eldiariodelarepublica.com
Sudáfrica vota presidente el miércoles tras veinte años de integración

Escuchá acá la 90.9
X

Sudáfrica vota presidente el miércoles tras veinte años de integración


Sudáfrica irá mañana a su quinta elección general desde el fin de la segregación racial, en comicios donde, a cinco meses de la muerte de Nelson Mandela, el prestigio del gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) le asegura la reelección al presidente, Jacob Zuma.
Las encuestas predicen que, con una concurrencia electoral normal, el habilidoso y tradicionalista Zuma recogerá el 63% del voto, pese a un escándalo por malversación de fondos y al descontento de su propia base electoral por la situación económica, el déficit de servicios públicos y una masacre de mineros en 2013.
El porcentaje previsto es apenas tres puntos inferior al obtenido por el propio Zuma en las generales del 2009, cuando Nelson Mandela aún pesaba en los debates internos del CNA y transmitía al partido al que dedicó su vida entera el ascendiente de ser considerado el "tata" ("padre") de la nueva Sudáfrica integrada.
El CNA lideró el combate de largas décadas contra el sistema racista que, nacido en la colonia británica del siglo XIX, se formalizó como "apartheid" en 1948, después de que la minoría blanca privilegiada perdió la protección de las tropas imperiales al fin de la Segunda Guerra Mundial.
Desde 1994, cuando Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica, el CNA se mantiene en el poder en alianza con la poderosa confederación sindical nacional COSATU y el Partido Comunista de Sudáfrica (SACP).


Télam.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Sudáfrica vota presidente el miércoles tras veinte años de integración


Sudáfrica irá mañana a su quinta elección general desde el fin de la segregación racial, en comicios donde, a cinco meses de la muerte de Nelson Mandela, el prestigio del gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) le asegura la reelección al presidente, Jacob Zuma.
Las encuestas predicen que, con una concurrencia electoral normal, el habilidoso y tradicionalista Zuma recogerá el 63% del voto, pese a un escándalo por malversación de fondos y al descontento de su propia base electoral por la situación económica, el déficit de servicios públicos y una masacre de mineros en 2013.
El porcentaje previsto es apenas tres puntos inferior al obtenido por el propio Zuma en las generales del 2009, cuando Nelson Mandela aún pesaba en los debates internos del CNA y transmitía al partido al que dedicó su vida entera el ascendiente de ser considerado el "tata" ("padre") de la nueva Sudáfrica integrada.
El CNA lideró el combate de largas décadas contra el sistema racista que, nacido en la colonia británica del siglo XIX, se formalizó como "apartheid" en 1948, después de que la minoría blanca privilegiada perdió la protección de las tropas imperiales al fin de la Segunda Guerra Mundial.
Desde 1994, cuando Nelson Mandela se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica, el CNA se mantiene en el poder en alianza con la poderosa confederación sindical nacional COSATU y el Partido Comunista de Sudáfrica (SACP).


Télam.


Logín