SAN LUIS - Lunes 27 de Junio de 2022

SAN LUIS - Lunes 27 de Junio de 2022

EN VIVO

Grecia en duelo por incendios voraces que dejaron más de 70 muertos

Según este informe aún provisional, al menos 172 personas han resultado heridas, entre ellas 11 de gravedad.

Por redacción
| 24 de julio de 2018
Desde el aire se ve. Una toma aérea con una amenaza latente en Atenas. Foto: NA.

El balance de los incendios que han arrasado suburbios de Atenas subió a 74 muertos este martes después del hallazgo de 26 cuerpos carbonizados, entre ellos niños, en una casa de un balneario.

 

"Hemos contado 60 muertos", declaró Myron Tsagarakis, concejal municipal de Rafina, cuando el gobierno mantiene aún la cifra de 50 muertos confirmados. Estos incendios figuran entre los más mortíferos después de aquellos que dejaron 77 muertos en 2007.

 

Según Tsagarakis, el balance podría aumentar con el descubrimiento de personas sitiadas por las llamas en sus viviendas, porque hasta ahora no han podido inspeccionar todo el lugar.

 

Una madre polaca y su hijo figuran entre los muertos, según Varsovia que no proporcionó más detalles.

 

En el balneario de Mati, a unos 40 km al este de Atenas, 26 cadáveres carbonizados fueron encontrados abrazados en grupos, "en un último intento por protegerse", contó el rescatista Vassilis Andriopulos.

 

Los habitantes del lugar siguen informando sobre personas desaparecidas, especialmente a los albergues dispuestos por la Cruz Roja en el sector, dijo Georgia Trisbioti, una portavoz de la organización.

 

"La gente está conmocionada, perdida, algunos perdieron todo, niños, padres, casas", dijo entre lagrimas.

 

"Hoy Grecia está en duelo", declaró el primer ministro Alexis Tsipras, al anunciar en un mensaje en cadena nacional tres días de duelo en ese país.

 

Los funcionarios locales y residentes describieron un diluvio de llamas sobre la costa oriental de la capital el lunes en la tarde, que sitió a las víctimas en sus casas, en sus vehículos o a algunos metros de las playas adonde se dirigían.

 

Actividad sospechosa

 

Los bomberos y otras fuerzas de seguridad y rescate seguían luchando el martes contra las llamas en Ática al tiempo que estallaban otros incendios en otras regiones griegas.

 

Nueve patrullas costeras, dos buques militares y docenas de barcos privados asistidos por helicópteros del ejército se movilizaron toda la noche para evacuar hacia el puerto de Rafina, cerca de Mati, a los residentes y los turistas que huyeron de las llamas en las playas y en el mar.

 

Los primeros rescatados fueron trasladados a hoteles y campos militares, mientras que familiares y amigos se acercaban angustiados a Rufina.

 

Ante esta situación, la presidencia de la República anuló los actos anuales previstos el martes para conmemorar el restablecimiento de la democracia en Grecia, en julio de 1974.

 

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, redujo la duración de un viaje a Bosnia para regresar a su país a controlar la situación.

 

Tsipras exhortó a las personas que viven en las zonas más afectadas por los incendios a "recordar que lo más importante es la vida" y a no arriesgarla por el deseo de proteger los bienes a toda costa.

 

El primer ministro griego dijo estar "preocupado por el hecho de que estos focos se hubieran desencadenado en paralelo", lo que daba a entender que sospechaba que los fuegos podrían tener un origen criminal.

 

 

Refuerzos europeos

 

El portavoz del gobierno, Dimitris Tzanakopoulos, anunció también que España enviaría al país dos aviones, y Chipre un equipo de 60 bomberos. Grecia activó el mecanismo europeo de protección civil para obtener ayuda de sus socios.

 

Según el secretario general de Protección Civil, Yannis Kapakis, los incendios se vieron azotados por vientos de más de 100 km/h, una "situación extrema".

 

Las imágenes de televisión mostraban a habitantes que se lanzaron a las rutas huyendo de las llamas.

 

"Si no me hubiera ido, me habría quemado", contó por teléfono Maria, una jubilada de 67 años residente en Mati.

 

 

Norte de Europa sofocado

 

Los incendios también han provocado daños importantes en el norte de Europa, desde Noruega a Letonia y particularmente en Suecia, donde el calor y la sequía han detonado fuegos en bosques y praderas, además de vaciar las capas freáticas y reducir el nivel de agua de los grandes lagos.

 

En Suecia con más 25 incendios activos, según el servicio de protección civil MSB, se prevé que las temperaturas alcancen los 35 ºC esta semana.

 

Países como Francia, Italia y Alemania enviaron medios aéreos y terrestres, además de bomberos, para intentar sofocar las llamas en Suecia, donde las temperaturas veraniegas suelen rondar los 23 ºC.

 

Otros países del norte de Europa también luchan contra los incendios forestales, mientras las temperaturas no parece que vayan a bajar.

 

En Laponia, la provincia más septentrional de Finlandia, los incendios arrasaron bosques y pastizales cerca de la frontera con Rusia.

 

AFP-NA

 

Comentá vos tambien...