25°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

25°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

EN VIVO

Los padres se vuelcan a los productos "sanos" para sus hijos

Eligen frutos secos y chocolate sin azúcar  en vez de las tradicionales golosinas. Así lo aseguraron los comerciantes de las dietéticas.

Por redacción
| 09 de marzo de 2018
Alternativas. Los niños eligen qué llevar para disfrutar durante el recreo escolar. Foto: archivo.

El clásico alfajor de dulce de leche está siendo reemplazado por barritas de cereales y es que cada vez más los padres concurren a las dietéticas a comprar la merienda que sus hijos llevan a la escuela. La tendencia va a la par del crecimiento de los negocios que se multiplican en la capital puntana. Así lo determinó un sondeo que realizó El Diario de la República en los distintos comercios.

 

“Cada vez más padres jóvenes están incorporando productos saludables”, dijo Estela Palmioto, dueña del almacén "Las Marías", quien también agregó que los que visitan su local tienen entre veinticinco y treinta y cinco años. “Claramente lo hacen para que los chicos aprendan lo que es una alimentación consciente y sana. Realmente me quedo sorprendida”, precisó.

 

Palmioto también aseguró que en el último tiempo la gente busca comer más sano. “Al negocio vienen a comprar aquellos que padecen celiaquía como también están los que no tienen ninguna patología pero que de igual manera deciden no ingerir harina. También buscan productos orgánicos, como yerba, azúcar y galletas integrales”, detalló y expresó que otra tendencia que se está instalando es el reemplazo de los lácteos.

 

“Llevan quesos a base de frutos secos, morcillas o chorizos veganos”, afirmó y resaltó que  “los mismos clientes consideran que esta alimentación no es cara sino que la otra es muy barata”, enfatizó la dueña del almacén.

 

Consultada sobre quiénes son los que consumen más estos alimentos Palmioto explicó: “Las mujeres tienen la costumbre y vienen seguido. Me llama la atención ver cada vez más hombres prolijos y estructurados con la dieta. De todas maneras es bueno que tomen conciencia y que busquen un equilibrio”, concluyó.

 

En coincidencia María Poncia, dueña de la dietética "Todo Resuelto" comentó: “En la actualidad vemos muchos papás que traen a sus hijos para que elijan la merienda que quieren llevar a la escuela. Les muestran las bandejas de frutos secos, bananas disecadas y chocolates sin azúcar. Quieren remplazar las golosinas por estos productos. Me parece fantástico”, expresó.

 

Sobre el cambio de consumo de los puntanos, Poncia precisó: “Claramente ahora buscan lo orgánico. Otra cosa que he observado es que quieren sustituir la medicación farmacológica por lo natural. Las semillas para  bajar el colesterol por ejemplo las demandan bastante”, determinó.

 

“También notamos de modo creciente la no tolerancia a las harinas. Mucha gente la sufre de grande y la tiene que erradicar de su alimentación. De todas maneras si no la padecen prefieren hacer una dieta consciente y cuidada. Es notable el cambio de hábito en los últimos años”, manifestó la dueña de la dietética.

 

Poncia dijo que a la hora de hacer las compras en su negocio el público está dividido. “Principalmente son mujeres las que vienen porque organizan mejor la economía de la casa. Pero también vemos que los hombres están informados y leen sobre lo que consumen”, señaló.

 

Alejandra Carabajal, responsable de Grandiet, manifestó: “La gente está siendo más responsable de lo que consume y eso implica una mayor demanda para las dietéticas”, determinó y agregó que es un rubro que se tiene que tomar con responsabilidad. “El hecho de que quieran comer este tipo de productos tiene que ver con la nueva medicina”, afirmó.

 

“Hoy en día hay ciertas patologías como el colesterol o la diabetes que se pueden mejorar desde una buena alimentación y no solamente con fármacos. Por eso nosotros trabajamos con médicos y profesionales”, aseguró Carabajal y explicó que lo que más prefieren son frutos secos, castañas, nueces y almendras. También cereales y copos de azúcar.

 

 La responsable de Grandiet también hizo hincapié en que la época escolar es cuando los padres empiezan a buscar meriendas saludables. “En estos dos años hemos notado un cambio. Están más interesados en las viandas. No quieren que sus hijos consuman solo alfajores o sándwich de jamón y queso. Hoy tienen opciones como barritas de cereales y chocolate sin azúcar”, destacó.

 

“Me llamó la atención que los adolescentes también vienen y consultan. Primero averiguan por internet. Nosotros los guiamos y asesoramos porque las redes son un arma de doble filo”, concluyó.

 

Comentá vos tambien...