33°SAN LUIS - Domingo 04 de Diciembre de 2022

33°SAN LUIS - Domingo 04 de Diciembre de 2022

EN VIVO

"El concurso 'Los libros de Charlie' fue muy importante para mi carrera"

El autor que acaba de lanzar su primera novela recuerda que la mención especial en el certamen puntano le dio un impulso definitivo a su trayectoria. 

Por redacción
| 04 de julio de 2022
Jordi llegó a su primera novela.

En 2017, “Me fui”, un cuento de Jordi Cicely, ganó una mención especial en el concurso literario “Los libros de Charlie” y le dio al autor español el impulso que necesitaba para considerarse escritor. Con esa confianza, el gallego presentó hace pocos días “Mariela envenena mis sueños”, su primera novela. 

 

En el plan promocional del lanzamiento, Jordi se hizo un espacio para responder las preguntas de El Diario de la República.

 

 

¿Cómo surgió “Mariela envenena mis sueños”?  

 

Llevaba cinco años con mi blog literario “Cosas que te conté al oído” en el que escribí un montón de relatos. Al mismo tiempo escribía “Mariela envenena mis sueños”, mi primera novela. A medida que en el blog iba perfeccionando mi estilo, lo introducía en esta novela. Digamos que mi blog era como un ensayo, pero este creció mucho en cuanto a seguidores y repercusión, y esto me abrió muchas puertas para más tarde sacar mi novela.

 

 

¿De qué va la novela?

 

“Mariela envenena mis sueños” habla de la historia de apego e idealización hacia un amor que se marchó sin dar mucha explicación. Jairo es un escritor gallego que padece una gran crisis de ansiedad, después de que Mariela, su novia uruguaya, se haya marchado sin dar mucha explicación. Después de mucho tiempo padeciendo el dolor que ha dejado Mariela en su interior, decide marcharse por segunda vez a Guanabo, un pueblo de la costa habanera en Cuba y poder reencontrarse con Sandra, una chica cubana que conoció meses atrás en la isla y de la que apenas sabe nada, pero cree que es la única persona que puede quitarle a Mariela de su cabeza. Una vez en Cuba conoce a otro español, un alma atormentada llamada Ángel y que está en la isla porque su novia también lo ha abandonado. Mientras Jairo espera por Sandra, entablará una gran amistad con Ángel y juntos irán por las noches hasta una discoteca donde pasarán un montón de situaciones emocionales, al tiempo que intenta olvidar a Mariela y encontrar a Sandra.

 

 

¿Cuáles fueron sus intenciones al momento de escribirla?

 

He intentado hacer una historia que hable del apego, la idealización y sobre todo del dolor que causa el desamor, pero también del perdón y la curación definitiva de un duelo que dura ya demasiado. Todo esto bajo una visión masculina. Quise crear un lugar donde la desesperación y la esperanza se dan la mano, en el que el personaje principal es una esponja de emociones.

 

 

 –¿Cómo fue el proceso creativo?  

 

Muy destructivo para mí, al final me pasó factura psicológicamente, fueron cinco años tremendamente intensos, escribiendo, reescribiendo, corrigiendo y volviendo a recordar situaciones emocionales que eran una montaña rusa. Al mismo tiempo que también la escritura calmaba la ansiedad que padezco, por una parte, me daba la viva, pero por otra me la quitaba. Fueron tan fuertes los bajones que sentía, que tuve que dejar de escribirla por un tiempo, vaciarme de nuevo por el sufrimiento que pasé mientras la escribí. Con esto aprendí a escribir sin padecer lo que contaba, a separar la historia de mi vida real, fue muy difícil y casi no lo consigo… estuve apunto de volverme loco, como le ocurrió a Brian Wilson cuando componía el álbum “Smile” con los Beach Boys en el año '67. Era una historia que traía mucho dolor dentro y al final se ha extirpado, pero me costó mucho.

 

 

-¿En la edición pudo cambiar esa perspectiva?

 

--El proceso de edición fue lo mejor, lo disfruté desde el primer momento que me llamó Editorial Fanes para sacar “Mariela…” al público, todo fue genial y rodado. Necesitaba disfrutar de esta novela después de todo lo que pasó y llegó en el mejor momento, ya era hora de recoger los frutos después de tantos años. Viví cada segundo con una felicidad a la par que tranquilidad, como nunca había vivido en la escritura, fue una bendición, lo necesitaba.

 

 

–¿Es difícil editar una primera novela en España?

 

Es muy difícil y más con una obra como esta, que no encaja con lo que se lleva ahora en la literatura. Estamos en los tiempos de la novela negra, parece que solo quieren publicar historias que hablan de asesinatos y misterios, no les interesan historias tan emocionales y personales como “Mariela…”, además esta no es una novela que encaje en esta sociedad de lo políticamente correcto, porque “Mariela…” no lo es, ni yo quiero que sea. No escribí esta historia para complacer ni regalar los ojos a nadie y supongo que esto lo verán como un riesgo, pero yo nunca perdí la esperanza. Fueron muchas las editoriales que rechazaron mi novela, pero yo solo necesitaba una y apareció

 

 

–¿Qué fue lo que lo motivó a presentarse al concurso de "Los libros de Charlie"?

 

Leí las bases del concurso y me pareció un desafiante reto, sabía que tenía un buen relato entre mis manos que había trabajado desde hacía tiempo y no sé porqué, pero tenía la corazonada que podía gustar mucho, la temática del abandono, de la decepción, es algo que a la gente suele impactarle. Creo que tenemos un miedo atroz que nos pase alguna vez en nuestras vidas….

 

 

-¿Cómo es “Me fui”, el relato que presentó aquella vez?

 

-Es una historia cruda, directa, que va al lugar de nuestro corazón donde se guardan las emociones agridulces, que una vez que se tocan, suelen despertar sentimientos encontrados y eso era lo que quería conseguir con este relato. Quedar entre los veinte premiados de entre casi quinientos relatos de todos los países de habla hispana me dio una visibilidad internacional enorme en el difícil mundo de la escritura. Sin duda fue el empujón definitivo que necesitaba para sentirme realmente escritor y más tarde para creer en mi novela.

 

 

¿Tiene algún parentesco estilístico o argumental con “Mariela envenena mis sueños”? 

 

Es una historia contada en primera persona, en la que el protagonista se dispone a pasar por primera vez un fin de semana con una chica que está conociendo, así que quedan en el piso de estudiantes de ella.Todo va bien, pasan juntos la noche y cuando se despierta a la mañana al lado de ella, el protagonista sin saber muy bien por qué, siente que tiene que marcharse y dejar esa historia que están viviendo… Creo que este relato habla de la decepción y del miedo, de no saber qué hacer con un desafío grande que se nos planta delante y nos trae un montón de dudas. Eso suele pasar, cuando algo nos asusta, escapamos corriendo, a menudo tenemos pánico a lo desconocido, cuando creo que lo mejor en estos casos es quedarse, experimentar, vivir, algo que no hace el protagonista porque en el fondo se siente aterrado. Por supuesto que “Me Fui” y “Mariela envenena mis sueños” tienen algún parentesco, sobre todo el miedo que siente el protagonista en ambas historias, creo que son muy parecidos, están llenos de dudas y sufrimiento. Las dos protagonistas femeninas tienen una fuerza descomunal, lo envuelven todo con su presencia y hacen mover emocionalmente al protagonista masculino. El misterio que guardan ambas es también un paralelismo, me han preguntado un millón de veces quienes son en la realidad, en quien están basadas, sus nombres; y eso nunca lo diré, es un secreto.  

 

 

–¿La selección de aquel cuento despertó en usted algún interés por San Luis? ¿Qué sabe de la provincia?

 

Por supuesto. Cada vez que me nombran “Me fui” me vienen a la cabeza tres cosas: Argentina, este concurso y San Luis. Después de haber sido premiado busqué un montón de información de San Luis en internet, miré fotos, su posición exacta en el mapa, información e historia de la misma. Indudablemente mi relato y San Luis irán unidos para siempre, mi mente ya lo asocia así y eso ya no se puede cambiar, ni quiero que ocurra. Desde fuera de Argentina conocemos Buenos Aires, Córdoba, Tierra de Fuego y La Patagonia, pero de lugares más pequeños como San Luis apenas nos llega información. Así ocurre en los demás países, conocemos lo esencial. Me gustó mucho saber que tiene muchos edificios coloniales, porque me encanta ese estilo arquitectónico, es como cuando vas a Cuba y ves todos esos majestuosos edificios. Un lugar así merece toda mi atención. También me gusta saber que cerca tienen montañas impresionantes, que a través de las fotos de internet me recuerdan a Colorado de Estados Unidos.

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
Comentá vos tambien...