23°SAN LUIS - Jueves 06 de Octubre de 2022

23°SAN LUIS - Jueves 06 de Octubre de 2022

EN VIVO

La costanera del río San Luis, del abandono a ser un paseo turístico

Unas 7.500 personas del Plan Solidario trabajan en el pulmón verde con la intención de transformarlo. Cuando antes era negada por los puntanos, ahora es un punto de encuentro familiar y deportivo.

Por Alejandro Araya
| 23 de abril de 2018
Una postal. Un grupo de scouts usaron todos los recursos naturales para cocinar al aire libre, una de las tantas opciones que permite la nueva cara del parque. Fotos: Denis Norambuena y Nicolás Varvara.

Es sábado a las 14:30 y El Diario de la República hace un recorrido por los márgenes del Río San Luis, el corazón del Parque IV Centenario, que se extiende por 6 kilómetros entre el dique Chico y la avenida Lafinur. Bajo un sol radiante y con un calor que parece haberse encariñado con las tierras sanluiseñas, unos jóvenes trotan y se ejercitan. A unos 100 metros una familia disfruta de un asado, mientras dos niños chapotean en el agua. A pocos pasos, hay un grupo de pequeños scouts de San Luis, a quienes les están enseñando a cocinar en la naturaleza. A su modo, cada quien parece estar disfrutando de un renovado pulmón verde de la ciudad. Algo que parecía imposible hace unos años por el abandono, hoy ya está siendo una realidad, gracias a los trabajos de 7.500 beneficiarios del Plan Solidario, que actualmente se encargan de embellecer la zona.

 

"Éste es un punto turístico, porque la gente ve que está limpio y hace un paseo por el parque. Tenemos que fortalecer esto y hacer que la gente de San Luis vaya más al río. Tienen incorporado el concepto de que era todo una mugre, pero ya no es así. Estamos terminando toda la etapa de limpieza, y empezamos por el mantenimiento", indicó Carlos Picco, jefe del Parque IV Centenario.

 

Los trabajadores del Plan Solidario son quienes realizan las tareas divididos en muchos grupos de aproximadamente 50 personas, de lunes a viernes, en tres turnos de cuatro horas cada uno. Edgardo Lucero es parte del plan, y es uno de los coordinadores de un equipo de 52 personas. "Ahora estamos haciendo desmalezado, pero después viene la etapa de mejoramiento con la colocación de asadores, mesas y sillas. Sabemos que quieren tener toda la extensión del Río hasta la altura de Terrazas, terminado para antes de fin de año, para que la gente pueda disfrutarlo en vacaciones", reveló.

 

Para Ramón Lucero, otro de los coordinadores, los cambios ya son notorios, y está orgulloso de eso. "De a poco se va transformando esto, y los avances ya se pueden ver. Actualmente estamos haciendo trabajos de limpieza y reformas en el sector donde estamos", manifestó. Cada grupo se ocupa de una parcela y avanzan a la siguiente una vez que finalizan con el pedazo de tierra.

 

Lo cierto es que la vera del Río San Luis era un lugar negado por los puntanos. La persistente suciedad y dejadez que había en el Parque, hicieron desperdiciar un gran pulmón verde que tiene la ciudad. "La situación del parque era trágica. Había basurales que se originaban desde la calle misma, por gente que tiraba residuos. En los remansos de agua era imposible acercarse al río, porque estaba lleno de botellas. Todo tipo de basura encontramos, hasta incluso televisores y bicicletas. En el primer semestre sacamos 100 camiones de residuos. Los desagües que vienen de la ciudad estaban desbordados, embancados, tapados por basura. Los árboles estaban muy frondosos y no te permitían circular", enumeró Picco en forma crítica. Agregó también que la gente al ver todo limpio, ya no arroja residuos.

 

Si bien el IV Centenario, visualmente cambió mucho, no se conforman con sólo limpiar, desmalezar, y poner mesas. Lo que se proyecta para ese espacio es aún mayor, y comprende algunas obras, con las que intentarán potenciar la zona, sin dejar que pierda la esencia.

 

El funcionario de la Secretaría de Urbanismo y Parques, detalló: "Estamos escuchando a la gente que nos pide luminarias, y se lo vamos a hacer llegar al Gobernador. Ya hicimos el relevamiento de lo que había que arreglar más lo que le podemos agregar. Vamos a hacer reparaciones en las bicisendas, y trabajar mucho sobre las plazas. La parte de los asadores está muy venida abajo por los años y vamos a recuperarla. No queremos llenarlo de obras, para mantener la esencia que tiene, pero sí ponerlo lindo para atraer al vecino. Mucha gente va a correr y nos dice que se respira otro aire, y eso es por la forestación. Entonces no podemos llenar todo de cemento porque va a perder el encanto".

 

 

Comentá vos tambien...