eldiariodelarepublica.com
Sin aviso, los choferes dejaron sin colectivos a la ciudad

Escuchá acá la 90.9
X

Sin aviso, los choferes dejaron sin colectivos a la ciudad

Este viernes, los colectiveros comenzaron una "abstención laboral pluriindividual" de 48 horas. Aunque prometen extenderla hasta que perciban el resto del salario.

La ciudad vivió este viernes la primera jornada completa del año sin transporte urbano por la falta de pago de la totalidad de los haberes de diciembre que reclaman los choferes. La empresa con mayoría de capitales municipales no responde a los reclamos de los empleados quienes, sorpresivamente, decidieron hacer lo que calificaron como una "abstención laboral pluriindividual" y, en principio, prometen extenderla hasta esta noche. Pero, si el conflicto no se resuelve, será por el tiempo que los trabajadores dispongan, según confirmó el secretario general de la UTA, Iván Piñeyro. El sindicalista aseguró que esta medida es del personal autoconvocado y despegó al gremio de la iniciativa al manifestar que "solo acompañan" en sus resoluciones.  
"Presentamos una comunicación formal al presidente de la empresa, informado que de forma pluriindividual los trabajadores están en abstención laboral por 48 horas", dijo Piñeyro a El Diario. "Esto sería hasta el domingo, con la opción de que se amplíe si no arreglan nada", confirmó el gremialista. 
El plan de lucha de los empleados de Transpuntano, junto al sindicato, varía minuto a minuto, lo que deja sumergidos en una completa incertidumbre a los miles de pasajeros que deben hacer peripecias para llegar a sus trabajos u obligaciones. Al margen del perjuicio a los usuarios, el reclamo parece no llegar a una solución rápida. El pedido de la empresa a los empleados fue que trabajaran juntos para poder liquidar el porcentaje de sueldo adeudado de diciembre con la recaudación diaria, pero los choferes decidieron tomar medidas de fuerza para lograr el pago. Este lunes, Piñeyro mantuvo una reunión con dos representantes de la empresa, pero Carlos Ponce, presidente de Transpuntano y hermano del intendente de San Luis, dio el faltazo. Fue en ese encuentro en el que se le informó al gremio que, debido a la falta de presupuesto, se abonaron los sueldos con un monto reducido, puntualmente, entre un 45% y un 48% del total que debían percibir. 
A partir de ahí comenzaron las medidas. Mantuvieron cuatro asambleas por día de dos horas cada una. Y, cuando anticipaban que iban a seguir así, el jueves aplicaron dos reducciones diarias: una  durante tres horas a la mañana y, la otra, durante dos horas a la tarde. Y este viernes volvieron a apostar al factor sorpresa con la determinación más extrema para los usuarios.
Según Piñeyro, la adhesión fue del 90 por ciento de los empleados, desde los choferes hasta los administrativos, excluyendo al personal jerárquico, "aunque también tenían ganas de participar", lanzó. 
La "abstención laboral pluriindividual" es una manifestación de cada uno de los trabajadores, pero agrupados. Es una forma de hacer paro, pero sin decirlo abiertamente. "No podemos decir que estamos en huelga porque no es así, sino en abstenciones de tareas. No se presenta como paro porque no lo hace el sindicato, sino, cada trabajador por su cuenta. Es una presentación entre todos", explicó Piñeyro.
Agregó que la empresa solo recibió la notificación de los trabajadores y que quedaron "a la espera de una respuesta o de un diálogo con ellos, el Municipio o el ente que lo quiera hacer para solucionar esto. Por ahora, estamos en asamblea permanente, en la puerta de la empresa".
Señaló que esperan llegar a "buen puerto" y salir a trabajar normalmente mañana. "Creo que esta es la medida por la que se optó y esperamos que lo resolvamos hoy (por este viernes) porque nuestra situación económica no es buena", indicó.
El nuevo secretario general deslizó que el Programa Relaciones Laborales debería hacerse cargo de este conflicto porque, según él, lo que hizo la empresa ante el Ministerio de Trabajo de la Nación fue una presentación que aún no se aprobó. Advirtió que, si el sindicato a nivel nacional lo avala, iniciarían algún tipo de acción legal porque estarían actuando en perjuicio de los trabajadores por no mediar. 
Sin embargo, en Relaciones Laborales se declararon incompetentes para resolver esto y manifestaron que, para intervenir, hace falta que sean dos las partes en conflicto; y una de ellas, la empresa, optó por llevarlo a la Nación, que en este caso en particular no tiene injerencia. Si llegase a surgir más adelante otro problema, ahí podrían mediar, confirmó una fuente del programa provincial. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Sin aviso, los choferes dejaron sin colectivos a la ciudad

Este viernes, los colectiveros comenzaron una "abstención laboral pluriindividual" de 48 horas. Aunque prometen extenderla hasta que perciban el resto del salario.

Choferes en asamblea durante la tarde del jueves. Foto: Nicolás Varvara.

La ciudad vivió este viernes la primera jornada completa del año sin transporte urbano por la falta de pago de la totalidad de los haberes de diciembre que reclaman los choferes. La empresa con mayoría de capitales municipales no responde a los reclamos de los empleados quienes, sorpresivamente, decidieron hacer lo que calificaron como una "abstención laboral pluriindividual" y, en principio, prometen extenderla hasta esta noche. Pero, si el conflicto no se resuelve, será por el tiempo que los trabajadores dispongan, según confirmó el secretario general de la UTA, Iván Piñeyro. El sindicalista aseguró que esta medida es del personal autoconvocado y despegó al gremio de la iniciativa al manifestar que "solo acompañan" en sus resoluciones.  
"Presentamos una comunicación formal al presidente de la empresa, informado que de forma pluriindividual los trabajadores están en abstención laboral por 48 horas", dijo Piñeyro a El Diario. "Esto sería hasta el domingo, con la opción de que se amplíe si no arreglan nada", confirmó el gremialista. 
El plan de lucha de los empleados de Transpuntano, junto al sindicato, varía minuto a minuto, lo que deja sumergidos en una completa incertidumbre a los miles de pasajeros que deben hacer peripecias para llegar a sus trabajos u obligaciones. Al margen del perjuicio a los usuarios, el reclamo parece no llegar a una solución rápida. El pedido de la empresa a los empleados fue que trabajaran juntos para poder liquidar el porcentaje de sueldo adeudado de diciembre con la recaudación diaria, pero los choferes decidieron tomar medidas de fuerza para lograr el pago. Este lunes, Piñeyro mantuvo una reunión con dos representantes de la empresa, pero Carlos Ponce, presidente de Transpuntano y hermano del intendente de San Luis, dio el faltazo. Fue en ese encuentro en el que se le informó al gremio que, debido a la falta de presupuesto, se abonaron los sueldos con un monto reducido, puntualmente, entre un 45% y un 48% del total que debían percibir. 
A partir de ahí comenzaron las medidas. Mantuvieron cuatro asambleas por día de dos horas cada una. Y, cuando anticipaban que iban a seguir así, el jueves aplicaron dos reducciones diarias: una  durante tres horas a la mañana y, la otra, durante dos horas a la tarde. Y este viernes volvieron a apostar al factor sorpresa con la determinación más extrema para los usuarios.
Según Piñeyro, la adhesión fue del 90 por ciento de los empleados, desde los choferes hasta los administrativos, excluyendo al personal jerárquico, "aunque también tenían ganas de participar", lanzó. 
La "abstención laboral pluriindividual" es una manifestación de cada uno de los trabajadores, pero agrupados. Es una forma de hacer paro, pero sin decirlo abiertamente. "No podemos decir que estamos en huelga porque no es así, sino en abstenciones de tareas. No se presenta como paro porque no lo hace el sindicato, sino, cada trabajador por su cuenta. Es una presentación entre todos", explicó Piñeyro.
Agregó que la empresa solo recibió la notificación de los trabajadores y que quedaron "a la espera de una respuesta o de un diálogo con ellos, el Municipio o el ente que lo quiera hacer para solucionar esto. Por ahora, estamos en asamblea permanente, en la puerta de la empresa".
Señaló que esperan llegar a "buen puerto" y salir a trabajar normalmente mañana. "Creo que esta es la medida por la que se optó y esperamos que lo resolvamos hoy (por este viernes) porque nuestra situación económica no es buena", indicó.
El nuevo secretario general deslizó que el Programa Relaciones Laborales debería hacerse cargo de este conflicto porque, según él, lo que hizo la empresa ante el Ministerio de Trabajo de la Nación fue una presentación que aún no se aprobó. Advirtió que, si el sindicato a nivel nacional lo avala, iniciarían algún tipo de acción legal porque estarían actuando en perjuicio de los trabajadores por no mediar. 
Sin embargo, en Relaciones Laborales se declararon incompetentes para resolver esto y manifestaron que, para intervenir, hace falta que sean dos las partes en conflicto; y una de ellas, la empresa, optó por llevarlo a la Nación, que en este caso en particular no tiene injerencia. Si llegase a surgir más adelante otro problema, ahí podrían mediar, confirmó una fuente del programa provincial. 

Logín