19°SAN LUIS - Domingo 02 de Octubre de 2022

19°SAN LUIS - Domingo 02 de Octubre de 2022

EN VIVO

Más seguridad: el Centro de Monitoreo sumó cien cámaras

Cincuenta están en Terrazas del Portezuelo y el resto en el Parque de la Pedrera.

Por redacción
| 14 de marzo de 2018
Atentos. Los operadores monitorean incansablemente los sistemas de vigilancia para alertar sobre algún hecho delictivo. Foto: archivo.

El Centro de Monitoreo perteneciente al Ministerio de Ciencia y Tecnología sumó cien nuevas cámaras de seguridad. La mitad se encuentra en Terrazas del Portezuelo y el resto en el Parque de la Pedrera. Así lo indicó Ariel Hauría, titular del Centro de Videovigilancia. Con estas nuevas incorporaciones llegan a un total de 546 en todo el territorio provincial.

 

“En este momento tenemos operativas un noventa y cinco por ciento de las cámaras”, dijo Hauría, quien además agregó que el cinco por ciento restante se encuentra fuera de servicio. “Esto sucede porque esta semana estamos haciendo los reemplazos. Son equipos que ya han cumplido su vida útil. Esperamos poder tener el total funcionando”, contó.

 

 Según el responsable del centro de videovigilancia todos los días se hace un seguimiento para saber si están en óptimas condiciones. “En el caso de que alguna esté fallando se le avisa a la cuadrilla técnica para que se acerquen al lugar y así poder solucionar el inconveniente”, manifestó y detalló que el mantenimiento de las mismas es constante. “Nosotros las tenemos que tener los trescientos sesenta y cinco días y las veinte cuatro horas funcionando”, precisó.

 

Más del noventa y cuatro por ciento de las cámaras con las que cuenta el centro del monitoreo son domo. “Este tipo de sistema permite girar a 360° en el eje horizontal. En el vertical lo puede hacer a 180°. Aparte tiene un zoom que te permite mirar hasta tres cuadras siempre y cuando tengas una línea de vista”, comentó.

 

Hauría especificó que las imágenes que se registran  quedan almacenadas por treinta días. “No grabamos por movimiento sino que lo hacemos continuamente,  en caso de que se observe algún hecho que llame la atención a esa cinta la mantenemos durante dos años”, aclaró.

 

Sobre la ubicación de las cámaras el funcionario precisó: “Cuando nosotros tomamos la gestión en febrero del 2016 nos encontramos con que solo habían 320 operativas”, aclaró y también agregó que los pasos a seguir fue ponerlas a funcionar al cien por cien a todas por igual. “La posición de las mimas se hizo a través de un mapa que surge de todas las denuncias que hacen los ciudadanos. Se va marcando un punto y eso determina la zona caliente que infiere la necesidad de contar con una cámara en esa zona”, expresó.

 

Consultado sobre cuántos son los que trabajan para la seguridad de los puntanos, Hauría indicó: “Tenemos un equipo conformado por 210 personas.  Están divididos en cuatro turnos. También contamos con personal de descanso. Los operadores tienen 16 cámaras las cuales están en constante monitoreo”, comentó y señaló que en caso de que se observe algún hecho delictivo se le da aviso a la guardia policial. “Ellos están las 24 horas trabajando en conjunto con nosotros”, resaltó.

 

Según el funcionario entre los hechos relevantes que se han detectados se encuentran los disturbios callejeros, personas sospechosas, casos de violencia de género y accidentes. “En cada momento estamos atentos a lo que sucede. Actualmente trabajamos en conjunto con el 911. Esto nos permite no tan solo tener la llamada del vecino, sino que también nos da la posibilidad de tener la imagen en directo y así poder optimizar el trabajo de una ambulancia por ejemplo”, contó.

 

“En una oportunidad chocaron dos motos. Un vecino vio la situación y nos contó lo que había sucedido. Nosotros en esa intersección teníamos una cámara. La ambulancia estaba por salir y pudimos ver que los accidentados se levantaron, se dieron la mano y se fueron. Entonces rápidamente le avisamos al personal que cancelara la ambulancia”, manifestó.

 

El responsable del centro de videovigilancia expresó: “Hemos dispuesto que ante el pedido de una grabación por parte de la comisaría, nosotros se la entregamos de forma inmediata. Por ahí sucede que la justicia tarde en mandar el oficio y después de mucho tiempo se pierden las grabaciones. Por eso decidimos hacerlo de esta manera”, resaltó Hauría.

 

“En el 20017 terminamos con  5.900 observaciones de las cámaras. Estos fueron casos que llamaron la atención del personal de vigilancia y alertaron a la policía. A un total de 4.951 se le dio curso. El policía es el que desestima o continúa con la investigación. Ellos son los que tienen la última palabra”, concluyó.

 

Comentá vos tambien...