eldiariodelarepublica.com
Lo que sigue: el debate volverá antes de lo previsto

Escuchá acá la 90.9
X

Lo que sigue: el debate volverá antes de lo previsto

En dos semanas el Ejecutivo enviará la reforma del Código Penal, con la chance de que un juez despenalice a la mujer que aborte. También analizan una consulta popular.

Más allá del rechazo del Senado al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, el debate del aborto está lejos de estar muerto, y volvería al Congreso mucho antes de lo esperado. El gobierno nacional incluiría la despenalización del aborto en la reforma del Código Penal que enviará al Parlamento el 21 de este mes, en menos de dos semanas.

Entre sus más de quinientos artículos el proyecto de reforma propondrá que, si bien no contemplará la legalización del aborto, sea un juez el que decida si exime de pena a la mujer que se practique un aborto. Tampoco será punible esta práctica en caso de un embarazo producto de un abuso sexual.

El texto diría lo siguiente: "Se impondrá prisión de uno (1) a tres (3) años, a la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. La tentativa de la mujer embarazada de causar su propio aborto no es punible. El juez podrá disponer que la pena se deje en suspenso o eximirla de ella, teniendo en cuenta los motivos que impulsaron a la mujer a cometer el hecho, su actitud posterior, la naturaleza del hecho y las demás circunstancias que demuestren la inconveniencia de aplicar pena privativa de la libertad".

El nuevo Código Penal propuesto mantendrá la despenalización para los casos de violaciones —que el proyecto renomina abuso sexual para que sea más amplio—, o en aquéllos casos en los que esté en riesgo la salud física o mental de la mujer.

La redacción de la reforma estuvo a cargo de una comisión especial que presidió el juez federal Mariano Borinsky e integrada por magistrados, fiscales y funcionarios del Gobierno. El aborto fue uno de los temas más ríspidos. Y hubo tres posturas: una más restrictiva (el aborto puede hacerse dentro de las 12 primeras semanas del embarazado cuando hubo abuso sexual o esté en riesgo la vida de la mujer), una intermedia (más cercana a cómo quedó la redacción final, que despenaliza el aborto en cualquier momento del embarazo por violación o si hay riesgo de vida), y la más permisiva (a la segunda, agregaba que la mujer es libre para abortar dentro de las 12 semanas iniciales de gestión).

Si el Congreso decide discutir este año la reforma del Código Penal, volverá a hablar de aborto: la ley fija que si un proyecto fue rechazado, no puede tratarse en el mismo año legislativo. Pero eso es para los proyectos ya tratados; en este caso la reforma al aborto está dentro de un proyecto de reforma no analizado por el Legislativo.

Mientras, quienes rechazan legalizar el aborto impulsarán otros proyectos. La diputada Cornelia Schmidt Liermann presentará un "Protocolo de acogimiento ante embarazo no intencional y eliminación del aborto clandestino". Senadores de Cambiemos analizan otro para no penalizar a la mujer que aborta y castigarla con trabajos comunitarios. Otros legisladores impulsarán modificaciones a la ley de adopción. También legisladores del oficialismo estudian la chance de impulsar una consulta popular vinculante.

Daniel Lipovetzky, diputado nacional de Cambiemos, anticipó que su bloque analiza la posibilidad, si es que el Senado rechazaba el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, como sucedió. En declaraciones a FM La Patriada, aseguró que "cuando hay una Cámara que opina de una manera y otra que piensa de otra manera, demuestra que la representación del pueblo en el Congreso está dividida".

La senadora y vicepresidenta del Bloque Frente PRO, Laura Rodríguez Machado, dijo a Cadena 3 que si bien la propuesta se haría en el ámbito de Diputados, "es positivo". Consideró además que "este tema del debate del aborto no ha terminado, por más que salga la votación a favor del no. Esto es un inicio, y una posibilidad".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Lo que sigue: el debate volverá antes de lo previsto

El debate no se cae. La despenalización del aborto podría volver dentro del nuevo Código Penal. Foto: NA.

En dos semanas el Ejecutivo enviará la reforma del Código Penal, con la chance de que un juez despenalice a la mujer que aborte. También analizan una consulta popular.

Más allá del rechazo del Senado al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, el debate del aborto está lejos de estar muerto, y volvería al Congreso mucho antes de lo esperado. El gobierno nacional incluiría la despenalización del aborto en la reforma del Código Penal que enviará al Parlamento el 21 de este mes, en menos de dos semanas.

Entre sus más de quinientos artículos el proyecto de reforma propondrá que, si bien no contemplará la legalización del aborto, sea un juez el que decida si exime de pena a la mujer que se practique un aborto. Tampoco será punible esta práctica en caso de un embarazo producto de un abuso sexual.

El texto diría lo siguiente: "Se impondrá prisión de uno (1) a tres (3) años, a la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. La tentativa de la mujer embarazada de causar su propio aborto no es punible. El juez podrá disponer que la pena se deje en suspenso o eximirla de ella, teniendo en cuenta los motivos que impulsaron a la mujer a cometer el hecho, su actitud posterior, la naturaleza del hecho y las demás circunstancias que demuestren la inconveniencia de aplicar pena privativa de la libertad".

El nuevo Código Penal propuesto mantendrá la despenalización para los casos de violaciones —que el proyecto renomina abuso sexual para que sea más amplio—, o en aquéllos casos en los que esté en riesgo la salud física o mental de la mujer.

La redacción de la reforma estuvo a cargo de una comisión especial que presidió el juez federal Mariano Borinsky e integrada por magistrados, fiscales y funcionarios del Gobierno. El aborto fue uno de los temas más ríspidos. Y hubo tres posturas: una más restrictiva (el aborto puede hacerse dentro de las 12 primeras semanas del embarazado cuando hubo abuso sexual o esté en riesgo la vida de la mujer), una intermedia (más cercana a cómo quedó la redacción final, que despenaliza el aborto en cualquier momento del embarazo por violación o si hay riesgo de vida), y la más permisiva (a la segunda, agregaba que la mujer es libre para abortar dentro de las 12 semanas iniciales de gestión).

Si el Congreso decide discutir este año la reforma del Código Penal, volverá a hablar de aborto: la ley fija que si un proyecto fue rechazado, no puede tratarse en el mismo año legislativo. Pero eso es para los proyectos ya tratados; en este caso la reforma al aborto está dentro de un proyecto de reforma no analizado por el Legislativo.

Mientras, quienes rechazan legalizar el aborto impulsarán otros proyectos. La diputada Cornelia Schmidt Liermann presentará un "Protocolo de acogimiento ante embarazo no intencional y eliminación del aborto clandestino". Senadores de Cambiemos analizan otro para no penalizar a la mujer que aborta y castigarla con trabajos comunitarios. Otros legisladores impulsarán modificaciones a la ley de adopción. También legisladores del oficialismo estudian la chance de impulsar una consulta popular vinculante.

Daniel Lipovetzky, diputado nacional de Cambiemos, anticipó que su bloque analiza la posibilidad, si es que el Senado rechazaba el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, como sucedió. En declaraciones a FM La Patriada, aseguró que "cuando hay una Cámara que opina de una manera y otra que piensa de otra manera, demuestra que la representación del pueblo en el Congreso está dividida".

La senadora y vicepresidenta del Bloque Frente PRO, Laura Rodríguez Machado, dijo a Cadena 3 que si bien la propuesta se haría en el ámbito de Diputados, "es positivo". Consideró además que "este tema del debate del aborto no ha terminado, por más que salga la votación a favor del no. Esto es un inicio, y una posibilidad".

Logín