eldiariodelarepublica.com
China está ganando la guerra contra la contaminación

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

China está ganando la guerra contra la contaminación

Según un estudio estadounidense, el país oriental podría aumentar en más de dos años la esperanza de vida de sus habitantes.

China, el país más contaminante de planeta, está ganando la guerra contra la contaminación atmosférica y podría aumentar en más de dos años la esperanza de vida de sus habitantes, asegura un estudio estadounidense publicado este martes.

A partir de datos recogidos en 200 receptores repartidos por toda China, el estudio de la Universidad de Chicago calcula que la tasa de partículas finas en el aire, muy perjudiciales para la salud, se redujo en un 32% entre 2013 y 2017.

Si se mantiene esta tendencia, la esperanza de vida media de los chinos podría aumentar de 2,4 años, según el estudio.

 

Las partículas finas (también conocidas como PM2,5 por su diámetro máximo) son determinantes tanto en las enfermedades cardiovasculares y respiratorias como en el cáncer.

 

"No existen ejemplos de un país que haya logrado una reducción tan rápida de la contaminación atmosférica. Es extraordinario", expresó Michael Greenstone, que dirigió el estudio del Instituto de Política Energética de la Universidad de Chicago.

 En comparación, Estados Unidos necesitó más de diez años para lograr una mejora comparable tras aprobar una ley al respecto en 1970.

"Estos cuatro años demuestran que las cosas pueden cambiar, incluso rápidamente, gracias a la voluntad política",  aseguró Greenstone.

Bajo la presión de la opinión pública, el régimen comunista chino lanzó en 2013 un plan contra la contaminación destinado a reducir en un 25% la tasa de partículas finas en el aire las regiones de Pekín y Shangái.

"China no está considerado como un país democrático y sin embargo constatamos que el gobierno ha tenido que tonar las medidas que le exigía la opinión pública", dijo Greenstone.

 

Pekín y otras ciudades del norte de China se cuentan entre las urbes más contaminadas del mundo.
  

AFP-NA.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

China está ganando la guerra contra la contaminación

Según un estudio estadounidense, el país oriental podría aumentar en más de dos años la esperanza de vida de sus habitantes.

China. En 2006 superó a Estados Unidos como el mayor emisor de CO2. Foto: internet

China, el país más contaminante de planeta, está ganando la guerra contra la contaminación atmosférica y podría aumentar en más de dos años la esperanza de vida de sus habitantes, asegura un estudio estadounidense publicado este martes.

A partir de datos recogidos en 200 receptores repartidos por toda China, el estudio de la Universidad de Chicago calcula que la tasa de partículas finas en el aire, muy perjudiciales para la salud, se redujo en un 32% entre 2013 y 2017.

Si se mantiene esta tendencia, la esperanza de vida media de los chinos podría aumentar de 2,4 años, según el estudio.

 

Las partículas finas (también conocidas como PM2,5 por su diámetro máximo) son determinantes tanto en las enfermedades cardiovasculares y respiratorias como en el cáncer.

 

"No existen ejemplos de un país que haya logrado una reducción tan rápida de la contaminación atmosférica. Es extraordinario", expresó Michael Greenstone, que dirigió el estudio del Instituto de Política Energética de la Universidad de Chicago.

 En comparación, Estados Unidos necesitó más de diez años para lograr una mejora comparable tras aprobar una ley al respecto en 1970.

"Estos cuatro años demuestran que las cosas pueden cambiar, incluso rápidamente, gracias a la voluntad política",  aseguró Greenstone.

Bajo la presión de la opinión pública, el régimen comunista chino lanzó en 2013 un plan contra la contaminación destinado a reducir en un 25% la tasa de partículas finas en el aire las regiones de Pekín y Shangái.

"China no está considerado como un país democrático y sin embargo constatamos que el gobierno ha tenido que tonar las medidas que le exigía la opinión pública", dijo Greenstone.

 

Pekín y otras ciudades del norte de China se cuentan entre las urbes más contaminadas del mundo.
  

AFP-NA.

Logín