13°SAN LUIS - Martes 23 de Abril de 2024

13°SAN LUIS - Martes 23 de Abril de 2024

EN VIVO

Buscan prevenir el desarrollo de plagas y enfermedades en cultivos

Aseguran que el calor y la humedad favorecen patógenos, y que el monitoreo constante de los lotes representa una herramienta clave.

Por redacción
| 03 de enero de 2024
Manchas foliares. Las altas temperaturas y la humedad alteran la normal incidencia de enfermedades. Foto: INTA.

El fenómeno climático El Niño potencia los factores como la temperatura y la humedad, una disposición que altera la normal incidencia de plagas y enfermedades. Por eso, especialistas del INTA aseguran que es importante incrementar los monitoreos para anticipar su presencia y accionar a tiempo.

 

Eduardo Trumper, coordinador del programa nacional Sanidad Vegetal de la institución, aseguró que “el incremento de las lluvias estivales y el calor tienen el potencial de producir un incremento de la expresión de algunas especies de artrópodos plaga y ciertas enfermedades en cultivos de gran importancia como cítricos, hortalizas y los cultivos extensivos tales como la soja y el maíz. Es importante realizar constantes monitoreos para detectar a tiempo posibles problemas sanitarios”.

 

Lisandro Lenzi, especialista en sanidad y mejoramiento genético de soja de Marcos Juárez, aseguró que “en años lluviosos, se espera que la severidad de enfermedades como mancha marron en soja y el tizón foliar en maíz por Cercospora sea mayor, así como las bacteriosis, que frecuentemente aparecen después de las tormentas con vientos, lo que produce heridas en las hojas y facilita la entrada y la manifestación de las bacterias”.

 

Las bacteriosis aparecen después de tormentas con vientos que producen heridas en las hojas (Lisandro Lenzi- especialista en sanidad y mejoramiento genético de soja del INTA Marcos Juárez)

Enrique Alberione —especialista del INTA Marcos Juárez— llamó a estar atentos a la presencia de roya común, tizón foliar, mancha gris y probablemente algunas enfermedades de espigas en trigo como las ocasionadas por los agentes causales Fusarium spp y Stenocarpella maydis, que provocan podredumbres de granos.

 

 

Manejo sanitario en soja y maíz

 

Dependiendo del estadio de la soja, cuando llueve desde la implantación a los primeros estadios vegetativos pueden presentarse infecciones por distintos patógenos que afectan a la raíz y el tallo.

 

Si hay anegamiento temporal puede haber anoxia o provocar el deterioro de las raíces, lo que predispone a la entrada de diversos patógenos del suelo. Los suelos anegados predisponen la infección de las plantas. Durante los primeros estadios vegetativos las lluvias pueden predisponer la aparición del cancro del tallo, mientras que durante la floración pueden favorecer infecciones por Sclerotinia, sobre todo en cultivos muy densos con espaciamientos chicos entre surcos.

 

El síndrome de la muerte súbita es una enfermedad causada por un hongo del suelo, por lo que, si bien vemos los síntomas en el follaje, el hongo está restringido a las raíces. “Por lo que no se puede controlar con fungicidas foliares”, reconoció Lenzi y agregó: “Es importante reconocer las enfermedades de raíz y tallo, diagnosticarlas en forma precisa y registrar su presencia para saber de manera anticipada que están en el lote. Una vez que las vemos no podemos hacer nada, a diferencia de las enfermedades de fin de ciclo, para las cuales hay un período para intentar controlarlas con fungicidas”.

 

En el caso de las enfermedades vasculares o de raíz, el manejo debe ser previo a la siembra, por ejemplo, mediante tratamientos de semilla o elección de cultivares con resistencia genética.

 

También hay que estar atentos a la mancha blanca y a la mancha ocular, aunque en ambos casos su desarrollo ocurre a menores temperaturas.

 

Alberione aconsejó estar atentos a las enfermedades transmitidas por vectores, como el Mal de Río Cuarto, cuyo insecto vector es la chicharrita. Este virus provoca en la planta malformaciones, achaparramiento y típicas enaciones en las hojas.

 

En cuanto a la producción de cítricos a escala comercial, en especial de limón, naranja y mandarina, Alberto Gochez, del INTA Bella Vista, destacó la necesidad de “ampliar la cobertura sanitaria con principios activos para el control de enfermedades fúngicas y bacterianas, como mancha negra y cancrosis, como son el uso de cobre y mancozeb, estrobilurinas u otros principios activos registrados”, y agregó: “La brotación posibilita la presencia de minador de la hoja de los cítricos y favorece la aparición de cancrosis, por eso se debe evaluar la brotación general del lote, para prevenir con productos recomendados. Recomiendo no realizar aplicaciones de insecticidas o acaricidas cuando la planta aún está estresada por alta humedad o encharcamiento, ya que los tratamientos no tendrán el resultado esperado”, concluyó.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo