15°SAN LUIS - Viernes 01 de Julio de 2022

15°SAN LUIS - Viernes 01 de Julio de 2022

EN VIVO

Fomentan los boyeros solares en producciones de baja escala

Con una inversión de más de 5 millones de dólares, buscan aprovechar los recursos forrajeros, mejorar las pasturas, subir el kilaje de los animales y combatir los predadores.

Por redacción
| 22 de mayo de 2022
San Luis es pionera en el uso de las energías renovables. Desde hace años instala pantallas y heladeras solares en los parajes más alejados. Foto: INTA Informa.

El aprovechamiento de las energías renovables, como la solar o fotovoltaica, representa una gran oportunidad para disponer de alternativas que mejoren la sostenibilidad de los sistemas ambientales, productivos y sociales. Lo hace San Luis con el plan "Mi Energía Rural", que lleva pantallas y heladeras solares a los parajes que no cuentan con energía eléctrica. Y también el INTA y el Programa de Energías Renovables en Mercados Rurales (Permer), que impulsan el uso de la energía fotovoltaica, mediante boyeros solares, en emprendimientos rurales de pequeña escala ubicados en zonas aisladas de la red eléctrica.

 

INTA y Permer firmaron un convenio de cooperación técnica, del que también participa la Fundación ArgenINTA, para mejorar las condiciones de producción de pequeños productores rurales a partir del uso de la energía fotovoltaica en la producción.

 

Permer tiene como objetivo principal el abastecimiento de electricidad a personas que viven en hogares rurales y a servicios públicos de todo tipo, que se encuentran fuera del alcance de los centros de distribución de energía. Así, “junto con el INTA identificamos las principales necesidades y demandas respecto al manejo ganadero, luego elaboramos los pliegos de licitación con las especificaciones técnicas y, por último, nos abocamos a las capacitaciones –a técnicos del INTA y a productores– sobre el uso y la instalación de los boyeros solares”, señaló Luciano Gilardón, coordinador del proyecto Permer, quien subrayó que el avance del programa es posible gracias a un préstamo otorgado por el Banco Mundial. En la primera etapa se invirtieron U$S2.035.836, mientras que la segunda –antes de fin de año– alcanzará los U$S3.202.350. Los equipos solares permiten electrificar los alambrados que se utilizan en la cría de ganado, lo que representa una herramienta de gran impacto para optimizar la productividad de la tierra y el uso del tiempo de los productores familiares.

 

Los boyeros son de bajo costo y alto impacto, debido a que permiten aprovechar de manera más eficiente los recursos forrajeros disponibles, mejorar las pasturas, incrementar el kilaje de sus animales y proteger sus cultivos contra animales furtivos.

 

De hecho, con el objetivo de mejorar la productividad y las condiciones de vida de las familias rurales de todo el país, en 2019 el proyecto entregó 1.445 boyeros a emprendimientos de Salta, Jujuy, Tucumán, Corrientes, La Rioja, Córdoba y La Pampa. En este año se entregarán 2.795 equipos que beneficiarán a agricultores rurales de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Catamarca, Córdoba, Entre Ríos, Santiago del Estero, Chaco y Corrientes.

 

También se encuentra en curso una licitación para adquirir 2.633 equipos que serán entregados a productores rurales de Tucumán, Salta, San Juan, La Rioja, Jujuy, Mendoza, Neuquén, Chubut, Santa Cruz, La Pampa y Río Negro. Al menos por ahora, San Luis no está incluida en el listado.

 

En una serie de encuestas realizadas durante la primera etapa, productores de Salta y Jujuy señalaron que los boyeros solares ayudaron en la gestión de la producción, ya que facilitó la humanización del trabajo y la organización del tiempo, disminuyó la carga horaria de las labores, tuvo impactos en los rindes (aumento de pasturas y en la rotación de las mismas) y permitió el involucramiento de los jóvenes en el manejo y seguimiento de la herramienta.

 

Fuente: INTA Informa.

 

Comentá vos tambien...