18°SAN LUIS - Lunes 22 de Abril de 2024

18°SAN LUIS - Lunes 22 de Abril de 2024

EN VIVO

El incendio que se cobró la vida de una nena habría sido intencional

Así lo adelantó un perito de los bomberos. La víctima, de 11 años, murió por inhalación de humo. Su madre sigue grave.

Por redacción
| 14 de marzo de 2023
Por la mañana. El fiscal del caso dispuso una custodia policial en la vivienda hasta que terminaran las pericias. Foto: Juan Andrés Galli.

Fue una tragedia, sí, pero todo indica que el incendio que se cobró la vida de una niña de 11 años  en la madrugada del lunes en Villa Mercedes fue intencional. El resultado de la autopsia determinó que la pequeña murió por inhalación de humo; su madre, de 40 años, también sufrió quemaduras graves en las vías respiratorias y hasta anoche seguía en estado crítico. La mujer también tenía cortes en su cuerpo y, cuando los bomberos la rescataron, aún portaba un cuchillo en la mano. El caso es investigado por la Fiscalía de Instrucción 1 de la Segunda Circunscripción Judicial junto a personal de la División Homicidios de la Unidad Regional de Orden Público II (UROP II).

 

“Sentimos como una explosión, salimos a ver y nos dimos cuenta de que se estaba incendiando la casa. Se veía humo y los vecinos salieron como pudieron a ayudar, con baldes de agua”, le contó a El Diario una vecina del barrio La Ribera. La vivienda en cuestión es la número 14 de la manzana 7.191, y el estallido que oyeron seguramente fueron los vidrios de la ventana del comedor, que se rompieron por efecto del calor.

 

La Policía recibió el aviso pasadas las 00:10. Los primeros en llegar fueron efectivos de la Comisaría 29ª a bordo del móvil 1-980, que utilizaron el matafuegos del patrullero para ayudar a la gente que trataba de sofocar el fuego. Dos dotaciones de los bomberos voluntarios de El Fortín se sumaron minutos después.

 

El comandante Gabriel Giménez, jefe de ese cuartel, comentó que en la morada había dos focos ígneos totalmente independientes entre sí: uno estaba activo, en un cuarto en el patio que oficia de depósito; y otro en el comedor de la casa, que ya no ardía.

 

La estructura trasera, que está a unos 10 metros de la vivienda, no cedió. Lo que había dentro se quemó, pero no fue removido por los bomberos para preservar pruebas. Antes de que llegaran los rescatistas, los vecinos habían ingresado a la zona del comedor, pero el humo y la temperatura les impidieron revisar toda la casa.

 

El primer informe de la Policía da cuenta de que la puerta de ingreso estaba con llave y trabada desde adentro con algunos elementos. Cuando lograron abrirla pudieron abrir la ventana de una de las habitaciones; no había nadie allí, pero debieron salir sin poder revisar el otro dormitorio.

 

Fue el subcomandante Jorge Aberastain, de los bomberos, quien halló a madre e hija recostadas sobre una cama de una plaza en esa otra habitación, boca arriba. Sacaron a ambas a la calle, pero Abril Fernández ya no tenía signos vitales y la médica del Sempro que la revisó solo constató el deceso. Sonia Irene Lara, en cambio, estaba con vida, por lo que fue trasladada de urgencia al Hospital "Juan Domingo Perón" de Villa Mercedes.

 

Ayer a la tarde, desde el centro médico informaron que la mujer tiene “quemaduras graves en vías aéreas y múltiples heridas cortantes. Permanece en terapia intensiva, muy grave, con asistencia respiratoria mecánica”. Según trascendió, Lara tendría cortes en la muñeca izquierda y en el tórax.

 

Por la tarde, la oficina de prensa del Poder Judicial confirmó en una publicación que, según el informe preliminar de la autopsia, la nena murió “como consecuencia de una bronco aspiración sin que tuviera signos de violencia física en su cuerpo ni quemaduras de ningún tipo”. Una fuente de la investigación refirió que la víctima sufría algún tipo de discapacidad motriz que le impedía moverse.

 

Asimismo, se deslizó que, según el informe preliminar del perito de los Bomberos de la Policía, hay indicios de que el inicio del fuego fue intencional. A pesar del cúmulo de datos recabados hasta ahora, el subcomisario Sebastián Tula, jefe de Homicidios de la UROP II, solo se limitó a decir que la carátula del caso aún es “Averiguación muerte”.

 

Foto: Gustavo Gil.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo