendaciones escritas por médicas generalistas, psiquiatras, nutricionistas, enfermeras, odontólogas, entre otras profesionales de la salud.

 

“Mucho de lo que sucede no es más que la reproducción de las violencias a las que nos vemos sometidas todos los días en todos lados, potenciadas en estos casos, porque tienen lugar en un ámbito en el que los profesionales médicos tienen todo el poder que les otorga el saber y su presunta investidura y nosotras nos encontramos en una situación de extrema vulnerabilidad e ignorancia sobre los límites y los usos de las prácticas a las que somos sometidas”, explica el documento que difundieron desde la cuenta que fundó Lala Pasquinelli.

 

“Ante tanto atropello y violencia sentimos que teníamos que hacer algo. Que no alcanzaba con darle visibilidad a estas historias, que necesitábamos poner a circular información que pusiera en eje nuestro autocuidado. Todo eso nos llevó a pensar en la posibilidad de crear un documento que fuera construido colectivamente y que recogiera las recomendaciones de compañeras profesionales de la salud, con perspectiva de género, que quisieran aportar sus saberes”.

 

El trabajo está dirigido a mujeres y a todas las personas que han sufrido estos tipos de violencia y a las que no también. “Muchas de las situaciones narradas por las compañeras no son descuidos o torpeza, el profesional está abusando de su posición en forma deliberada, por eso y por nuestra posición frente a esto, este no es un documento que se dirija a los profesionales, la mayoría de los abusadores y violentos saben que lo que están haciendo es abusar y violentar, y lo tienen normalizado”.

 

Algunas de las recomendaciones, según especialidad médica, indican que por ejemplo en medicina general la paciente puede exigir, ya sea en una guardia o en consultorio con turno previo, ser atendidas por una profesional mujer. “En nuestro país, casi todos los servicios públicos de salud cuentan con personal femenino”.

 

En el caso de que en el consultorio, al momento de la consulta, haya demasiadas personas y esta situación nos genera incomodidad o malestar (estudiantes, practicantes, residentes, etc.), podemos pedir que las personas se retiren, porque tenemos derecho a una consulta privada y confidencial.

 

El documento se puede descargar desde el Instagram @mujeresquenofuerontapa.

 

Comentá vos tambien...