Escuchá acá la 90.9
X

Volvió la tranquilidad a Chile, luego de que Piñera declarara el Estado de Emergencia

 

 

Durante las primeras horas de este sábado, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, decretó el estado de emergencia en Santiago tras las numerosas protestas desatadas en la capital contra la subida del precio del billete del metro. La capital del país vecino se encuentra paralizada tras los destrozos y actos violentos en las calles, esto motivó el cierre de todas las líneas del suburbano y dejó a miles de personas sin poder movilizarse. El embajador argentino en Chile aseguró que por estas horas "la ciudad está tranquila".

 

 

 

Piñera compareció ante la prensa en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo chileno, y explicó que el objetivo de esta medida es recuperar la normalidad que se ha visto seriamente afectada este viernes en las calles de la capital chilena por protestas, disturbios, barricadas, incendios y saqueos.

 

El decreto implica suspender algunos derechos ciudadanos en virtud de la defensa o seguridad nacional y las zonas designadas estarán bajo la dependencia del General de División del Ejército Javier Iturriaga del Campo.

 

Luego de decretar el Estado de Emergencia, el mandatario dijo que "en los próximos días convocaremos a un diálogo transversal para poder atenuar y aliviar la situación de nuestros compatriotas afectados por alza del Metro".

El presidente llegó a tomar esta decisión debido a la intensidad de los disturbios que marcaron la tarde noche del viernes, con incendios en cinco estaciones de Metro (Subte) y cuatro buses de transporte público, múltiples barricadas en distintos puntos de la ciudad y el incendio de un edificio de la empresa de distribución eléctrica de Santiago, que implicó la intensa labor de bomberos y carabineros para controlar la situación.

Adicionalmente y de forma espontánea en casi todas las comunas de la capital chilena, vecinos salieron de sus casas para realizar cacerolazos pacíficos, que contrastaban con los actos vandálicos en el Metro y otros puntos de la ciudad.

La jornada de violencia y disturbios estuvo precedida por días de intensas manifestaciones denominadas "Evasión Masiva", en donde cientos de personas, en su mayoría estudiantes secundarios y universitarios, saltaban los molinetes para evadir el pago, lo que fue derivó en la acción de personal de seguridad y carabineros.

Estas acciones llevaron una mayor intensidad a las acciones de los manifestantes, que terminaron rompiendo infraestructura del transporte subterráneo, tasada en unos 500 millones de pesos chilenos (unos 700.000 dólares).


Debido a la acción de los manifestantes en múltiples estaciones del transporte subterráneo, la directiva del Metro decidió cerrar el viernes todas las líneas para evitar más destrozos.

El procedimiento provocó caos en la ciudad, ya que miles de personas son las que se desplazan en este medio de transporte y tuvieron que buscar otra forma de volver a sus hogares.

Todas las estaciones de Metro estuvieron custodiados por Carabineros y según información entregada por la empresa, se mantendrán cerradas durante todo el fin de semana.

Según informó el Metro, las estaciones afectadas por los incendios son Trinidad, San José de la Estrella, Los Quillayes, Elisa Correa y Protectora de la Infancia.

El precio de los boletos del metro capitalino subió de manera sostenida desde el año 2007, cuando costaba 420 pesos (unos 0,6 dólares), hasta los 830 pesos actuales (1,15 dólares), y en la mañana la ministra de Transportes, Gloria Hutt, informó que no se revisaría el alza del precio del boleto, lo que también encendió el descontento popular.

La Cámara de Diputados llamó a sesión extraordinaria por el alza de los pasajes y las manifestaciones, por lo que el próximo lunes a las 18:30 horas se citará a los ministros de Interior, Transporte y General Director de Carabineros por los graves hechos ocurridos en Santiago durante las últimas horas.

La situación llegó a tal punto que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional decidió suspender los partidos de fútbol profesional de este fin de semana en la Región Metropolitana.

 

Algunas imágenes de anoche

 

 

 

 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Volvió la tranquilidad a Chile, luego de que Piñera declarara el Estado de Emergencia

El primer mandatario de Chile declaró el Estado de Emergencia alrededor de las cero de este sábado. Foto: Internet.

 

 

Durante las primeras horas de este sábado, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, decretó el estado de emergencia en Santiago tras las numerosas protestas desatadas en la capital contra la subida del precio del billete del metro. La capital del país vecino se encuentra paralizada tras los destrozos y actos violentos en las calles, esto motivó el cierre de todas las líneas del suburbano y dejó a miles de personas sin poder movilizarse. El embajador argentino en Chile aseguró que por estas horas "la ciudad está tranquila".

 

 

 

Piñera compareció ante la prensa en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo chileno, y explicó que el objetivo de esta medida es recuperar la normalidad que se ha visto seriamente afectada este viernes en las calles de la capital chilena por protestas, disturbios, barricadas, incendios y saqueos.

 

El decreto implica suspender algunos derechos ciudadanos en virtud de la defensa o seguridad nacional y las zonas designadas estarán bajo la dependencia del General de División del Ejército Javier Iturriaga del Campo.

 

Luego de decretar el Estado de Emergencia, el mandatario dijo que "en los próximos días convocaremos a un diálogo transversal para poder atenuar y aliviar la situación de nuestros compatriotas afectados por alza del Metro".

El presidente llegó a tomar esta decisión debido a la intensidad de los disturbios que marcaron la tarde noche del viernes, con incendios en cinco estaciones de Metro (Subte) y cuatro buses de transporte público, múltiples barricadas en distintos puntos de la ciudad y el incendio de un edificio de la empresa de distribución eléctrica de Santiago, que implicó la intensa labor de bomberos y carabineros para controlar la situación.

Adicionalmente y de forma espontánea en casi todas las comunas de la capital chilena, vecinos salieron de sus casas para realizar cacerolazos pacíficos, que contrastaban con los actos vandálicos en el Metro y otros puntos de la ciudad.

La jornada de violencia y disturbios estuvo precedida por días de intensas manifestaciones denominadas "Evasión Masiva", en donde cientos de personas, en su mayoría estudiantes secundarios y universitarios, saltaban los molinetes para evadir el pago, lo que fue derivó en la acción de personal de seguridad y carabineros.

Estas acciones llevaron una mayor intensidad a las acciones de los manifestantes, que terminaron rompiendo infraestructura del transporte subterráneo, tasada en unos 500 millones de pesos chilenos (unos 700.000 dólares).


Debido a la acción de los manifestantes en múltiples estaciones del transporte subterráneo, la directiva del Metro decidió cerrar el viernes todas las líneas para evitar más destrozos.

El procedimiento provocó caos en la ciudad, ya que miles de personas son las que se desplazan en este medio de transporte y tuvieron que buscar otra forma de volver a sus hogares.

Todas las estaciones de Metro estuvieron custodiados por Carabineros y según información entregada por la empresa, se mantendrán cerradas durante todo el fin de semana.

Según informó el Metro, las estaciones afectadas por los incendios son Trinidad, San José de la Estrella, Los Quillayes, Elisa Correa y Protectora de la Infancia.

El precio de los boletos del metro capitalino subió de manera sostenida desde el año 2007, cuando costaba 420 pesos (unos 0,6 dólares), hasta los 830 pesos actuales (1,15 dólares), y en la mañana la ministra de Transportes, Gloria Hutt, informó que no se revisaría el alza del precio del boleto, lo que también encendió el descontento popular.

La Cámara de Diputados llamó a sesión extraordinaria por el alza de los pasajes y las manifestaciones, por lo que el próximo lunes a las 18:30 horas se citará a los ministros de Interior, Transporte y General Director de Carabineros por los graves hechos ocurridos en Santiago durante las últimas horas.

La situación llegó a tal punto que la Asociación Nacional de Fútbol Profesional decidió suspender los partidos de fútbol profesional de este fin de semana en la Región Metropolitana.

 

Algunas imágenes de anoche

 

 

 

 

 

Logín