18°SAN LUIS - Sabado 21 de Mayo de 2022

18°SAN LUIS - Sabado 21 de Mayo de 2022

EN VIVO

Destacan que es conveniente tapar rollos de alfalfa con mantas

Probaron que de esa manera pueden conservar mejor sus nutrientes y evitar pérdidas económicas, bajando el impacto de las lluvias, la humedad del suelo y la radiación solar

Por redacción
| 16 de enero de 2022
Foto: INTA Informa.

El heno de alfalfa es un recurso forrajero fundamental en establecimientos bovinos de carne y leche, por algo San Luis lo viene promocionando entre sus productores desde hace tres años. Es importante trabajar en procesos que permitan mejorar su cosecha y almacenamiento hasta alcanzar la boca del animal. El grupo de Recursos Forrajeros del INTA Manfredi –Córdoba– probó que protegerlos con una manta es una estrategia productiva que permite conservar sus nutrientes y evitar pérdidas económicas. bajando el impacto de las precipitaciones, la humedad del suelo y la radiación solar.

 

La alfalfa es una pastura que aporta tanto fibra efectiva, como proteína bruta y energía metabolizable. En la Argentina, el heno de alfalfa es conservado aún en alto porcentaje en condiciones de intemperie, lo que ocasiona pérdidas muy importantes en kilos de materia seca y nutrientes.

 

“Una correcta confección del heno y almacenaje lograrían evitar este problema e incrementar la producción de carne y leche por hectárea”, destacó Gastón Urrets Zavalía, especialista en recursos forrajeros, quien agregó que este modo de cobertura “permite obtener la mayor cantidad de nutrientes vegetales al menor costo y con las menores pérdidas de heno en el proceso”.

 

Urrets Zavalía puntualizó que una buena cosecha y almacenamiento permiten también bajar los costos de alimentación al reducir los kilos necesarios de suplementación con grano de maíz u otro compuesto energético, recurso que es necesario cuando el heno es de menor calidad.

 

 

Probaron con rollos sin tapar, con otros con una red geotextil sobre el suelo y con un tercer testigo envuelto de arriba y abajo.

 

 

El ensayo contó con tres tratamientos representados, cada uno de ellos, por cuatro rollos en línea con otros de cierre en cada externo de la hilera, los cuales no fueron tenidos en cuenta en la evaluación, más un testigo que contó con tres repeticiones.

 

El primer tratamiento sin tapar y sobre el suelo, el segundo tapado con la red geotextil y sobre el suelo y el tercero con la misma red envolviendo los rollos tanto por arriba como por debajo. El testigo consistió en el tapado con plástico y aislado del suelo con pallets. La red geotextil utilizada es una manta no tejida, compuesta por fibra corta de poliéster.

 

Los rollos fueron almacenados bajo cada tratamiento en condiciones de campo y expuestos a las situaciones ambientales durante 17 meses. En ese lapso se evaluaron las prestaciones de la manta comparando con los distintos tratamientos, teniendo en cuenta la pérdida en kilos de materia seca (MS) por rollo y de nutrientes, en kilos de proteína bruta (PB) y megacalorías de energía metabolizable (Mcal EM) por rollo y por hectárea.

 

“Los tratamientos 2 y 3 obtuvieron mejores resultados, con diferencias significativas respecto al primero, ya que lograron reducciones de pérdidas de materia seca del 37,8% y del 32,7% respectivamente al compararlo con el último”, expresó el técnico.

 

Las mayores reducciones en pérdidas en kilos de MS por rollo y por hectárea se dieron en el testigo, que permitió reducirlas un 58% respecto a las presentadas por el tratamiento 1.

 

En cuanto a la reducción de pérdida de nutrientes, el tratamiento 2 ofreció  un 43,7% y el 3  un 33,8% con relación a las pérdidas totales de proteína observadas en el 1.

 

Comentá vos tambien...