SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

EN VIVO

Los estatales analizan realizar un paro general si Poggi no brinda respuestas

Protestaron en Terrazas porque consideran insuficiente la suma fija de $70 mil. Exigieron una urgente recomposición salarial.

Por redacción
| 22 de marzo de 2024
Reclamo. Los trabajadores alzaron la voz una vez más ante las medidas de un Gobernador que no dio la cara. Foto: Lautaro Sánchez.

Entre la bronca, la desesperación y el hartazgo, este viernes una masiva manifestación de estatales dijo “basta” a las medidas del gobierno puntano en las puertas de ingreso de Terrazas del Portezuelo. Por su escaso monto, el primer anuncio de aumento (una suma fija de 70 mil pesos) que dispuso el gobernador de San Luis, Claudio Poggi, trajo un malestar general entre trabajadores del Estado y gremialistas, quienes ahora amenazan con realizar un paro general si no se otorga una urgente recomposición salarial.

 

La concentración comenzó pasadas las 11 de la mañana en la rotonda de ingreso a uno de los accesos a Terrazas del Portezuelo. Hubo docentes autoconvocados, trabajadores de la salud y empleados de otras localidades como Villa Mercedes, El Trapiche y Merlo, entre otras. Entre los gremios estuvieron APTS, AMET, ATE, Sidiu, UTEP, Sijupu y Sadop. También acompañaron sindicalistas procedentes de Córdoba.

 

Este problema que sufren los trabajadores comenzó apenas asumió el Gobernador, con el brutal desdoblamiento salarial que implementó y el congelamiento de los haberes. Los autoconvocados también mostraron su enorme disconformidad con que a fin de mes el Ejecutivo puntano dispondrá una suma de 70 mil pesos de manera “no remunerativa”.

 

Una docente rural del nivel inicial, quien prefirió no dar su nombre, dijo: “Venimos a reclamar un salario justo, es recostoso ir a trabajar. El transporte es muy caro y lo que pagan por zona no es lo necesario. Yo tengo que disponer de 5 mil pesos por día porque no tengo auto y es imposible bancar esto con el sueldo que tenemos. Muchos docentes tenemos que viajar haciendo dedo y con eso peligra nuestra integridad física, pero no tenemos otra forma de llegar a nuestro lugar de trabajo”, señaló.

 

Dentro del caos que sufre la Salud Pública en San Luis, los profesionales de la sanidad también se hicieron presentes en la manifestación. En esa línea, un grupo de mujeres que tampoco quisieron revelar sus nombres por temor a represalias aseguraron: “Estoy dentro de la carrera sanitaria y en una de las categorías más bajas, por lo que nuestro sueldo ha quedado por debajo de la línea de pobreza. Reclamamos que nunca se nos tiene en cuenta. Cuando el Gobernador dio su discurso, dijo que se iba a respetar lo que se le iba a aumentar a ATSA. Pero no todos somos agremiados, porque tenemos otro tipo de contratación. Es lo que básicamente venimos a reclamar”, explicó.

 

Por la crisis, algunos docentes deben hacer dedo para trasladarse  a las escuelas. 

Los manifestantes solo se pudieron trasladar hasta los portones de Terrazas del Portezuelo. El objetivo era entregar un petitorio a Poggi que, entre los puntos, decía: “Por este motivo, hoy nos encontramos acá, para lograr que usted escuche nuestras voces y atienda nuestro justo reclamo: ¡Urgente recomposición salarial! No a finales de abril, no en cuotas, no a los bonos no remunerativos; necesitamos recuperar la dignidad de nuestros salarios en este mismo mes. Quizás la dirigencia política debería cuestionarse qué tipo de educación se merecen nuestros hijos, qué salud queremos para nuestra familia, qué tipo de Justicia queremos para la sociedad y qué calidad de servicios estatales queremos. Si lo que verdaderamente quieren es mejorar la provincia, empiecen considerando los recursos humanos y a la familia estatal”.

 

Cerca de las 13:30, los manifestantes se apoyaron en los portones, que la Policía cerró. Pedían entregarle personalmente a Poggi el petitorio. Un integrante de la seguridad personal del Gobernador les aseguró que el mandatario no estaba en el edificio, pero dijo que los iba a atender un ministro o ministra. “Les preparamos los autos para que puedan ingresar hasta diez representantes”, les aseguró.

 

Los representantes volvieron al portón con la esperanza de que ocurriera lo prometido. El custodio abrió una de las puertas principales e ingresó un grupo de gremialistas, entre ellos Luciano Cardarelli (Sijupu), Mané Quattropani (ASDE) y Fernando Gatica (ATE). Sin embargo, una empleada de Terrazas y otro custodio fueron los encargados de recibir el petitorio afuera de la garita policial.

 

Ante este accionar y estas maniobras de dilación, los gremialistas amenazaron con un paro general y confirmaron que el 1º de abril estarán en las afueras del Poder Legislativo, en la apertura del período de sesiones ordinarias, para volver a alzar la voz.

 

“Es una vergüenza, tenemos un gobernador que está completamente desaparecido y si seguimos recibiendo este trato, no nos va a quedar otra que hacer un paro”, dijo Quattropani.

 

Sandra Rusch viajó desde Villa Mercedes junto a un grupo de docentes autoconvocados. Contó la situación que atraviesan los profesionales y mencionó la crueldad que experimentó con las medidas de Poggi, en especial con la última.

 

“Otra vez nos enteramos de que el monto será no remunerativo, en negro. Es una suma que no nos alcanza para nada. Tenemos que estar sobreviviendo la crisis con estas migajas; nos ha superado de una manera que no sabemos cómo explicarlo. Estuvimos sobreviviendo durante el verano, cobrando nuestros sueldos en cuotas, totalmente devaluados. Hace veinte años que trabajo y estoy cobrando menos de $300 mil, entonces creo que la única manera de seguir reclamando lo que merecemos es saliendo a las calles y poner el cuerpo y la cara”, remarcó la docente.

 

Por último, recordó el episodio que se viralizó hace más de una semana cuando un grupo de docentes de Villa Mercedes le exigió al Gobernador, entre llantos, una respuesta ante la difícil situación económica que atraviesan. El primer mandatario, sin tacto, les respondió: “¿Y yo qué tengo que ver?”.

 

“Soy madre de uno de los estudiantes que asiste a la escuela ‘Raúl B. Díaz’, donde justamente las docentes lo enfrentaron al Gobernador y le dijeron que nosotros estamos cada vez más pobres. Él nos comparó con personas en situación de calle, que no tienen nada que comer, y de alguna manera nos contestó que 'agradezcamos que todavía tenemos trabajo'. Eso es una manera de violentarnos, porque nos advierte que cuidemos nuestros puestos”, concluyó Rusch.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo