21°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

21°SAN LUIS - Viernes 30 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Caso Leyes: acordaron tres años de prisión en suspenso

La Fiscalía y la defensa del hombre que disparó en un estacionamiento céntrico llegaron a un juicio abreviado.

Por redacción
| 17 de agosto de 2022
Atento. Leyes, en el extremo izquierdo, junto a Javier Rezzano, su defensor, escucha la palabra de la magistrada. Martín Gómez

Jorge Omar Leyes se responsabilizó del hecho que protagonizó el pasado 7 de julio, cuando fue filmado por transeúntes que lo registraron mientras disparaba un arma de fuego en una playa de estacionamiento de calle General Paz, a plena luz del día.

 

A las pocas horas de esa situación había sido detenido y este martes, luego de un acuerdo entre el fiscal Esteban Roche, que instruye la causa, y Javier Rezzano, su defensor, pautaron un juicio abreviado para que Leyes sea condenado a tres años de prisión en suspenso, es decir libre, pero bajo ciertas normas.

 

Ahora, la jueza María Eugenia Zabala Chacur tendrá diez días hábiles para avalar la abreviación del procedimiento o desestimarlo. Las víctimas declararon y manifestaron su desacuerdo con lo pactado.

 

Leyes fue trasladado desde la Penitenciaría hasta la sala de debates orales del Poder Judicial de la capital y escuchó atentamente la acusación narrada por el fiscal Roche.

 

El funcionario judicial recreó el hecho en el que el acusado, acorde a las averiguaciones de la causa, en reclamo de un dinero acudió en su Volkswagen Suran a General Paz 643, donde estaban los hermanos Dardo y Rodrigo Otero, los deudores.

 

 Prueba contundente. El acusado fue captado por al menos 3 transeúntes que transitaban por calle General Paz, el pasado 7 de julio.  

 

 

Refirió que luego de comenzar una discusión en el terreno en el que trabajan las víctimas y funciona una playa de estacionamiento, Dardo lo sacó a Leyes del lugar y le pidió que se marchara. Lejos de irse, el hombre fue hasta su vehículo, sacó un arma y arremetió desde unos 20 metros contra los hermanos.

 

Luego, los Otero se confrontaron con Leyes y pudieron quitarle el revólver que portaba, un calibre 22, marca Jaguar, que luego quedó en manos de los policías.

 

“Entiendo que al tener un arma de fuego, efectuar disparos desde la vía pública un día de semana, en plena hora hábil, incluso con un colegio cerca, debemos considerar que hay una gran peligrosidad, que debe influir sobre la pena en concreto”, argumentó Roche, que caratuló la condena acordada como “Portación ilegal de arma de fuego de uso civil, abuso de armas y lesiones leves".

 

A pesar de que la defensa es tenida en cuenta en esta instancia penal, debido que el nuevo Código Procesal Penal de la Provincia de San Luis confiere la participación del particular damnificado como “no vinculante”, la magistrada Zabala Chacur optó por escuchar a los damnificados, como así también a su abogado, Diego de la Cruz Domínguez.

 

Contundentemente, el letrado de los denunciantes dejó su oposición al acuerdo y afirmó, desde su punto de vista: “Leyes disparó directamente sobre el cuerpo de mis defendidos. Evidentemente en los videos, se ve que tira a la altura de una persona. Por una cuestión divina, no salieron todos los disparos y hoy estamos hablando de otra situación”.

 

Acorde a ese análisis, Domínguez solicitó el cambio de carátula: “Nuestra teoría es que estamos ante un ‘Homicidio en grado de tentativa’, por lo que variaría sustancialmente la pena. Pedimos que se llegue a un debate oral con la carátula antes mencionada”.

 

El primero de los denunciantes que se dirigió al tribunal fue Dardo, quien mostró claramente su descontento y disconformidad. “No estoy de acuerdo con que esta persona salga en libertad. Atentó contra mi vida y con este acuerdo va a quedar libre. Es algo ilógico. Hemos aportado todas las pruebas necesarias mostrando lo que hizo y lo van a dejar libre para darle una segunda oportunidad”, manifestó.

 

Rodrigo, su hermano, quien también fue parte de la discusión, aseguró que la connotación del conflicto y los escraches emitidos mediante Facebook por parte de Leyes le causaron problemas en su vida personal. “Mi vida no vale tres años de acusado en libertad, tengo 29 años y donde voy tengo que agachar la cabeza porque esta persona me escrachó y en una red social masiva, incluido con fotos mías y de mi hija”, reclamó.

 

Tras el descargo de las víctimas, Domínguez le planteó a la jueza que, en caso de homologarse el acuerdo, emita una orden de restricción de acercamiento de Leyes a los denunciantes. Finalmente, el acusado, de 59 años, dio su conformidad con lo pedido y aceptó su culpabilidad en el hecho.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...