23°SAN LUIS - Martes 29 de Noviembre de 2022

23°SAN LUIS - Martes 29 de Noviembre de 2022

EN VIVO

A la luz de las luciérnagas

Una artista radicada en la Villa de Merlo recurre a la sierra y sus criaturas para dar vida a las defensoras de la naturaleza.

Por redacción
| 28 de septiembre de 2022
Creadora. Viviana Luna utiliza la naturaleza como inspiración y material. Foto: Internet

En los espacios de mayor calma es donde nacen las mejores inspiraciones, o al menos ese es el caso de Viviana Luna. La artista plástica disfruta de sentarse en el Mirador de la Amistad a observar cómo el sol se esconde tras las sierras y, entre mariposas y los destellos de las luciérnagas, crea rostros de guerreras y cuidadoras de la naturaleza que luego terminan de cobrar forma en el lienzo o en una escultura sobre cuarzo. Sin embargo, la criatura no está completamente definida hasta que da el último trazo.

 

Viviana, quien reside hace 12 años en la Villa de Merlo, tiene su muestra “Seres dimensionales” en el centro cultural Casa del Poeta. La exposición está compuesta por 35 cuadros con la técnica del vidrio líquido y cuatro esculturas construidas con esqueletos de alambre, masas, piedras de cuarzo y raíces.

 

“El nombre se lo puse porque no es una fantasía luego de que lo plasmás en un cuadro o en una figura, sino que son seres dimensionales. Escuché mucho sobre que hay otras dimensiones y los saco de ahí, en mi cabeza aparece una imagen y se va transformando hasta que queda el cuadro e incluso, a medida que lo voy pintando, ese retrato cambia”, fundamentó la mujer, oriunda de Buenos Aires.

 

La mayoría de las piezas expuestas son sobre seres del bosque. Además, hay un fuerte vínculo con la naturaleza, en parte por los diez años que Viviana trabajó en la reserva El Rincón. Tiene cuadros de paisajes y animales marinos; mientras que las esculturas contienen a un colibrí, una serpiente emplumada Quetzalcóatl —de la cultura mesoamericana—, un arcángel saliendo de una flor de loto  y un dragón sobre un cuarzo.

 

Viviana les dio vida a sus criaturas luego de la pandemia, cuando su principal labor quedó frenada. La mujer se dedicaba a hacer artesanías para los turistas, y en plena cuarentena encontró su fuente de placer y creación: un lugar que atraviesa dimensiones y la naturaleza de la sierra merlina.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...