eldiariodelarepublica.com
Tiene 36 años y ya logró recorrer más de 40 países

Escuchá acá la 90.9
X

Tiene 36 años y ya logró recorrer más de 40 países


Paula Elías tiene 36 años y es “puntana por adopción”. Ama San Luis, y los amigos que cultivó. Luego, por trabajo, tuvo que emigrar a Necochea. Su pasaporte muestra 47 sellos de los diferentes países que conoció hasta ahora, y todavía guarda espacio para los que le queda por recorrer.


Una mañana de agosto de 2015, Paula se despertó muy inquieta, con un pensamiento que le invadía la cabeza. A pesar de tener todo lo que necesitaba, un departamento cómodo, un trabajo que le gustaba, sentía que algo le faltaba para ser feliz. Era cumplir el sueño de dar la vuelta al mundo.


“Toda la vida tuve ganas. Desde que tengo memoria, pero la verdad siempre estaba trabajando y era difícil hacer un viaje tan largo por los cinco continentes”, contó Paula y aseguró que “luego de un viaje donde recorrí China y algunos países de Asia, sentí que quería viajar por más tiempo, pero volví al trabajo, seguí con mi rutina, aunque la idea quedó dando vueltas. Un día me desperté y decidí en una semana que era el momento para hacerlo. Me dije 'soy joven y no tengo nada que me impida cumplir mi sueño'”.


Lo primero que hizo fue hablar con su familia. “Mi mamá me dijo que lo hiciera si me hacía feliz. Mi papá tuvo un poco de miedo. Ambos fueron a tomar un café y luego de un par de horas volvieron con un listado de lugares a los cuales podía ir. Ellos me ayudaron con la organización, igual que mis hermanas y mis amigos más cercanos. No me da miedo viajar, es como mi zona de confort”, manifestó.


Antes de comenzar este viaje, Paula llevaba recorridos 30 países. Conoció la mayoría de los lugares turísticos que se visitan habitualmente, por eso la inquietud estaba en ir a destinos relacionados con la naturaleza, y asistir a los acontecimientos y espectáculos más importantes del mundo. Desde que empezó lleva 17 destinos y aseguró que hará varios más.


Según contó, el itinerario tenía como paradas obligatorias el Mundial de Fútbol de Clubes de la FIFA en Japón; recibir el Año Nuevo en Sidney, Australia; festejar el Día de la Bastilla en París, Francia; asistir a los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, Brasil. También presenciar el Sol de Medianoche en el Polo Norte, en la región más septentrional de Europa, un pueblo llamado Svalbard en Noruega, donde durante el verano el sol nunca se oculta, por lo que es de día las 24 horas. Asistir al Australian Open en Melbourne, y cruzar de sur a norte América.


En poco más de siete meses fue de Buenos Aires a Qatar, luego Maldivas, Corea, Japón, Taiwán, Australia, Nueva Zelanda, Indonesia, Tailandia, Irán, Turquía, Marruecos, Ibiza, Noruega, Svalbard, Polonia, Grecia, Francia, Italia, y volvió a Argentina un par de semanas para luego arrancar por Río de Janeiro y toda América.


“Elegí varios destinos exóticos como Maldivas, Corea, Taiwán y algunos más conocidos como Nueva Zelanda. A la vez buscaba lugares donde tuviera amigos que podía visitar, sino hacía Couchsurfing o paraba en algún hotel o hostel”.


“También acampé y estuve en muchos tipos de lugares hospedada, desde la casa de un político marroquí, hasta dormir en el desierto o quedarme en una casa con techo de césped en Noruega”, manifestó.


Además contó que “cada peso que tenía lo guardé para viajar. Mis ahorros son en millas, es más barato comprar pasajes así. Conocer tanta gente en todo el mundo me permitió tener siempre un lugar donde quedarme. También vendí cosas que no iba a necesitar durante el viaje. Me limité a quedarme con lo que necesitaba”.


“No sé decir cuántos países me quedan por recorrer. Seguramente más de diez, esta parte del viaje no la tengo tan estipulada. Si sé que quiero hacer Amazonas, Guatemala, México, Panamá, Estados Unidos, Hawai y Alaska. También Ecuador, Perú, conocer el Machu Pichu y Bolivia. Eso sería en principio, pero los planes pueden cambiar”, afirmó Paula.


Lo que también es incierto es qué hará cuando regrese de su aventura, pero sí sabe que desea escribir un libro y publicar todo su viaje en un blog. Tiene una fan page en Facebook que se llama 'Mi Primera Vuelta al Mundo' con más de 2000 seguidores, donde cuenta y sube videos de sus destinos. “Por el momento estoy filmando y sacando fotos. Hago videos mostrando los lugares que visito y muestro cosas diferentes como escuelas, hospitales o un cuartel de bomberos, que hacen mucho más interesante para mí el viaje”, concluyó.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Tiene 36 años y ya logró recorrer más de 40 países

Viajera en Grecia. El Partenón en la acrópolis de Atenas en Grecia, Uno de sus destinos preferidos.

Paula Elías tiene 36 años y es “puntana por adopción”. Ama San Luis, y los amigos que cultivó. Luego, por trabajo, tuvo que emigrar a Necochea. Su pasaporte muestra 47 sellos de los diferentes países que conoció hasta ahora, y todavía guarda espacio para los que le queda por recorrer.


Una mañana de agosto de 2015, Paula se despertó muy inquieta, con un pensamiento que le invadía la cabeza. A pesar de tener todo lo que necesitaba, un departamento cómodo, un trabajo que le gustaba, sentía que algo le faltaba para ser feliz. Era cumplir el sueño de dar la vuelta al mundo.


“Toda la vida tuve ganas. Desde que tengo memoria, pero la verdad siempre estaba trabajando y era difícil hacer un viaje tan largo por los cinco continentes”, contó Paula y aseguró que “luego de un viaje donde recorrí China y algunos países de Asia, sentí que quería viajar por más tiempo, pero volví al trabajo, seguí con mi rutina, aunque la idea quedó dando vueltas. Un día me desperté y decidí en una semana que era el momento para hacerlo. Me dije 'soy joven y no tengo nada que me impida cumplir mi sueño'”.


Lo primero que hizo fue hablar con su familia. “Mi mamá me dijo que lo hiciera si me hacía feliz. Mi papá tuvo un poco de miedo. Ambos fueron a tomar un café y luego de un par de horas volvieron con un listado de lugares a los cuales podía ir. Ellos me ayudaron con la organización, igual que mis hermanas y mis amigos más cercanos. No me da miedo viajar, es como mi zona de confort”, manifestó.


Antes de comenzar este viaje, Paula llevaba recorridos 30 países. Conoció la mayoría de los lugares turísticos que se visitan habitualmente, por eso la inquietud estaba en ir a destinos relacionados con la naturaleza, y asistir a los acontecimientos y espectáculos más importantes del mundo. Desde que empezó lleva 17 destinos y aseguró que hará varios más.


Según contó, el itinerario tenía como paradas obligatorias el Mundial de Fútbol de Clubes de la FIFA en Japón; recibir el Año Nuevo en Sidney, Australia; festejar el Día de la Bastilla en París, Francia; asistir a los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, Brasil. También presenciar el Sol de Medianoche en el Polo Norte, en la región más septentrional de Europa, un pueblo llamado Svalbard en Noruega, donde durante el verano el sol nunca se oculta, por lo que es de día las 24 horas. Asistir al Australian Open en Melbourne, y cruzar de sur a norte América.


En poco más de siete meses fue de Buenos Aires a Qatar, luego Maldivas, Corea, Japón, Taiwán, Australia, Nueva Zelanda, Indonesia, Tailandia, Irán, Turquía, Marruecos, Ibiza, Noruega, Svalbard, Polonia, Grecia, Francia, Italia, y volvió a Argentina un par de semanas para luego arrancar por Río de Janeiro y toda América.


“Elegí varios destinos exóticos como Maldivas, Corea, Taiwán y algunos más conocidos como Nueva Zelanda. A la vez buscaba lugares donde tuviera amigos que podía visitar, sino hacía Couchsurfing o paraba en algún hotel o hostel”.


“También acampé y estuve en muchos tipos de lugares hospedada, desde la casa de un político marroquí, hasta dormir en el desierto o quedarme en una casa con techo de césped en Noruega”, manifestó.


Además contó que “cada peso que tenía lo guardé para viajar. Mis ahorros son en millas, es más barato comprar pasajes así. Conocer tanta gente en todo el mundo me permitió tener siempre un lugar donde quedarme. También vendí cosas que no iba a necesitar durante el viaje. Me limité a quedarme con lo que necesitaba”.


“No sé decir cuántos países me quedan por recorrer. Seguramente más de diez, esta parte del viaje no la tengo tan estipulada. Si sé que quiero hacer Amazonas, Guatemala, México, Panamá, Estados Unidos, Hawai y Alaska. También Ecuador, Perú, conocer el Machu Pichu y Bolivia. Eso sería en principio, pero los planes pueden cambiar”, afirmó Paula.


Lo que también es incierto es qué hará cuando regrese de su aventura, pero sí sabe que desea escribir un libro y publicar todo su viaje en un blog. Tiene una fan page en Facebook que se llama 'Mi Primera Vuelta al Mundo' con más de 2000 seguidores, donde cuenta y sube videos de sus destinos. “Por el momento estoy filmando y sacando fotos. Hago videos mostrando los lugares que visito y muestro cosas diferentes como escuelas, hospitales o un cuartel de bomberos, que hacen mucho más interesante para mí el viaje”, concluyó.


Logín