26°SAN LUIS - Miércoles 08 de Febrero de 2023

26°SAN LUIS - Miércoles 08 de Febrero de 2023

EN VIVO

La farmacia ambulatoria estará lista en las próximas semanas

Se trata de un espacio robotizado, que cuenta con una tecnología de vanguardia. Optimizará tiempos y seguridad.

Por redacción
| 09 de septiembre de 2022
Farmacia hospitalaria. El equipo de trabajo opera minuciosamente. Foto: Nicolás Varvara.

La fuerte inversión en Salud por parte del gobierno provincial no deja de dar frutos. En las próximas semanas estará operativa la farmacia ambulatoria del Hospital Central “Dr. Ramón Carrillo”, un espacio con tecnología de vanguardia que optimizará el servicio, potenciará la seguridad y agilizará los procesos. Consta de un robot de última generación que desarrollará el almacenamiento y la dispensación de medicamentos de manera automatizada.

 

“Trabajamos para la apertura en pocas semanas; ultimamos detalles. Hoy (por ayer), por ejemplo, se realizaron pruebas de integración de los sistemas informáticos. Para entender el proceso, el sistema de farmacia coloca el medicamento en la puerta de ingreso al área robotizada, el robot lo toma y lo lleva al interior, donde lo almacena en estantes según un orden específico y de acuerdo a una frecuencia de salida. Acciona en pocos segundos. Toma el medicamento y lo dispensa en la boca de salida”, comentó la asesora del Área Farmacia del nosocomio, Alicia Ávila.

 

 

Últimos detalles. Quedan pocos pasos para la puesta en funcionamiento; los especialistas siguen las acciones. Foto: Nicolás Varvara.

 

 

Según explicó, la persona interesada presentará una orden, se cargará en el sistema y la operatoria de búsqueda del remedio estará a cargo del robot. Todo este transcurso permitirá que el farmacéutico esté siempre frente al paciente, no lo dejará solo.

 

“Es un sistema seguro porque hay menos intervención humana. Es el primer robot de este tipo que llega a un hospital público. En la parte privada hay en el país, pero es el primero en el sector estatal. El equipo de trabajo estará compuesto por farmacéuticos, asistentes de farmacia y un grupo administrativo de soporte. Es un espacio con características innovadoras y conforma un desafío interesante que motiva”, manifestó.

 

La lógica de funcionamiento es inteligente. Mediante la carga de datos por código de barra, el artículo pasa a una cinta transportadora hacia el interior del equipo, administrado en caja y en un estante determinado. Todo eso aporta exactitud de los insumos que se proveen, ya que cuenta con un estricto control de stock y su fecha de caducidad. Las instalaciones próximas a inaugurarse se ubican en la planta baja.

 

 

Farmacia hospitalaria

 

El nosocomio cuenta también con una farmacia hospitalaria. Este segmento está operativo desde la inauguración de los consultorios externos y se aboca a los pacientes internados y ambulatorios (que van a atenderse al área de diagnóstico por imágenes o a los consultorios, por ejemplo).

 

Básicamente, el sector se ocupa de los fármacos que llegan a cada paciente, el análisis de consumos, la planificación de lo que se va a adquirir y la selección de productos médicos o medicamentos. Tienen la responsabilidad de la recepción, el control, la custodia, el correcto almacenamiento y la dispensa de los artículos. En cuanto a remedios, tienen que adecuar lo que se compró a unidosis, que es lo que le llega al paciente para la administración a pie de cama: reenvasan los productos.

 

Se trata de una funcionalidad compleja compuesta por diferentes pasos. El paciente no alcanza a tomar dimensión, ya que solo ve el medicamento en su habitación, pero todo lo que concierne al almacenamiento, distribución y organización (horarios de consumo y cantidad de dosis) se dispone en este lugar que da seguridad, que disminuye tiempos y que optimiza recursos.

 

“El servicio se conforma por farmacéuticos, auxiliares y técnicos. Tenemos capacitación de residentes de farmacia hospitalaria, que es una beca de capacitación para profesionales. El farmacéutico de hospital especializado es diferente al que se puede encontrar en cualquier otro lugar, tiene un conocimiento desarrollado en la parte clínica, colabora con un equipo interdisciplinario de atención con médicos, nutricionistas y kinesiólogos, entre otros”, apuntó Elisabeth Ballerino, responsable del Área de Farmacia.

 

“Lo que caracteriza es la innovación tecnológica. Tenemos equipamientos para optimizar el almacenamiento, es decir, estanterías robotizadas compuestas por carruseles verticales u horizontales. Esto permite evitar traslados y pérdida de tiempo, y aporta seguridad. Cuando se indica el retiro de un producto determinado, el equipo provee específicamente el pedido, tiene indicadores de posición y profundidad; se puede hacer identificación de distintos lotes con vencimientos diferentes”, agregó.

 

En lo que se relaciona a las estanterías, hay dos tradicionales y una refrigerada, que fue la primera que se instaló en un hospital público. En este sentido, el “Ramón Carrillo” es uno de los primeros establecimientos estatales en tener el sistema de farmacia integrado y robotizado (tanto en hospitalaria como en ambulatoria).

 

“Es un desafío diario. Todo lo que trabajamos actualmente lo veíamos en la teoría, en los congresos, se observaba como algo lejano usualmente relacionado a los países europeos. Ahora es una realidad nuestra”, concluyó.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...