SAN LUIS - Miércoles 22 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Miércoles 22 de Mayo de 2024

EN VIVO

Alumnos crearon un repelente natural para prevenir el dengue

Los chicos pasaron a la instancia nacional de la Feria de Ciencias con su proyecto, que es a base de hierbas aromáticas y no contamina.

Por redacción
| 01 de noviembre de 2017
Guardianes de la ecología. Los chicos mostrarán sus repelentes en Tecnópolis en noviembre. Foto: Martín Gómez.

Jueera Bichos" fue el nombre que los alumnos de 4º grado de la Escuela Nº 3 "Carlos Juan Rodríguez" le propusieron junto a su profesor de Ciencias Naturales, Cristian Escudero, al proyecto que desarrollan desde principio de año. Se trata de un repelente de mosquitos totalmente ecológico, hecho a base de hierbas aromáticas que se pueden conseguir en la provincia y que además no contamina, ni lastima a ningún ser vivo, incluido el temido insecto. Con este trabajo participaron en la Feria de Ciencias y lograron pasar a la instancia nacional. El 17 de este mes un grupo viajará a Buenos Aires para presentar su producto en Tecnópolis.

 

En marzo de 2017, los estudiantes estaban trabajando sobre la flora y la fauna de San Luis y el cuidado del medio ambiente. En ese momento comenzaron las campañas que todos los años hace el Ministerio de Salud para concientizar sobre la prevención de los mosquitos y sus enfermedades. Escudero contó que esos fueron los disparadores para emprender el proyecto de los repelentes naturales y presentarlo en la Feria de Ciencias.

 

"El repelente es muy sencillo de preparar, lo hacemos con materiales que se consiguen fácilmente en la casa, para que las familias también lo puedan elaborar. Elegimos hierbas como la lavanda, la citronella, el romero y la menta, que son de por sí repelentes de insectos. Pero los estudiantes quisieron dar un paso más e hicieron productos: cremas, esencias  y un spray", describió Escudero.

 

El profesor explicó el proceso de elaboración: "A estas hierbas las dejamos secar, las pisamos con un mortero para que suelten las propiedades, luego en un frasco de vidrio se  mete la hierba molida con un medio líquido que puede ser una infusión, un oleato o un alcohol". Advirtió que debe elegirse sólo una de estas plantas aromáticas, porque la combinación de varias produce el efecto contrario atrayendo a los insectos.

 

"La técnica de infusión es la más sencilla, se coloca la hierba en agua hervida y se la deja reposar por 5 minutos, después la colás y ya está la infusión, ahí tendríamos un repelente que se puede usar con un rociador", explicó. Este sirve para utilizar en la ropa, las cortinas, en el ambiente y también en la piel.

 

Para hacer los alcoholes y los óleos necesitaron más tiempo porque utilizan una técnica de macerado. "Es el mismo proceso, dura para los alcoholes entre 14 y 20 días y para el aceite -que puede ser cualquiera de uso comestible, no importa la calidad- el tiempo es de 25 a 30 días", manifestó e indicó que es importante agitarlos un poco todos los días.

 

Una vez terminado el macerado, hay que colarlos. Para los alcoholes, que son muy volátiles, el proyecto recomienda mezclarlo con crema neutra base "que se consigue en cualquier farmacia. Así obtenés un repelente en crema. Con el aceite se puede hacer lo mismo, o usarlo en los 'hornitos' de esencias, se prende una vela y con el calor hace el efecto de repeler".

 

Los estudiantes hicieron un ránking para evaluar cuál es la hierba más efectiva. "La mejor es la citronella, luego la lavanda y la menta que están en el mismo nivel de repulsión. Y después el romero, el laurel y el clavo de olor repelen, pero no tienen tanta fuerza", contó Escudero.

 

Aunque aún no pudieron hacer las pruebas con los insectos para evaluar el rechazo, "este trabajo ya fue realizado en otros países como Ecuador y México, y hemos tomado las pruebas que ellos hicieron. Nosotros no tuvimos la posibilidad porque en la época que hicimos la parte experimental era invierno y no habían mosquitos. Igual vamos a hacer las pruebas por una cuestión de rigor científico y para que tenga mayor validez el trabajo, pero ya esta súper comprobado que esas hierbas son totalmente repelentes de insectos. En efecto muchos de los que están en el mercado, usan este tipo de hierbas", expresó.

 

Además el equipo de "Jueera Bichos" quiere hacer una producción definitiva para repartirla en las familias después de que hagan las pruebas. "Estamos haciendo la siembra de las aromáticas, armamos huertos orgánicos en la escuela, y la idea es darles a los papás de los chicos estos huertos para que puedan hacer sus propios repelentes. La idea es hacer las pruebas finales para tener una base científica y pedir un permiso para la producción y el uso masivo", señaló Escudero.

 

Con respecto al encuentro en Tecnópolis, el profesor aseguró que "desde el comienzo del proyecto fuimos totalmente optimistas, ya nos veíamos en la instancia nacional y eso a los chicos lo motivó un montón, porque darles confianza les da fuerzas para trabajar, y seguimos con la misma mentalidad, de que nos va a ir super bien. Ya nos fue muy bien, y en realidad, lo que pase en Tecnópolis va a ser anecdótico porque nosotros ya estamos satisfechos con este trabajo. Tenemos mucha fe porque hicimos una investigación minuciosa en la parte científica y eso es importante. Ahora estamos trabajando en la parte de concientización". Escudero dijo que quieren llevar el proyecto al Ministerio de Salud de San Luis y participar de la campaña de prevención de las enfermedades que transmiten los mosquitos del dengue y el zika.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo