eldiariodelarepublica.com
Avanza el proyecto para controlar el servicio de delivery en La Punta

Escuchanos EN VIVO!
X

Avanza el proyecto para controlar el servicio de delivery en La Punta

En la ciudad existen 8 comercios, que tienen 11 repartidores registrados para la distribución.

La directora de Comercio y Tránsito de La Punta, Cynthia Arriola, dijo que el mes que viene el Municipio presentará el proyecto de ordenanza para regular el delivery en la ciudad. El área comenzó a principios de abril pasado, a través de una resolución interna, a inspeccionar a los comercios y repartidores que brindan el servicio. "Actualmente, en La Punta existen registrados unos 8 comercios de comida que cuentan con 11 repartidores. También hay un automóvil que cumple esa función y está habilitado”, precisó Arriola, quien hace diez días asumió en el cargo, en reemplazo de Gustavo Calderón.

La iniciativa consiste en tres ítems. El primero apunta a identificar a las personas que realizan este servicio. Deberán tener un número que indique para qué comercio trabajan; la motocicleta en el que reparten los alimentos deberá estar en condiciones y no tener adulterado el caño de escape para no generar ruidos molestos y finalmente la documentación del rodado deberá estar en orden.

En el segundo punto, el área de Bromatología habilitará la caja térmica de transporte de alimentos solo si está en condiciones y si cumple con los requisitos establecidos por la Ley Nacional de Alimentos. El tercer paso determina que la persona que transporta los alimentos deberá poseer la libreta sanitaria al día y utilizar el chaleco refractario.

“Realizamos una prueba piloto que está dando muy buenos resultados. Estamos analizando y detectando errores que no se tuvieron en cuenta en esta reglamentación para plasmarla al proyecto de ordenanza, que está previsto presentarlo en setiembre próximo”, destacó.

La funcionaria dijo que cuando comenzaron los controles no encontraron resistencia por parte de los comercios. “La mayoría hizo toda la presentación como corresponde y en muchos de los casos detectamos que el servicio de delivery es terciarizado por el negocio, pero igual queda bajo su responsabilidad ante alguna infracción”, explicó.

Al repartidor se le entrega una identificación que es alfanumérica y que debe llevar ploteada en la caja térmica para saber cuál es el comercio al que le realiza la distribución. “Si notamos una irregularidad en el servicio, o cruzó un semáforo en rojo, le hacemos la advertencia mediante una intimación”, señaló.

Para la habilitación, los repartidores son sometidos a los controles del área de Bromatología. “Los inspectores analizan la caja, que sea térmica y de fácil lavado, entre otros requerimientos. También ellos cuentan con una libreta que corresponde al delivery, en donde indica si la moto cumple con los requisitos”, detalló.

Según Arriola, la prueba piloto ha sido muy favorable para el Municipio y dijo que a partir de ella los repartidores y dueños de comercios comenzaron a respetar más las reglas. “Creo que fue porque los propietarios capacitaron a los empleados que prestan el servicio, ya que tienen bien claro que la sanción recae sobre ellos. Ya no cruzan en rojo y no tenemos quejas de la comida que llega al cliente. Está en un buen estado higiénico y caliente. Antes llevaban la caja suelta, que no solo implicaba un riesgo para ellos, sino para todos. Las motos no estaban en un estado óptimo. Además se logró controlar el tema de los escapes liberados que traían problemas a los vecinos. La experiencia fue positiva y los comerciantes tuvieron que hacer grandes cambios. Por ahí no se logra poner todos contentos, pero ellos lo adoptaron como un requisito más para la habilitación”, explicó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Avanza el proyecto para controlar el servicio de delivery en La Punta

En la ciudad existen 8 comercios, que tienen 11 repartidores registrados para la distribución.

En marcha. Afirman que la prueba piloto ya lleva casi 5 meses. Foto: Municipalidad de La Punta.

La directora de Comercio y Tránsito de La Punta, Cynthia Arriola, dijo que el mes que viene el Municipio presentará el proyecto de ordenanza para regular el delivery en la ciudad. El área comenzó a principios de abril pasado, a través de una resolución interna, a inspeccionar a los comercios y repartidores que brindan el servicio. "Actualmente, en La Punta existen registrados unos 8 comercios de comida que cuentan con 11 repartidores. También hay un automóvil que cumple esa función y está habilitado”, precisó Arriola, quien hace diez días asumió en el cargo, en reemplazo de Gustavo Calderón.

La iniciativa consiste en tres ítems. El primero apunta a identificar a las personas que realizan este servicio. Deberán tener un número que indique para qué comercio trabajan; la motocicleta en el que reparten los alimentos deberá estar en condiciones y no tener adulterado el caño de escape para no generar ruidos molestos y finalmente la documentación del rodado deberá estar en orden.

En el segundo punto, el área de Bromatología habilitará la caja térmica de transporte de alimentos solo si está en condiciones y si cumple con los requisitos establecidos por la Ley Nacional de Alimentos. El tercer paso determina que la persona que transporta los alimentos deberá poseer la libreta sanitaria al día y utilizar el chaleco refractario.

“Realizamos una prueba piloto que está dando muy buenos resultados. Estamos analizando y detectando errores que no se tuvieron en cuenta en esta reglamentación para plasmarla al proyecto de ordenanza, que está previsto presentarlo en setiembre próximo”, destacó.

La funcionaria dijo que cuando comenzaron los controles no encontraron resistencia por parte de los comercios. “La mayoría hizo toda la presentación como corresponde y en muchos de los casos detectamos que el servicio de delivery es terciarizado por el negocio, pero igual queda bajo su responsabilidad ante alguna infracción”, explicó.

Al repartidor se le entrega una identificación que es alfanumérica y que debe llevar ploteada en la caja térmica para saber cuál es el comercio al que le realiza la distribución. “Si notamos una irregularidad en el servicio, o cruzó un semáforo en rojo, le hacemos la advertencia mediante una intimación”, señaló.

Para la habilitación, los repartidores son sometidos a los controles del área de Bromatología. “Los inspectores analizan la caja, que sea térmica y de fácil lavado, entre otros requerimientos. También ellos cuentan con una libreta que corresponde al delivery, en donde indica si la moto cumple con los requisitos”, detalló.

Según Arriola, la prueba piloto ha sido muy favorable para el Municipio y dijo que a partir de ella los repartidores y dueños de comercios comenzaron a respetar más las reglas. “Creo que fue porque los propietarios capacitaron a los empleados que prestan el servicio, ya que tienen bien claro que la sanción recae sobre ellos. Ya no cruzan en rojo y no tenemos quejas de la comida que llega al cliente. Está en un buen estado higiénico y caliente. Antes llevaban la caja suelta, que no solo implicaba un riesgo para ellos, sino para todos. Las motos no estaban en un estado óptimo. Además se logró controlar el tema de los escapes liberados que traían problemas a los vecinos. La experiencia fue positiva y los comerciantes tuvieron que hacer grandes cambios. Por ahí no se logra poner todos contentos, pero ellos lo adoptaron como un requisito más para la habilitación”, explicó.

Logín