Escuchá acá la 90.9
X

Remolques San Luis: el futuro de los empleados se definirá este miércoles

Este lunes, los empleados se presentaron a trabajar pero encontraron las puertas de la fábrica cerradas. Un gremialista de la UOM advirtió que “el panorama es desalentador”.

La lluvia trajo noticias desalentadoras para los 24 empleados de la empresa Remolques San Luis SA. Este lunes, cuando llegaron al predio industrial que funciona sobre la ruta 7 en el kilómetro 702, se encontraron con candados en los portones y que los guardias, que no eran los mismos que solían recibirlos todos los días, no les permitieron ingresar. Recién después del mediodía las autoridades de la firma -con casa central en Buenos Aires- le confirmaron a los operarios que suspendían la producción por 20 días, pero no justificaron la medida.

Antes de llegar a la fábrica, algunos de los obreros tenían el presentimiento de que algo extraño ocurriría porque el colectivo que los lleva a su lugar de trabajo, no pasó por ellos. Con sus propios medios viajaron hasta la ruta 7 y allí se toparon con la desagradable sorpresa.

Eduardo Rodríguez, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), gremio que representa a los operarios de Remolques San Luis SA, manifestó que no supieron de qué se trataba hasta después del mediodía. "No nos habían dado ninguna explicación. Al mediodía nos comunicamos con la gente de Buenos Aires, que es donde están las autoridades, y se convocó a un escribano para que constate que no dejaban entrar a los trabajadores. Pero nunca avisaron nada. Hubo rumores de que iba a llegar un telegrama de suspensión, pero hasta el momento no pasó nada", contó el secretario general antes de conocer la suspensión. "Al parecer el panorama es desalentador", añadió.

Rodríguez anticipó que mañana se reunirán con un asesor de la compañía y que acordaron que durante los veinte días que dure la medida de la patronal, los empleados cobren el cien por ciento de las jornadas. "Sabemos que hubo una baja importante en la producción hace algunos meses. Pero nunca habían tenido inconvenientes en los pagos ni otro tipo de problemas. Por eso es algo que llama la atención", comentó Rodríguez, quien también supo trabajar en la fábrica.

La mayoría de los 24 operarios superan los diez años de antigüedad, algunos tienen hasta 30 de servicio. "Entendemos que el país está pasando por un mal momento, que se están cerrando fábricas pero acá no estaba pasando con esta frecuencia. Molesta mucho la actitud de la empresa en no avisar y dejar a los trabajadores en la calle sin problemas, es algo ilegal", manifestó Rodríguez. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Remolques San Luis: el futuro de los empleados se definirá este miércoles

Este lunes, los empleados se presentaron a trabajar pero encontraron las puertas de la fábrica cerradas. Un gremialista de la UOM advirtió que “el panorama es desalentador”.

Pocas esperanzas. La medida es temporal, pero temen que la fábrica cierre. Foto: Gentileza FM "La bomba".

La lluvia trajo noticias desalentadoras para los 24 empleados de la empresa Remolques San Luis SA. Este lunes, cuando llegaron al predio industrial que funciona sobre la ruta 7 en el kilómetro 702, se encontraron con candados en los portones y que los guardias, que no eran los mismos que solían recibirlos todos los días, no les permitieron ingresar. Recién después del mediodía las autoridades de la firma -con casa central en Buenos Aires- le confirmaron a los operarios que suspendían la producción por 20 días, pero no justificaron la medida.

Antes de llegar a la fábrica, algunos de los obreros tenían el presentimiento de que algo extraño ocurriría porque el colectivo que los lleva a su lugar de trabajo, no pasó por ellos. Con sus propios medios viajaron hasta la ruta 7 y allí se toparon con la desagradable sorpresa.

Eduardo Rodríguez, secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), gremio que representa a los operarios de Remolques San Luis SA, manifestó que no supieron de qué se trataba hasta después del mediodía. "No nos habían dado ninguna explicación. Al mediodía nos comunicamos con la gente de Buenos Aires, que es donde están las autoridades, y se convocó a un escribano para que constate que no dejaban entrar a los trabajadores. Pero nunca avisaron nada. Hubo rumores de que iba a llegar un telegrama de suspensión, pero hasta el momento no pasó nada", contó el secretario general antes de conocer la suspensión. "Al parecer el panorama es desalentador", añadió.

Rodríguez anticipó que mañana se reunirán con un asesor de la compañía y que acordaron que durante los veinte días que dure la medida de la patronal, los empleados cobren el cien por ciento de las jornadas. "Sabemos que hubo una baja importante en la producción hace algunos meses. Pero nunca habían tenido inconvenientes en los pagos ni otro tipo de problemas. Por eso es algo que llama la atención", comentó Rodríguez, quien también supo trabajar en la fábrica.

La mayoría de los 24 operarios superan los diez años de antigüedad, algunos tienen hasta 30 de servicio. "Entendemos que el país está pasando por un mal momento, que se están cerrando fábricas pero acá no estaba pasando con esta frecuencia. Molesta mucho la actitud de la empresa en no avisar y dejar a los trabajadores en la calle sin problemas, es algo ilegal", manifestó Rodríguez. 

Logín