23°SAN LUIS - Martes 29 de Noviembre de 2022

23°SAN LUIS - Martes 29 de Noviembre de 2022

EN VIVO

El fuego de lo permitido

La creación de José María Muscari puso picante y calor ante un público dispuesto a complacerse de cualquier manera.

Por redacción
| 27 de septiembre de 2022
Prohibido prohibir. El elenco de la obra (o la experiencia) de "Sex". Monólogos, canciones y coreografías con todas las posibilidades de goce que tiene el cuerpo. Foto: Nicolás Varvara.

Doce apóstoles de cuerpos apenas tapados con cuero, encajes y cadenas negras, trabajados para convertirse en objetos de deseo, en símbolos sexuales incendiarios que conocen de las apetencias carnales que despiertan. El punto G de "Sex", la obra que pasó por San Luis el fin de semana, es ese; la corporalidad firme. Aunque hay otros elementos que la rodean.

 

De antemano se sabía que la pieza escrita por José María Muscari no se cerraba en los cánones del teatro tradicional, a tal punto que, por el recorrido que los actores hicieron durante la función, parece concebida para un lugar sin butacas. Sobre el final, cuando el guion convierte la función en una disco, la sensación resuena más evidente.

 

El paso de los cuerpos semidesnudos por entre el público es constante y activa, nunca pasiva. Los protagonistas se dejan manosear, ponen los celulares de las chicas en sus calzoncillos, invitan a que se los saquen, se dan besos de lengua con los espectadores elegidos, latigazos. Alguno de los actores describió, a poco de iniciar el show, que había que prepararse para una orgía. Era cuestión de organizarse.

 

Como muchos espectáculos concebidos a finales del siglo pasado (los de Fuerza Bruta, los de De la Guarda, el teatro ciego), "Sex" es más una experiencia que un show. Y los resultados pueden ser buenos, malos, incómodos, excitantes, desagradables, pero nunca indiferentes.

 

De elenco rotativo, el que llegó a la provincia estuvo encabezado por Ginette Reynal y Christian Sancho, quien lleva las riendas del show. Valeria Archimo y Celeste Muriega fueron esculturas morochas, "Nacho" Sureda, a quien es imposible despegar de su rol de "Pantera" en "El Marginal", se esforzó justamente por mostrar un rol distinto y Mario Guerci paseó su seducción natural.

 

Es, además, "Sex", una obra de mensajes, algunos obvios pero que no viene mal recordarlos: en el sexo, mientras sea consentido, todo vale; cada persona debe disfrutar de su cuerpo como sea (aunque, curiosamente, el 90 por ciento de los protagonista ostenta cuerpos hegemónicos); el respeto es, acaso, la mejor manera de seducir.

 

Entre las palabras de los actores, que siempre tienen además de un tono calenturiento algo humorístico ("Me gustaría acabar en el Parque de las Naciones", dijo Guerci), se suceden coreografías que además de graficar el sexo en todas sus variantes (oral, anal, vaginal, grupal, solitario, homosexual, heterosexual) demuestran un notable trabajo de coordinación. Los encargados de llevar adelante esa zona del show son Maxi Diorio, Soledad Bayona —ambos surgidos de la maquinaria "Bailando por un sueño"—, Martina Lapcak y "Tito" Díaz, venido del grupo de malambo "Malevos".

 

El elemento que completa la experiencia es la música (hay que destacar, también, el notable trabajo de luces), que se escucha grabada en la mayor parte del show y en vivo, con performances de Sebastián Francini y Ana Devin, la única de las actrices que muestra todas sus partes íntimas en el escenario.

 

La misiva final que tiene "Sex" se repite una y otra vez durante el show y queda impresa en los espectadores: el goce es la meta en la que todo está permitido, en donde nada está prohibido. Excepto que el público tome fotos o grabe la obra cuando alguno de los protagonistas se desnuda.

 

Comentá vos tambien...