SAN LUIS - Sabado 21 de Mayo de 2022

SAN LUIS - Sabado 21 de Mayo de 2022

EN VIVO

El Hospital Garrahan recibirá más medicamentos de la UNSL

La casa de estudios ya había enviado un lote de remedios para tratar trastornos del movimiento.

Por redacción
| 25 de enero de 2022
Orgullo. En la UNSL destacaron que se pueda trabajar de forma coordinada con la UBA y el Hospital Garrahan. Foto: UNSL.

Otros dos medicamentos fabricados por la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) para el Hospital Garrahan llegarán en breve a manos del centro de atención pediátrica de Buenos Aires, una vez que pasen el control de calidad de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Las partidas de enalapril y levotiroxina T4, que ya están en manos de la UBA, se sumarán a los 5 mil minicomprimidos de trihexifenidilo, un medicamento para tratar a niños con trastornos del movimiento, que ya fueron entregados al Garrahan

 

Además, “en unos quince días viajaremos a Buenos Aires para hablar nuevamente con el doctor (Fabián) Bontempo, del Garrahan, para que nos diga cuáles son las necesidades en las que hay que trabajar para el futuro", indicó la doctora Silvina Favier, investigadora y docente de la Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia de la UNSL.

 

Favier —integra el equipo del Laboratorio de Tecnología Farmacéutica de la Facultad, junto a los doctores Diego Cifuente, Claudia Ortega y Valeria Cianchino, y la magíster Cecilia Henestrosa— se manifestó orgullosa por el logro y aclaró que van a continuar produciendo trihexifenidilo. Este fármaco era elaborado en el país, pero los laboratorios dejaron de hacerlo, por eso es tan importante que la universidad puntana lo produzca.

 

La elaboración de ese medicamento “fue un pedido de ellos por un motivo muy particular, que no está en el mercado”, explicó Favier. “Por eso, cuando viajamos a Buenos Aires a fines de octubre (de 2021) nos pidieron del Garrahan que produzcamos este ingrediente farmacéutico activo”, abundó.

 

Señaló que los laboratorios privados comercializan ese medicamento para adultos. “Entonces, lo que hacían en la farmacia del hospital era moler el comprimido para adultos, ajustar la dosis y llevarla a una formulación líquida para poder administrarla a un niño”.

 

De modo que, para responder a la demanda, “en tiempo récord pudimos elaborar estos comprimidos con este ingrediente activo, fueron enviados a la UBA para que ellos hicieran el control de calidad y ya han podido entregarlos en condiciones”, dijo.

 

El trihexifenidilo “será utilizado en el Garrahan para tratar a pacientes con síndrome distónico, es decir, contracciones musculares involuntarias que ocasionan movimientos repetitivos o de torsión”, señaló Télam, la agencia de noticias del gobierno nacional.

 

Favier detalló que el enalapril y la levotiroxina que produjeron para el hospital pediátrico de la Capital Federal tienen las mismas características que ese otro medicamento: son de uso y administración pediátrica, porque son minicomprimidos bucodispersables.

 

El enalapril tiene la función de tratar la presión arterial alta y, en otros casos, la insuficiencia cardíaca. La levotiroxina, para la disfunción de la glándula tiroidea.

 

 

Un bien social

 

La fabricación y producción de estos medicamentos en la UNSL, para el hospital pediátrico más importante del país, fue posible gracias a un acuerdo entre la universidad nacional puntana, la UBA y el Garrahan.

 

“Las tres partes involucradas son tres entidades públicas. Como farmacéuticos, consideramos al medicamento como un bien social. Y en ese sentido es que las instituciones públicas deben dar respuesta a estas demandas tan puntuales”, sostuvo Favier.

 

“Uno, con el sistema universitario y científico, tiene que dar respuestas en el trabajo de publicación y demás —abundó—. Pero en este grupo de trabajo en particular nos hemos caracterizado por la transferencia, fundamentalmente. Es decir, lo que uno puede lograr es que se inserte inmediatamente, transferirlo a las necesidades de la sociedad. Eso es lo que hoy se llama proyectos de investigación, desarrollo e innovación”, dijo.

 

“Es un gran orgullo, un gran logro y una gran satisfacción juntar tres instituciones públicas para dar una respuesta inmediata a un problema puntual. Como profesionales, es haber llegado a la meta”, destacó la científica puntana.

 

Comentá vos tambien...