eldiariodelarepublica.com
Una perra rastreadora, clave para hallar un cuerpo en Potrero de los Funes

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Una perra rastreadora, clave para hallar un cuerpo en Potrero de los Funes

El médico Néstor Ariel González estaba desaparecido desde el miércoles, cuando ingresó al lago a nadar. La labradora “Luna” lo olfateó hoy a la siesta, a 15 metros de profundidad, tras cinco días de búsqueda.

El suboficial mayor retirado Pedro Zabala entrena a su perra labradora “Luna” con un único objetivo: ayudar a los bomberos y rescatistas de nuestra provincia en casos como los de Néstor Ariel González, desaparecido en las aguas del lago Potrero de los Funes el miércoles, cuando ingresó a nadar con bajísimas temperaturas. Y podría decirse que el animal está cumpliendo su misión, porque halló los restos del médico hoy a la siesta, a quince metros de profundidad y a unos 250 de la orilla por la que ingresó al agua. Por orden de un juez, el cuerpo será sometido a una autopsia que determine la causa de muerte.

El subcomisario Eduardo Morán, jefe de la Comisaría de Distrito 33ª de Potrero de los Funes, informó que el hallazgo ocurrió entre las 14 y las 14:30. “La perra acompañó a los bomberos arriba de un gomón para recorrer la zona vallada”, que iba desde el murallón hasta y el sector en donde se filmó la novela ‘Sálvame María’. “Cubrían parte del trayecto cuando el animal se activó, como dice su dueño. Eso fue a unos 250 metros de donde el hombre se había metido al agua hacia el murallón, a unos 20 metros de la costa”, detalló el policía.

“Luna” y su adiestrador regresaron a la orilla y dos buzos de los Bomberos de la Policía regresaron al lugar indicado equipados para sumergirse. “Esa búsqueda no insumió más de tres minutos porque la marca era exacta. El cuerpo no estaba enganchado, estaba suspendido en las aguas, a unos quince metros de profundidad, un efecto que se da por la baja temperatura del agua”, comentó la fuente.

El juez Correccional y Contravencional 1 de San Luis, Marcelo Bustamante Marone, ordenó el traslado de los restos de González a la morgue judicial, donde iba a ser sometido a una autopsia en las próximas horas.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Una perra rastreadora, clave para hallar un cuerpo en Potrero de los Funes

La búsqueda duró cinco días. González desapareció el miércoles. Foto: Denis Normabuena. 

El médico Néstor Ariel González estaba desaparecido desde el miércoles, cuando ingresó al lago a nadar. La labradora “Luna” lo olfateó hoy a la siesta, a 15 metros de profundidad, tras cinco días de búsqueda.

El suboficial mayor retirado Pedro Zabala entrena a su perra labradora “Luna” con un único objetivo: ayudar a los bomberos y rescatistas de nuestra provincia en casos como los de Néstor Ariel González, desaparecido en las aguas del lago Potrero de los Funes el miércoles, cuando ingresó a nadar con bajísimas temperaturas. Y podría decirse que el animal está cumpliendo su misión, porque halló los restos del médico hoy a la siesta, a quince metros de profundidad y a unos 250 de la orilla por la que ingresó al agua. Por orden de un juez, el cuerpo será sometido a una autopsia que determine la causa de muerte.

El subcomisario Eduardo Morán, jefe de la Comisaría de Distrito 33ª de Potrero de los Funes, informó que el hallazgo ocurrió entre las 14 y las 14:30. “La perra acompañó a los bomberos arriba de un gomón para recorrer la zona vallada”, que iba desde el murallón hasta y el sector en donde se filmó la novela ‘Sálvame María’. “Cubrían parte del trayecto cuando el animal se activó, como dice su dueño. Eso fue a unos 250 metros de donde el hombre se había metido al agua hacia el murallón, a unos 20 metros de la costa”, detalló el policía.

“Luna” y su adiestrador regresaron a la orilla y dos buzos de los Bomberos de la Policía regresaron al lugar indicado equipados para sumergirse. “Esa búsqueda no insumió más de tres minutos porque la marca era exacta. El cuerpo no estaba enganchado, estaba suspendido en las aguas, a unos quince metros de profundidad, un efecto que se da por la baja temperatura del agua”, comentó la fuente.

El juez Correccional y Contravencional 1 de San Luis, Marcelo Bustamante Marone, ordenó el traslado de los restos de González a la morgue judicial, donde iba a ser sometido a una autopsia en las próximas horas.

Logín