eldiariodelarepublica.com
Reprobaron la habilitación para la revisión vehicular

Escuchá acá la 90.9
X

Reprobaron la habilitación para la revisión vehicular

El área jurídica de la Comuna informó que suspendieron el taller móvil hasta que acredite su legalidad.

El cuestionado taller de revisión técnica de vehículos instalado en Juana Koslay, finalmente no pudo acreditar su legalidad para funcionar, por lo que el Municipio de esa ciudad le suspendió la habilitación hasta que los responsables de gestionarlo presenten la documentación necesaria que demuestre idoneidad para realizar la Inspección Técnica Vehicular (ITV).

Así lo confirmó ayer el asesor legal de la Intendencia de Juana Koslay, Sergio Torres, quien indicó que la desautorización para operar a la empresa Cataret (Cámara de Talleres de Revisión Técnica), fue a través de la Resolución Nº 1/2018, que lleva la firma del secretario general de la Comuna, Carlos González D´Alesandro.

La polémica que generó la falta de credibilidad del taller ubicado casi al ingreso de la "Ciudad Verde", sobre la vera de la avenida Santos Ortiz, presionó al Municipio a emitir un dictamen desfavorable en pleno fin de semana y temporada de vacaciones. 

"La medida fue a partir de la reunión que tuvimos con el jefe de Programa Defensa del Consumidor, Alberto Montiel Díaz, basada en las investigaciones que realizaron. Le requirieron a la empresa Cataret la documentación que los acredite y no la presentaron en el tiempo fijado que fue de 48 horas a partir del miércoles y con vencimiento el viernes", explicó Torres, quien agregó que el taller podrá volver a operar con normalidad sólo si demuestran que están en regla.

Pese a la suspensión para funcionar, el Municipio aclaró que no significa que Cataret haya trabajado durante más de un año en la jurisdicción de Juana Koslay de manera irregular, sino "con falta de documentación".

El puesto móvil se había reinstalado por segunda vez consecutiva el 19 de diciembre, pero no duró mucho. Los cuestionamientos sobre su legalidad afloraron unos veinte días después, cuando trascendió que ese tipo de instalaciones para la revisión técnica de vehículos no estaban autorizadas por la Ley Nacional de Tránsito (Nº 24.449), ni por la de Seguridad Vial de la Nación (Nº 26.363), información que posteriormente El Diario de la República confirmó con el director de Coordinación Interjurisdiccional de la Agencia de Seguridad Vial (ANSV), Darío Aníbal Raffo Calderón.

Las dudas provocaron la intervención de la Provincia, a través de Defensa del Consumidor, que  realizó el miércoles una inspección en las instalaciones de Cataret en Juana Koslay e intimándola a la presentación de documentación que acredite su legalidad en un plazo de 48 hora, una exigencia que la firma finalmente no cumplió.

"Decidimos la suspensión preventivamente para resguardar a los automovilistas y evitar algún daño que se pueda generar hasta que regularice su situación. Si demuestran que están en regla, no habría ningún obstáculo para que sigan funcionando", indicó Torres.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Reprobaron la habilitación para la revisión vehicular

El área jurídica de la Comuna informó que suspendieron el taller móvil hasta que acredite su legalidad.

Persianas bajas. La Intendencia de Juana Koslay suspendió la actividad del taller móvil de la empresa Cataret, un día no hábil. Foto: Nicolás Varvara.

El cuestionado taller de revisión técnica de vehículos instalado en Juana Koslay, finalmente no pudo acreditar su legalidad para funcionar, por lo que el Municipio de esa ciudad le suspendió la habilitación hasta que los responsables de gestionarlo presenten la documentación necesaria que demuestre idoneidad para realizar la Inspección Técnica Vehicular (ITV).

Así lo confirmó ayer el asesor legal de la Intendencia de Juana Koslay, Sergio Torres, quien indicó que la desautorización para operar a la empresa Cataret (Cámara de Talleres de Revisión Técnica), fue a través de la Resolución Nº 1/2018, que lleva la firma del secretario general de la Comuna, Carlos González D´Alesandro.

La polémica que generó la falta de credibilidad del taller ubicado casi al ingreso de la "Ciudad Verde", sobre la vera de la avenida Santos Ortiz, presionó al Municipio a emitir un dictamen desfavorable en pleno fin de semana y temporada de vacaciones. 

"La medida fue a partir de la reunión que tuvimos con el jefe de Programa Defensa del Consumidor, Alberto Montiel Díaz, basada en las investigaciones que realizaron. Le requirieron a la empresa Cataret la documentación que los acredite y no la presentaron en el tiempo fijado que fue de 48 horas a partir del miércoles y con vencimiento el viernes", explicó Torres, quien agregó que el taller podrá volver a operar con normalidad sólo si demuestran que están en regla.

Pese a la suspensión para funcionar, el Municipio aclaró que no significa que Cataret haya trabajado durante más de un año en la jurisdicción de Juana Koslay de manera irregular, sino "con falta de documentación".

El puesto móvil se había reinstalado por segunda vez consecutiva el 19 de diciembre, pero no duró mucho. Los cuestionamientos sobre su legalidad afloraron unos veinte días después, cuando trascendió que ese tipo de instalaciones para la revisión técnica de vehículos no estaban autorizadas por la Ley Nacional de Tránsito (Nº 24.449), ni por la de Seguridad Vial de la Nación (Nº 26.363), información que posteriormente El Diario de la República confirmó con el director de Coordinación Interjurisdiccional de la Agencia de Seguridad Vial (ANSV), Darío Aníbal Raffo Calderón.

Las dudas provocaron la intervención de la Provincia, a través de Defensa del Consumidor, que  realizó el miércoles una inspección en las instalaciones de Cataret en Juana Koslay e intimándola a la presentación de documentación que acredite su legalidad en un plazo de 48 hora, una exigencia que la firma finalmente no cumplió.

"Decidimos la suspensión preventivamente para resguardar a los automovilistas y evitar algún daño que se pueda generar hasta que regularice su situación. Si demuestran que están en regla, no habría ningún obstáculo para que sigan funcionando", indicó Torres.

Logín