Escuchá acá la 90.9
X

Gago sintió una dolencia y se postergaría su regreso

Sufrió un desprendimiento de adherencias del ligamento cruzado de la rodilla izquierda operada en octubre del año pasado.

El volante de Boca Juniors, Fernando Gago, sufrió este martes un desprendimiento de adherencias del ligamento cruzado de la rodilla izquierda operado en octubre del año pasado y mañana será sometido a una batería de estudios para ratificar ese estado de la lesión, que de confirmarse le ocupará dos meses más de rehabilitación como mínimo, lo que lo dejaría recién disponible para el Mundial a un mes de su comienzo.

A Gago le paga actualmente el sueldo de Boca la FIFA a través de un seguro, porque se lesionó jugando para la selección argentina contra Perú, en cancha de Boca Juniors, por eliminatorias sudamericanas. 

Esta mañana hizo fútbol reducido junto a sus compañeros, luego de ser dado de alta el jueves pasado por el médico Jorge Batista.

Durante esa práctica sintió un "pinchazo" en la zona operada, se realizó estudios rápidamente y si bien no hubo un parte oficial del club, allegados a los médicos del plantel señalaron que el futbolista "tiene un desprendimiento de adherencias en el ligamento", algo que es considerado normal después de este tipo operaciones, pero que retrasará la vuelta del jugador a las canchas.

El capitán y referente de Boca fue dado de alta el 1º de marzo por el cuerpo médico de Boca, tras la operación por la ruptura de ligamentos cruzados anterior, lateral, medial y menisco externo el 12 de octubre de 2017, después de jugar menos de cinco minutos contra Perú por la eliminatorias sudamericanas en la Bombonera.

El jugador comenzó a entrenar con mayor intensidad en las últimas semanas, después del tratamiento prolongado de kinesiología, y en las últimas semanas intensificó sus entrenamientos a tal punto que se había autopostulado para jugar ante Argentinos Juniors.

"Son los deseos del jugador, pero vamos a ir despacio y de acuerdo a lo que digan los médicos", fue entonces la respuesta del entrenador Guillermo Barros Schelotto.

El entusiasmo de Gago tuvo en esos días otro incentivo: el técnico de la Selección Argentina, Jorge Sampaoli, le abrió la puerta de cara al Mundial Rusia 2018 al señalar que "es un jugador que siempre estuvo en nuestros planes, lo vamos a seguir con atención".

Pero el resultado de tanto estímulo no fue el esperado, y no son pocos quienes en el club piensan que fue apresurado su regreso a las prácticas con pelota, ya que aún no se cumplieron cinco meses de su operación. Y la recuperación de este tipo de lesiones nunca lleva menos de seis meses.

De ratificarse lo expuesto, además del Mundial se perderá toda la primera fase de grupos de la Copa Libertadores.

Télam

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Gago sintió una dolencia y se postergaría su regreso

Sufrió un desprendimiento de adherencias del ligamento cruzado de la rodilla izquierda operada en octubre del año pasado.

Foto: internet.

El volante de Boca Juniors, Fernando Gago, sufrió este martes un desprendimiento de adherencias del ligamento cruzado de la rodilla izquierda operado en octubre del año pasado y mañana será sometido a una batería de estudios para ratificar ese estado de la lesión, que de confirmarse le ocupará dos meses más de rehabilitación como mínimo, lo que lo dejaría recién disponible para el Mundial a un mes de su comienzo.

A Gago le paga actualmente el sueldo de Boca la FIFA a través de un seguro, porque se lesionó jugando para la selección argentina contra Perú, en cancha de Boca Juniors, por eliminatorias sudamericanas. 

Esta mañana hizo fútbol reducido junto a sus compañeros, luego de ser dado de alta el jueves pasado por el médico Jorge Batista.

Durante esa práctica sintió un "pinchazo" en la zona operada, se realizó estudios rápidamente y si bien no hubo un parte oficial del club, allegados a los médicos del plantel señalaron que el futbolista "tiene un desprendimiento de adherencias en el ligamento", algo que es considerado normal después de este tipo operaciones, pero que retrasará la vuelta del jugador a las canchas.

El capitán y referente de Boca fue dado de alta el 1º de marzo por el cuerpo médico de Boca, tras la operación por la ruptura de ligamentos cruzados anterior, lateral, medial y menisco externo el 12 de octubre de 2017, después de jugar menos de cinco minutos contra Perú por la eliminatorias sudamericanas en la Bombonera.

El jugador comenzó a entrenar con mayor intensidad en las últimas semanas, después del tratamiento prolongado de kinesiología, y en las últimas semanas intensificó sus entrenamientos a tal punto que se había autopostulado para jugar ante Argentinos Juniors.

"Son los deseos del jugador, pero vamos a ir despacio y de acuerdo a lo que digan los médicos", fue entonces la respuesta del entrenador Guillermo Barros Schelotto.

El entusiasmo de Gago tuvo en esos días otro incentivo: el técnico de la Selección Argentina, Jorge Sampaoli, le abrió la puerta de cara al Mundial Rusia 2018 al señalar que "es un jugador que siempre estuvo en nuestros planes, lo vamos a seguir con atención".

Pero el resultado de tanto estímulo no fue el esperado, y no son pocos quienes en el club piensan que fue apresurado su regreso a las prácticas con pelota, ya que aún no se cumplieron cinco meses de su operación. Y la recuperación de este tipo de lesiones nunca lleva menos de seis meses.

De ratificarse lo expuesto, además del Mundial se perderá toda la primera fase de grupos de la Copa Libertadores.

Télam

Logín