SAN LUIS - Jueves 23 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Jueves 23 de Mayo de 2024

EN VIVO

Poggi, con pocas definiciones en un largo discurso

El gobernador confirmó que Gendarmería se instalará en la provincia el 6 de mayo y que su obsesión es luchar contra la droga.

Por redacción
| 01 de abril de 2024
Foto:Lautaro Sánchez

La primera apertura de la Asamblea Legislativa del segundo periodo como gobernador de Claudio Poggi tuvo pocos anuncios, críticas a la gestión anterior y algunas conexiones a la gestión nacional encabezada por Javier Milei. Con algunas dificultades en la lectura del discurso, un traje azul marino y frases que repitió varias veces (“hoja de ruta”, “experiencia personal” y “servidor público”), el primer mandatario dejó inaugurado el período de sesiones ordinarias.

 

Con una protesta de varios gremios que hizo ruido en la puerta del edificio legislativo e intentó ser desalojada violentamente por la Policía de la provincia, el jefe de Estado gastó mucho tiempo en recordar las denuncias que su gestión hizo en 113 días contra algunos funcionarios de la gestión anterior y en repasar la situación que encontró el 10 de diciembre del año pasado, cuando asumió.

 

Poggi dijo que su gobierno tendrá cuatro ejes: generar las condiciones para que el sector privado de San Luis crezca, luchar contra la droga, reconstruir el tejido social y recuperar la institucionalidad en la provincia. Lo mismo que viene diciendo desde la campaña electoral del año pasado. 

 

Las consideraciones más polémicas del cordobés llegaron cuando se refirió a la seguridad. Dijo que “la droga corre como el agua en las calles de San Luis”, vendida en muchos casos por niños, y que los verdaderos pesos pesados del narcotráfico “caminan con impunidad”. Además dijo que está a favor de bajar la edad de imputabilidad y que el 6 de mayo Gendarmería regresará a la provincia. Agregó que su apoyo será siempre a favor de los agentes de seguridad porque “estoy del lado del orden”.

 

Uno de los pasajes más curiosos del discurso llegó cuando Poggi anunció que enviará a la Legislatura un proyecto de ley para que “los funcionarios públicos de alto rango no sean adictos a las drogas ilegales”. Dijo el gobernador que de esa manera bajará la demanda de sustancias prohibidas en la provincia.

 

Sobre el final de su discurso reiteró su intención —como lo hizo cuando asumió— de enviar dos proyectos de ley para que se reformulen las condiciones electorales de la provincia y para que se reforme -luego de las discusiones pertinentes- la Constitución Provincial.

 

Con tibios aplausos por parte de la camada de funcionarios públicos que asistieron a la Legislatura, el gobernador pidió que las próximas transiciones gubernamentales sean más ordenadas y, en otro guiño a la gestión nacional, dijo que las cuentas ordenadas se alcanzan cuando “se gasta menos de lo que entra”. Como los funcionarios nacionales encargados del sector económico, Poggi comparó la administración estatal a la de una familia. 

 

El primer mandatario reconoció que paralizó la contratación de personal en el Estado, que congeló los beneficiarios de planes sociales, suspendió la pauta publicitaria y el auspicio económico para festivales provinciales y otras actividades culturales. 

 

Sin embargo, el discursante agregó que las medidas no alcanzaron para cubrir los gastos en los primeros meses. Y recordó -sin usar ningún calificativo- que el gobierno nacional cortó varios subsidios, por lo que los recursos tuvieron que ser buscados en otros horizontes. 

 

“Ordenar las cuentas nos va a llevar todo el año 2024”, auguró Poggi, quien dijo que manejar la situación financiera de la provincia es una tarea del día a día. 

 

Otro de los nexos con el gobierno de Milei que mostró el gobernador se centró en su idea de engordar el sector privado para que se generen nuevos empleos. Además anunció el regreso de San Luis en el Consejo Federal de Inversiones y la venta del edificio lagomarsino que ocupa La Casa de San Luis en el barrio de Recoleta en Buenos Aires. 

 

En materia de turismo, Poggi fue literal al decir que para la temporada de este año “improvisamos” una campaña de promoción turística. Fue la única alusión a la cuestión turística y cultural de su extenso discurso.  

 

También señaló que quiere derogar algunas leyes puntuales y eliminar la feria judicial “que se parece más a un privilegio que a una necesidad”. En el plano educacional, los anuncios tampoco fueron cuantiosos: dijo que volverán los concursos directivos docentes y ponderó la gestión de Alicia Bañuelos en la ULP, una de las instituciones más atacadas desde la actual administración.

 

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo