Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Un avión que funciona con energía solar se destacó en Buenos Aires

El prototipo es similar a un drone porque no requiere tripulación y puede tomar imágenes en tiempo real.

Un proyecto villamercedino se destacó en Innovar 2019, el concurso de alcance nacional destinado a estudiantes, investigadores y emprendedores. Se trata de un avión no tripulado que funciona con energía solar, capaz de monitorear y tomar imágenes en tiempo real. El prototipo creado por el Laboratorio de Control Automático (LCA), que pertenece a la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), fue uno de los 200 seleccionados para ser parte del encuentro que tuvo lugar en Buenos Aires a mediados de septiembre.

"Fue una experiencia enriquecedora. Más de tres mil proyectos de todo el país se inscribieron para participar de la exposición, solo quedaron los que expusieron y entre ellos estuvimos nosotros. No obtuvimos un premio, pero haber llegado significó mucho", expresó Carlos Catuogno, integrante del LCA y uno de los autores del modelo junto con Guillermo Catuogno y Rodolfo Gargiulo.

Aunque todavía no está en marcha, el “Ojo de Halcón” o “LCA FICA X003”, como lo llaman sus creadores, promete ser una herramienta de uso social ya que fue creado para monitorear la Cuenca del Morro, el sector afectado por la crecida del río Nuevo. “Lo primero que pensamos cuando lo planificamos fue en la Cuenca, pero puede servir para otras situaciones. Más allá de crearlo bajo una perspectiva técnica, le dimos una visión social gracias a la incorporación del doctor Gargiulo, que es asesor de Defensa Civil”, comentó Carlos.

 

Los autores. Carlos y Guillermo Catuogno, junto a Rodolfo Gargiulo. 

 

Gargiulo, quien además es médico y fue bombero voluntario, destacó que puede ser muy útil frente a diversos siniestros o fenómenos naturales. "Es un avión que toma imágenes en tiempo real, con la posibilidad de detectar movimientos geológicos e hídricos. Ayudaría a prevenir cualquier desborde o alteración de la Cuenca. A su vez podría usarse en búsquedas, rescates o incendios”, destacó.

Las alas del “LCA FICA X003” están hechas con paneles solares y podría pasar más tiempo en las alturas, una característica que lo diferencia del drone, que solo puede volar hasta 3 horas. “Tiene un motor eléctrico y una batería con duración limitada. Lo que estamos buscando es que con las recargas que hagamos a través de los paneles, el planeador funcione todo el día”, señaló Catuogno.

Los autores resaltaron que tenían como premisa crear un objeto de bajo costo de operación y de producción. Ese fue uno de los componentes claves que los hizo sobresalir en Innovar. “En el mercado hay aviones que toman imágenes en tiempo real, pero son realmente caros. También hay que aclarar que no existen planeadores que funcionen con energía solar ", añadió.

Pocos días antes de participar en Innovar 2019, el equipo fue reconocido en el concurso “UNSL Xi” que organiza la alta casa de estudios. Se llevó el tercer puesto entre 14 propuestas. Además de subir al podio, recibieron un subsidio de 20 mil pesos.

Los integrantes del LCA continuarán en la etapa de prueba, pero creen que el prototipo estará terminado para fin de año.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un avión que funciona con energía solar se destacó en Buenos Aires

El prototipo es similar a un drone porque no requiere tripulación y puede tomar imágenes en tiempo real.

"Ojo de Halcón". El avión cosechó miradas y aplausos en la exposición. Foto: Gentileza/Héctor Portela.

Un proyecto villamercedino se destacó en Innovar 2019, el concurso de alcance nacional destinado a estudiantes, investigadores y emprendedores. Se trata de un avión no tripulado que funciona con energía solar, capaz de monitorear y tomar imágenes en tiempo real. El prototipo creado por el Laboratorio de Control Automático (LCA), que pertenece a la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), fue uno de los 200 seleccionados para ser parte del encuentro que tuvo lugar en Buenos Aires a mediados de septiembre.

"Fue una experiencia enriquecedora. Más de tres mil proyectos de todo el país se inscribieron para participar de la exposición, solo quedaron los que expusieron y entre ellos estuvimos nosotros. No obtuvimos un premio, pero haber llegado significó mucho", expresó Carlos Catuogno, integrante del LCA y uno de los autores del modelo junto con Guillermo Catuogno y Rodolfo Gargiulo.

Aunque todavía no está en marcha, el “Ojo de Halcón” o “LCA FICA X003”, como lo llaman sus creadores, promete ser una herramienta de uso social ya que fue creado para monitorear la Cuenca del Morro, el sector afectado por la crecida del río Nuevo. “Lo primero que pensamos cuando lo planificamos fue en la Cuenca, pero puede servir para otras situaciones. Más allá de crearlo bajo una perspectiva técnica, le dimos una visión social gracias a la incorporación del doctor Gargiulo, que es asesor de Defensa Civil”, comentó Carlos.

 

Los autores. Carlos y Guillermo Catuogno, junto a Rodolfo Gargiulo. 

 

Gargiulo, quien además es médico y fue bombero voluntario, destacó que puede ser muy útil frente a diversos siniestros o fenómenos naturales. "Es un avión que toma imágenes en tiempo real, con la posibilidad de detectar movimientos geológicos e hídricos. Ayudaría a prevenir cualquier desborde o alteración de la Cuenca. A su vez podría usarse en búsquedas, rescates o incendios”, destacó.

Las alas del “LCA FICA X003” están hechas con paneles solares y podría pasar más tiempo en las alturas, una característica que lo diferencia del drone, que solo puede volar hasta 3 horas. “Tiene un motor eléctrico y una batería con duración limitada. Lo que estamos buscando es que con las recargas que hagamos a través de los paneles, el planeador funcione todo el día”, señaló Catuogno.

Los autores resaltaron que tenían como premisa crear un objeto de bajo costo de operación y de producción. Ese fue uno de los componentes claves que los hizo sobresalir en Innovar. “En el mercado hay aviones que toman imágenes en tiempo real, pero son realmente caros. También hay que aclarar que no existen planeadores que funcionen con energía solar ", añadió.

Pocos días antes de participar en Innovar 2019, el equipo fue reconocido en el concurso “UNSL Xi” que organiza la alta casa de estudios. Se llevó el tercer puesto entre 14 propuestas. Además de subir al podio, recibieron un subsidio de 20 mil pesos.

Los integrantes del LCA continuarán en la etapa de prueba, pero creen que el prototipo estará terminado para fin de año.

Logín