17°SAN LUIS - Sabado 04 de Diciembre de 2021

17°SAN LUIS - Sabado 04 de Diciembre de 2021

EN VIVO

Andrés, un abogado que divide su amor entre San Luis y Kenia

En enero del 2018 se fue a Madrid a realizar un máster en Gobernanza y Derechos Humanos. Hoy vive en Nairobi y colabora con distintas ONG para ayudar a los más necesitados y vulnerables.

Por Ayelen Anzulovich
| 27 de enero de 2019
Recorrida. Andrés en el Cañón de Hells Gate. Una reserva natural de Nairobi.

Andrés De Cicco tiene 29 años, nació en Córdoba capital, pero toda su infancia y adolescencia vivió en la localidad de Tilisarao. Es abogado y hace un año viajó a Madrid a realizar un máster en Derechos Humanos. Hoy está en Nairobi (Kenia), donde cumple uno de sus sueños, poder ayudar a través de una ONG a los más necesitados y vulnerables.

 

Con tan solo 17 años, sabía que quería llegar lejos y que debía dejar atrás la tranquilidad del pueblo en el que se crió. Para eso tuvo que decidir cuál era su vocación e ir en busca de su futuro. “Tuve la suerte de contar con mis padres que me dieron su apoyo y la total libertad de decidir qué profesión seguir”, contó el joven, quien reconoció que durante sus primeros años de estudios dudó de la carrera que había elegido.

 

Una vez recibido y con algo más de práctica, el trabajo lo llevó a conocer diferentes países de Asia, y fue ahí donde se dio cuenta que quería utilizar su profesión como medio para ayudar a las personas más frágiles. “Una amiga me comentó sobre el master en Gobernanza y Derechos Humanos dictado por la Universidad Autónoma de Madrid, que apuntaba a mis objetivos, apliqué y me admitieron”, comentó el joven.

 

Sin esperarlo, mientras terminaba su capacitación en España, surgió la posibilidad de cubrir una vacante en las Embajadas Españolas repartida en distintos países. “Cuando me anoté, no pensé que me iban a llamar. Para mi sorpresa quedé seleccionado para ir a Nairobi”, relató Andrés.

 

Al momento de recordar cómo lo recibieron en Kenia, precisó: “Fue muy bueno. Los kenianos son alegres, sociables, respetuosos y siempre te hablan con una sonrisa. En un principio no entendía mucho dónde estaba, todo era nuevo y no sabía cómo manejarme en la ciudad. Acá las distancias son enormes, pero una vez que me acostumbré fue todo más fácil”, relató el joven y contó que en el patio de la casa en la que vive hay monos sueltos.

 

“Debemos mantener cerrado todo porque si no entran, roban comida y cosas personales. Es normal cuando se viaja a algún lugar por ruta cruzarte con cebras, antílopes y jirafas en el camino”, manifestó. Asimismo destacó que hay muchos parques nacionales, donde los animales en peligro de extinción están a salvo.

 

En Nairobi, el puntano de corazón reparte sus día entre el trabajo y durante los fines de semana se dedica a conocer nuevos lugares. "Durante la semana estoy en la Embajada, visito ONGs radicadas acá y hago análisis de la situación social, política y económica de Kenia, Somalia y Uganda. Los días no laborables trato de organizarme con mis compañeros para conocer lo que más pueda el país", comentó.

 

Con ganas de adquirir nuevos conocimientos y de poder implementarlos en el país, el joven comentó que su principal objetivo es poder sacarle el mayor rédito posible a todo lo que le toque vivir. "El trabajo me permite poder estar en contacto con diferentes voluntariados que ayudan a la gente a través de la ejecución de proyectos de desarrollo, y así conocer más a fondo la realidad en la que viven. Mi mayor deseo es hacerlo en Argentina también", resaltó Andrés. "No me refiero a dar ayuda económica, sino más bien a brindarles las herramientas para que puedan salir por ellos mismos de la situación en la que viven".

 

De igual modo, contó que lo más lindo que tiene el país es la gente y la multiculturalidad. "Los paisajes son espectaculares y ofrece una gran cantidad de actividades para hacer, desde safaris (la principal atracción turística del país), como senderismo, snorkel y buceo en las playas", dijo el joven, quien agregó que lo peor es la realidad que les toca vivir a los lugareños.

 

"Pese a ser uno de los países con mayor índices de crecimiento dentro del continente, aún hay altos niveles de pobreza y una inmensa desigualdad social", expresó el joven, quien resaltó que lo más preocupante es el terrorismo. "Principalmente Nairobi está en la mira de un grupo terrorista somalí. El 16 de este mes hubo un ataque en un hotel y se registraron víctimas fatales. No es la primera vez que sucede. Hoy vivimos con mucho miedo", contó.

 

Al joven todavía le queda un largo camino por recorrer y nuevas experiencias por conocer.  "Tengo que terminar el máster y posteriormente ver las oportunidades que puedan surgir. Por supuesto que extraño a mi familia, a mis sobrinos y amigos. El asadito de mi viejo los domingos y las milanesas. Ganas de volver a Argentina no me faltan, pero tengo que aprovechar esta posibilidad y disfrutarla al máximo", concluyó.

 

Comentá vos tambien...