37°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

37°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

EN VIVO

Ayelén Rosalez, una arquera de Selección y con mucha "Garra"

La puntana que ataja en Porriño está en San Luis. Hizo un balance de la temporada y de su experiencia mundialista.

Por redacción
| 08 de junio de 2022
Buena onda. Ayelén visitó la Redacción de El Diario de la República. Foto: Martín Gómez.

Ayelén Rosalez (27), la puntana que jugó el pasado Mundial de handball en España, está de vacaciones en San Luis. Es la misma piba que cuando estaba en la secundaria se fue a Villa Dolores para jugar en Comercio. Dejó el Club Handball San Luis para intentar dar un salto de calidad.

 

El miedo y la incertidumbre jugaron su papel, pero a pesar de ello tomó el desafío y con el bolso lleno de ilusiones, comenzó a escribir su propia historia. Después vino el paso por Municipalidad de Alta Gracia, hasta que se le abrió una puerta grande y se fue al Granollers de España. El presente la tiene en Porriño, club donde es figura y le sirvió para tener su chance mundialista. Su 1,81 metro y su enorme jerarquía bajo los tres palos le valieron para jugar un Mundial.

 

La arquera de La Garra aprovechó su descanso en tierra puntana, se hizo un tiempo y llegó hasta la Redacción de El Diario de la República para hablar de su presente y hacer un repaso por su último año deportivo.

 

 

—¿Qué balance hacés de la temporada?

 

—A nivel grupal no cumplimos los objetivos que teníamos marcados, pero a nivel personal crecí muchísimo. La convocatoria del Mundial ayudó bastante a ese crecimiento y motivación. 

 

 

—¿Vas a seguir en Porriño?

 

—Sigo en Porriño un año más.

 

 

—¿Cuáles fueron las sensaciones de haber jugado el Mundial?

 

—Muy buenas sensaciones; el Mundial me motivó un montón. Llevaba tiempo sin estar con los míos, y juntarme con La Garra, convivir esos días con ellas, hizo que mi casa no estuviera tan lejos. El Mundial fue increíble y también me dio ese empujón para continuar el año con un extra de motivación. 

 

 

—Llegaste a España, jugaste un Mundial. ¿Qué sueño te queda por cumplir?

 

—Ahora mismo no busco otra cosa que no sea seguir mejorando y aportando tanto al equipo como a la Selección mientras dure. 

 

 

—Cuando abrazaste está disciplina, ¿pensaste que ibas a llegar tan lejos?

 

—Para mí era un sueño y siempre trabajé, sacrifiqué cosas para mejorar y poder conseguirlo. Podía llegar o no, pero llegó y ahora lo disfruto. 

 

 

—Cuando jugaste el Mundial, ¿qué imágenes se te cruzaron?

 

—La familia, los amigos y sobre todo se me vino la imagen de mi operación en el tobillo seis meses antes. Sentí que todo lo pasado había valido la pena. 

 

 

—¿Qué Ayelén se fue a España y con qué Ayelén nos encontramos ahora?

 

—Se fue una Ayelén muy chica, adolescente, sin saber adónde iba a llegar, y ahora esta Ayelén sabe lo que quiere y dónde quiere llegar. 

 

 

—¿Qué mensaje le das a alguien que se inicia en el deporte?

 

—Que disfrute, que trabaje mucho para llegar donde quiera, pero que no se olvide de disfrutar.

 

El Mundial fue algo increíble y también me dio ese empujón para continuar el año con un extra de motivación (Ayelén Rosalez-arquera de Porriño y de la Selección Argentina)

—Hacía tres años que no venías. ¿Qué es lo que más se extraña?

 

—La familia, la juntada con los amigos. Me encantaría tenerlos a todos cerca.

 

 

—¿Qué significa el handball en tu vida?

 

—Es mi forma de vida. Crecí en el handball, y lo que soy hoy en día como persona es en gran parte gracias a este deporte y todo lo que lo rodea.

 

 

Disfruta sus días con su gente. Estar cerca de los suyos es como una caricia al alma. Se queda hasta fin de mes en San Luis y después regresa a España para defender los colores de Porriño. Ayelén Rosalez, después de tres años, volvió a casa. Estar con su familia es una inyección de ánimo para regresar con más fuerza y hacer una gran temporada, que le permita seguir siendo una jugadora de Selección.

 

Comentá vos tambien...