14°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

14°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

EN VIVO

¿San Luis se beneficiará con la crisis algodonera?

Advierten que la cosecha en el norte argentino será baja en calidad y menor en cantidad debido a los tres años últimos años de sequía y golpes de calor.

Por Roberto Vinuesa
| 14 de abril de 2024
Industria. En el norte de San Luis funcionan dos desmotadoras de algodón con capacidad ociosa porque recién la producción está despegando. Fotos: gentileza.

“La desgracia de unos es la alegría de otros”, reza el dicho popular en el ambiente hortícola. Esta vez parece aplicarse en la producción de algodón. Tres años seguidos de sequía y golpes de calor extremo dejarán una cosecha más chica y de menor calidad en el norte del país. “Están muy sufridos los algodonales, no es una panacea como por ahí se quiere mostrar”, indicó Héctor Linke, productor y presidente de la Asociación Argentina de Productores Algodoneros (AAPA), al aclarar que el flujo de camiones que iban hacia las desmotadoras después del feriado largo era por haber estado quietos y no por haber logrado una mayor producción.

 

El panorama en San Luis es totalmente diferente. La falta de lluvias en la provincia no es un problema para los productores, porque todo se hace bajo riego y en una superficie ubicada en el departamento Ayacucho cercana a las cinco mil hectáreas. “Acá se producen algodones de calidad, tanto en grado comercial, como en condiciones hilanderas muy buenas.

 

Un contexto de problemas climáticos en el resto de país le va a permitir a San Luis tener mejores precios y mercados para colocar la producción.

 

Tengamos claro que la comercialización interna está muy recesiva y que la exportación no demanda o compra  todo lo que se le ofrece”, opinó Walter Viegener, propietario de la desmotadora de algodón ubicada cerca de Quines.

 

En las zonas de mayor producción de algodón, concentradas en el norte argentino, la cosecha viene complicada, según confirmó a este suplemento Mauricio Tcach, fitomejorador del INTA Roque Saenz Peña, Chaco, y con estrecho vínculo con San Luis en el seguimiento de nuevas variedades de híbridos desarrolladas por su equipo.

 

“Tenemos tres campañas seguidas en las que el suelo se fue deshidratando y no hubo recomposición de agua. Calculo que prácticamente en algunas zonas solo cayó la mitad del promedio histórico de precipitaciones. Entonces eso hizo que en la zona haya una gran variabilidad, con campos a los que le fue más o menos regular, y otros campo en los que la producción se desplomó por la seca”, afirmó y añadió que “entonces los rindes de este año van a ser muy complejos, muy variables, y en general hacia la baja. Es la situación de los cultivos que en general en la zona del noreste argentino sobre todo, están atravesando. Porque no llovió adecuadamente en el tiempo que lo requería el cultivo y después durante marzo, que es un mes que habitualmente tiene más probabilidad de precipitaciones, los milimetrajes se dieron por debajo de ese promedio en la mayoría de los campos”, describió Tcach.

 

El especialista del INTA que también es miembro del Comité Técnico del Instituto Nacional de Semillas (INASE) para el cultivo de algodón, advirtió que se sumaron a las complicaciones de la sequía temperaturas por encima de 35 grados, condiciones que dañaron aún más a los cultivos tempranos que a los tardíos, aunque ambos perdieron calidad.

 

El productor algodonero y empresario textil Linke, describió la situación que atraviesa el cultivo de algodón en la campaña actual, e indicó que recién cosecharon un escaso porcentaje de los lotes implantados.

 

“Están muy sufridos los algodonales, no es una panacea como por ahí se quiere mostrar. Estamos sufriendo una situación gravísima en el sector agropecuario con una plaga en el maíz que es la chicharrita que realmente ha devastado los cultivos, cuando decíamos que el maíz era el cereal más correcto o que se banca más toda esta situación. Estamos diciendo otra cosa y el algodón, que siempre decíamos que era una planta muy rústica, ha sido golpeada por la ola de calor y porque venimos de tres y cuatro años de sequía”, explicó Linke en el programa Agroperfiles Radio, emitido por LT16.

 

Además indicó que el productor norteño, “de Santa Fe, Chaco, Formosa y Santiago del Estero, siempre se vio tentado a hacer algodón por estos motivos, y seguramente vamos a seguir apostando al algodón, porque somos algodoneros, pero habrá que buscar alternativas para no seguir perdiendo”, expresó y agregó que a raíz de la sequía, “lo que estamos haciendo es desvaciar los perfiles de humedad, por la necesidad misma de sembrar”.

 

En el ciclo radial también dijo que “el algodón necesita 700 milímetros para poder producir, y entonces tuvimos situaciones que han sufrido sequías y luego les llovió mucho, y después volvió a cortar el agua. Esos cambios bruscos impactan fuertemente. A todo ello tenemos que sumar la plaga del picudo y hay productores que nos están diciendo que están cosechando 700 kilos de stripper por hectárea, entonces estamos muy preocupados porque aquí el clima nos está castigando demasiado”.

 

En otro tramo de la entrevista, Linke se refirió a algunos comentarios y publicaciones que hacían referencia a que “había un congestionamiento de camiones por la excelente campaña algodonera. Eso es mentira, ocurrió que por los feriados extra largos las desmotadoras no trabajaron y obviamente se juntaron en algunas de ellas los camiones, pero rápidamente el miércoles hábil se descomprimió”.

 

Opinó también que ante esta situación, lo que le llama la atención es que la clase política no reaccione.  “Los números no dan, cada vez son más altos los costos.  Para poder producir una hectárea de algodón, necesitamos por lo menos 600 a 700 kilos de fibra, y estamos por debajo de eso, entonces el productor va a estar muy dañado. De los políticos no sabemos nada, ni noticias, nadie nos llamó, y eso que hay algunos legisladores nacionales que dicen venir del sector productivo. Entones, los vamos a llamar nosotros, pero no para pedirles subsidios, sino para que gestionen medidas para que impositivamente no nos aprieten el cuello”, indicó.

 

Linke se refirió a que en ámbitos nacionales se espera por la gran cosecha agrícola. “¿De qué hablan?, ¿cuál súper cosecha? Si vieran aquí los maíces y las sojas, están padeciendo la ola de calor y en el caso del maíz hay pérdidas totales en algunos casos. Pero Buenos Aires solo se mira el ombligo y nosotros desde la asociación que presido estamos tratando de poner estos temas en la Nación, y sabemos que no es fácil”, concluyó.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo