12°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

12°SAN LUIS - Sabado 18 de Mayo de 2024

EN VIVO

Cuidar el corazón para evitar una muerte prematura

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de fallecimientos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que esas pérdidas se pueden evitar con dieta, actividad física y controles médicos.

Por Matías García Elorrio
| 01 de octubre de 2017
Foto ilustrativa: Internet.

Los especialistas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguran que un 80 por ciento de las 17,5 millones de muertes provocadas por enfermedades cardiovasculares en el mundo podrían evitarse si se controlan los cuatro principales factores de riesgo: el consumo de tabaco, la dieta poco saludable, la inactividad física y el uso nocivo del alcohol. Por eso ésta organización junto a la Federación Mundial del Corazón (WHF por sus siglas en inglés) promueven “El Día Mundial del Corazón” que se celebra el 29 de setiembre de cada año y tiene como objetivo principal concientizar a la población sobre la importancia de llevar un estilo de vida saludable y así prevenir el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares que son la principal causa de mortalidad e incapacidad en el mundo, junto a sus factores de riesgo.

 

Estas enfermedades afectan tanto al corazón como a los vasos sanguíneos y cuando éstos son dañados pueden comprometer también otros órganos como el cerebro, los miembros inferiores, los riñones y al propio corazón. Dentro de las enfermedades cardiovasculares las de mayor prevalencia son la coronaria y la cerebrovascular. Ambas pueden evitarse con algunos simples cambios diarios como comer y beber de forma saludable, hacer ejercicio y dejar de fumar. Además la OMS y la WHF promueven desde el 2000 la “Semana del Corazón” que este año tuvo la premisa "25x25": trabajar en la prevención para reducir un 25 por ciento la mortalidad prematura por enfermedad cardiovascular para el año 2025.

 

En San Luis este año la Sociedad de Cardiología y la Asociación de Nutricionistas locales, con el apoyo de la Municipalidad se unieron y organizaron hasta el miércoles pasado una serie de actividades en la Plaza Pringles (de 10 a 13) que busca generar conciencia en la comunidad sobre el cuidado del corazón. El cardiólogo, Juan Pablo Albisu, alertó sobre esta epidemia mundial y dijo que, “las enfermedades cardiovasculares son también la principal causa de muerte en nuestra provincia”. Destacó que “existen factores de riesgo de contraer esas enfermedades que son modificables o erradicables y por eso es tan importante concientizar a la gente de la prevención”. Esos factores son: la hipertensión arterial, el colesterol elevado, diabetes, tabaquismo, sedentarismo, sobrepeso y los antecedentes familiares de enfermedades cardíacas. Y llegó a decir que: “a veces muchos de ellos se encuentran en una sola persona, es decir lleva una bomba de tiempo en su cuerpo y no lo sabe”.

 

El presidente de la Sociedad de Cardiología de San Luis insistió en que, “si esos factores de riesgo los podemos modificar, quiere decir que podemos retrasar o prevenir esas enfermedades”. Entre las manifestaciones de esas patologías se cuentan el infarto de miocardio, la artero esclerosis del cerebro, las arterias o el corazón; los accidentes cerebro vasculares, la insuficiencia cardíaca y la muerte súbita. “De esto se muere la mayoría de la población en el mundo y por eso tenemos que tratar de concientizar a la gente de lo que podemos hacer para evitarlo”

 

Además señaló que, “la mitad de las personas hipertensas no saben que lo son y la otra mitad que lo sabe no está debidamente controlada. Eso significa que la mayoría desconoce los factores de riesgo a los que está expuesto porque, además, son enfermedades que no dan síntomas hasta que se manifiestan con un infarto”.

 

 

Las cifras oficiales del Ministerio de Salud de la Nación para 2015 dan un total de 17.120 muertes por infarto en Argentina, lo que representa una relación prácticamente de un fallecimiento por cada tres episodios. Esto representó un aumento del 18% en diez años ya que en 2006 había sido de 14.502.

 

 

La mayoría de los “ataques al corazón” son producidos por el taponamiento total y brusco de una o más arterias coronarias. En el lenguaje médico se lo denomina Infarto Agudo de Miocardio y la causa más común es la enfermedad coronaria, un proceso que se desarrolla lentamente y consiste en la formación progresiva de un coágulo en las arterias que irrigan sangre al corazón.

 

El jefe del Servicio de Cardiología del Hospital San Luis, Hugo Sagardoy, comentó que, “donde hay más riesgos de muerte por enfermedades cardiovasculares es en los países donde la población percibe ingresos más bajos. Y Argentina es parte de ese universo. A nivel provincias el porcentaje es muy equilibrado pero hubo años donde en San Luis, Formosa y Chaco, por ejemplo, se produjo la mayor cantidad de fallecimientos de personas por estas enfermedades. Y aunque ahora la cantidad ha bajado, siguen siendo las enfermedades que más mortalidad provoca en nuestro país y el mundo”.

 

El especialista destacó que “dentro de las enfermedades cardiovasculares las que tienen mayor incidencia en mortalidad son las cardiopatías isquémicas, es decir las enfermedades de las arterias coronarias y sobre todo el infarto. Y si le sumamos las enfermedades cerebro vasculares, diríamos que son estas dos las principales causas de muerte a nivel mundial”.

 

Sagardoy comentó que ambas “están relacionadas con malos hábitos de vida como el tabaquismo, alcoholismo y la vida sedentaria. La dieta por un lado y la inactividad física por el otro, son los parámetros más importantes del riesgo”. El médico, con 27 años de ejercicio de la profesión, coincidió en que “para evitar estas patologías coronarias es importante la prevención, mantener una sana alimentación y realizar ejercicios físicos”. Pero aclaró que, “muchas de estas enfermedades se producen también por herencia familiar porque existen determinantes genéticos. Es cierto que mucha gente fuma, no hace dieta, bebe alcohol con frecuencia y sin embargo no padece enfermedades cardiovasculares. Y existe un porcentaje de pacientes que a pesar de utilizar los métodos de prevención, igual las padecen”. Aunque estimó que éstos representan un 20 por ciento de la cantidad de gente con problemas cardíacos y además señaló que “son personas que tienen factores de riesgos no modificables”.

 

Según las estadísticas que difunden tanto la OMS como la Organización Panamericana de la Salud una de cada diez personas, entre 30 y 70 años, muere de una enfermedad cardiovascular al año. Y que estas patologías constituyen el 31% de las muertes a nivel mundial.

 

La Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) estima que el 30% de las muertes en nuestro país se deben a enfermedades cardiovasculares y sus integrantes advierten que la mitad de los pacientes argentinos que han sufrido un infarto de miocardio deja de tomar los medicamentos a los seis meses. Además, indican que sólo 1 de cada 2 personas que padecen hipertensión lo saben y que apenas 4 de cada 10 pacientes hipertensos en tratamiento logran controlar en forma adecuada sus niveles de presión arterial.

 

Tanto la SAC como la Fundación Cardiológica Argentina apoyan la reducción del 30% de la sal en las comidas y del mismo porcentaje en el consumo de tabaco que proponen las autoridades sanitarias de la Argentina. Además, la SAC apunta a reducir un 25% el número de argentinos que tienen presión arterial elevada y a lograr que el 80% de los pacientes accedan a los medicamentos esenciales y tratamientos para las enfermedades cardiovasculares.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo