Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Un obrero trabajaba en una zanja que se desmoronó y quedó sepultado

Bomberos Voluntarios de El Fortín trabajaron para rescatar al joven de 24 años.

Este viernes, en Villa Mercedes, un operario quedó sepultado en una zanja donde trabajaba colocando una cañería. 

Ocurrió cerca de las 17, en la calle Ángel Pez, detalló Jorge Aberastain, comandante de los Bomberos Voluntarios de El Fortín. Maximiliano Fernández, obrero de la empresa "Los Primos", colocaba una cañería de agua en una zanja, de tres metros de profundidad, cuando esta se desmoronó dejándolo atrapado. 

 

 

Según detalló la pareja del operario, Jimena Ferreri, Fernández había quedado con el cuerpo completamente cubierto y el casco sobre su rostro, lo que le permitió seguir respirando. "Empezaron a cavar con las máquinas, hasta que lo escucharon gritar. Allí empezaron a escarbar con una pala hasta que lograron descubrirle la cabeza", explicó la mujer a El Diario.

Para cuando llegaron los bombero Fernández estaba enterrado de la cintura para abajo. "Comenzamos a cavar alrededor del operario hasta que pudo liberar las piernas. Salió caminando por sus propios medios", indicó el comandante.

Una ambulancia del Sempro asistió a Fernández en el lugar y lo trasladó al Hospital de La Villa. "Está estable con politraumatismos varios. Mañana (sábado) lo ve un neurólogo por qué está muy adolorido en el pecho y cintura", informó Ferreri. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Un obrero trabajaba en una zanja que se desmoronó y quedó sepultado

Bomberos Voluntarios de El Fortín trabajaron para rescatar al joven de 24 años.

Foto: captura de pantalla video- FM La Bomba.

Este viernes, en Villa Mercedes, un operario quedó sepultado en una zanja donde trabajaba colocando una cañería. 

Ocurrió cerca de las 17, en la calle Ángel Pez, detalló Jorge Aberastain, comandante de los Bomberos Voluntarios de El Fortín. Maximiliano Fernández, obrero de la empresa "Los Primos", colocaba una cañería de agua en una zanja, de tres metros de profundidad, cuando esta se desmoronó dejándolo atrapado. 

 

 

Según detalló la pareja del operario, Jimena Ferreri, Fernández había quedado con el cuerpo completamente cubierto y el casco sobre su rostro, lo que le permitió seguir respirando. "Empezaron a cavar con las máquinas, hasta que lo escucharon gritar. Allí empezaron a escarbar con una pala hasta que lograron descubrirle la cabeza", explicó la mujer a El Diario.

Para cuando llegaron los bombero Fernández estaba enterrado de la cintura para abajo. "Comenzamos a cavar alrededor del operario hasta que pudo liberar las piernas. Salió caminando por sus propios medios", indicó el comandante.

Una ambulancia del Sempro asistió a Fernández en el lugar y lo trasladó al Hospital de La Villa. "Está estable con politraumatismos varios. Mañana (sábado) lo ve un neurólogo por qué está muy adolorido en el pecho y cintura", informó Ferreri. 

Logín