Escuchá acá la 90.9
X

Denuncian que una fábrica no cumple con la indemnización

Remolques San Luis cerró sus puertas hace un mes. Los 24 obreros piden que les paguen el 100% acordado pero la firma ofrece la mitad. El martes tendrían una reunión.

A un mes de que Remolques San Luis SA cerrara sus puertas sorpresivamente, los 24 obreros que se quedaron en la calle siguen en conflicto. Los empleados denunciaron que la empresa no cumple con la indemnización que acordaron en septiembre. En un principio, la firma se comprometió a abonarles el 100% pero ahora solo les ofrece la mitad. El gremio que respalda a los operarios adelantó que el martes tendrían una reunión con representantes de la fábrica.

“Dijeron que iban a pagar el monto total en cuotas pero después propusieron abonar el 50% porque no tienen plata. Nosotros queremos que cumplan con lo que le corresponde a cada trabajador, no pedimos nada más que eso. Sabemos que la situación del país es mala y que la falta de trabajo está en todos lados, pero no vamos a permitir que jueguen con la necesidad de estas familias que quedaron desamparadas”, manifestó Eduardo Rodríguez, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), quien lo vive de cerca porque supo ser empleado de la empresa.

A su vez anticipó que la próxima semana van a reunirse con un abogado apoderado de la firma para buscar una solución. “Seguramente va a ser el martes en el Programa Relaciones Laborales. No sé si vamos a terminar resolviendo todo, pero sí a tratar de llegar a un mejor acuerdo para que los compañeros cobren lo que les corresponde”, señaló.

Cuando la empresa les negó el ingreso a los obreros (Ver "Cuando llegaron..."), les explicaron que el cierre fue por una suspensión de la producción que duraría 20 días con goce de sueldo, pero se extendió por 10 días más. Aunque el plazo venció anteayer los empleados manifestaron que desconocen cuál será su destino. “No estamos suspendidos y tampoco nos despidieron, sin embargo creemos que el telegrama va a llegar para todos en los próximos días. Mientras tanto nuestros abogados y contadores se encargan de controlar las liquidaciones”, dijo el gremialista, quien comentó que la firma se comunicó con algunos trabajadores para llegar a un acuerdo.

Walter Díaz, uno de los damnificados, manifestó que el paso de los días y las pocas novedades les genera mucha incertidumbre. “Estamos pasando un momento difícil, nadie sabe qué va a pasar y necesitamos el dinero para mantener a nuestras familias y pagar las cuentas. Estamos sorprendidos por la forma en que se manejó la fábrica, ya que siempre cumplió con todo”, afirmó.

Como desde el 9 de septiembre, los obreros continúan con la custodia de la planta para que nadie ingrese o se lleve las máquinas. Para eso formaron tres grupos y se distribuyen en diferentes horarios. “La actitud de los compañeros ha sido admirable, con mucha paciencia, sin disturbios, sin romper nada, dispuestos a negociar y a buscar la mejor salida posible”, destacó Rodríguez.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Denuncian que una fábrica no cumple con la indemnización

Remolques San Luis cerró sus puertas hace un mes. Los 24 obreros piden que les paguen el 100% acordado pero la firma ofrece la mitad. El martes tendrían una reunión.

Sin novedades. Los operarios esperan que la empresa les dé una solución. Mientras, hacen guardias permanentes en el ingreso al parque industrial. Foto: Juan Andrés Galli.

A un mes de que Remolques San Luis SA cerrara sus puertas sorpresivamente, los 24 obreros que se quedaron en la calle siguen en conflicto. Los empleados denunciaron que la empresa no cumple con la indemnización que acordaron en septiembre. En un principio, la firma se comprometió a abonarles el 100% pero ahora solo les ofrece la mitad. El gremio que respalda a los operarios adelantó que el martes tendrían una reunión con representantes de la fábrica.

“Dijeron que iban a pagar el monto total en cuotas pero después propusieron abonar el 50% porque no tienen plata. Nosotros queremos que cumplan con lo que le corresponde a cada trabajador, no pedimos nada más que eso. Sabemos que la situación del país es mala y que la falta de trabajo está en todos lados, pero no vamos a permitir que jueguen con la necesidad de estas familias que quedaron desamparadas”, manifestó Eduardo Rodríguez, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), quien lo vive de cerca porque supo ser empleado de la empresa.

A su vez anticipó que la próxima semana van a reunirse con un abogado apoderado de la firma para buscar una solución. “Seguramente va a ser el martes en el Programa Relaciones Laborales. No sé si vamos a terminar resolviendo todo, pero sí a tratar de llegar a un mejor acuerdo para que los compañeros cobren lo que les corresponde”, señaló.

Cuando la empresa les negó el ingreso a los obreros (Ver "Cuando llegaron..."), les explicaron que el cierre fue por una suspensión de la producción que duraría 20 días con goce de sueldo, pero se extendió por 10 días más. Aunque el plazo venció anteayer los empleados manifestaron que desconocen cuál será su destino. “No estamos suspendidos y tampoco nos despidieron, sin embargo creemos que el telegrama va a llegar para todos en los próximos días. Mientras tanto nuestros abogados y contadores se encargan de controlar las liquidaciones”, dijo el gremialista, quien comentó que la firma se comunicó con algunos trabajadores para llegar a un acuerdo.

Walter Díaz, uno de los damnificados, manifestó que el paso de los días y las pocas novedades les genera mucha incertidumbre. “Estamos pasando un momento difícil, nadie sabe qué va a pasar y necesitamos el dinero para mantener a nuestras familias y pagar las cuentas. Estamos sorprendidos por la forma en que se manejó la fábrica, ya que siempre cumplió con todo”, afirmó.

Como desde el 9 de septiembre, los obreros continúan con la custodia de la planta para que nadie ingrese o se lleve las máquinas. Para eso formaron tres grupos y se distribuyen en diferentes horarios. “La actitud de los compañeros ha sido admirable, con mucha paciencia, sin disturbios, sin romper nada, dispuestos a negociar y a buscar la mejor salida posible”, destacó Rodríguez.

Logín