Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Ribeiro en crisis: cierre de sucursales y sueldos atrasados

La situación del país golpea fuerte a la cadena de electrodomésticos, que en los últimos días cerró sucursales sorpresivamente y le paga a sus empleados en “minicuotas”.

La situación de la empresa Ribeiro no escapa a la crisis que sacude al país y, a pesar de haber pedido un “procedimiento preventivo de crisis” en junio pasado ante la Secretaría de Trabajo de la Nación para evitar recurrir a despidos o al cierre de sucursales –según manifestaron sus propietarios en ese momento,  los mismos que le solicitaron a sus empleados que voten a Macri-, el atraso y la irregularidad en los pagos  es un hecho y sus trabajadores se manifiestan en distintos locales del país.

Con 109 años de historia y un futuro laboral incierto, el lunes "la empresa y el sindicato de Comercio firmaron un acuerdo para depositar la segunda cuota de diez mil pesos como si con eso alcanzase para vivir. La posición del gremio es acompañar a las empresas y no a los trabajadores", expreso Mario Amado, delegado de Comercio sobre la situación del local de Flores.

Según informa el medio especializado en economía, iProfesional, durante este martes, la cadena de venta de electrodomésticos confirmó el cierre de esa sucursal, ubicada en avenida Rivadavia al 7500 de Buenos Aires.
 

 

 


A los empleados afectados directamente por el cierre les informaron que en 48 horas los reubicarían, pero hay escepticismo en el personal de la firma. De hecho encararon una protesta en el barrio de Caballito.

Desde la empresa justificaron el cierre en el acta firmada por el escribano: "Notificamos a ustedes que debido a la situación de crisis económica generalizada y particularmente la crisis que atraviesa la industria Retail, todo lo cual es público y notorio, nos vemos obligados a cesar la operatoria de la sucursal Flores de Ribeiro".

Con 85 sucursales y cobertura en 18 provincias, la firma había pedido el Procedimiento Preventivo de Crisis en junio y espera el aval legal para reestructurarse en un movimiento que podría dejar cientos de empleados en el camino. Este conflicto tiene a más de 1.500 trabajadores en plena incertidumbre desde hace casi un año.
 

 

 

En Misiones

Trabajadores de Ribeiro Posadas también padecen el pago de sus haberes en “minicuotas” y, según declaraciones de Agustín Gómez, del Centro de Empleados de Comercio (CEC) a misionescuatro.com, hasta este  23 de octubre apenas cobraron 3 mil pesos de sus haberes. “No tenemos respuestas ni de la empresa ni del Gobierno”, aseguró el sindicalista sobre la situación que padecen los empleados de las cinco sucursales de Ribeiro en Misiones –dos en Posadas, Apóstoles, Oberá y Eldorado-.

“La situación es la misma en todo el país. Ribeiro está pagando en cuota a todos sus empleados. La firma tiene 85 sucursales y nos enteramos que cerraron tres en otra provincia. Los trabajadores de las sucursales cerradas no tienen información sobre sus indemnizaciones”, comentó Gómez, en diálogo con MisionesCuatro.
 

 

Huelga en Salta

Desde ayer, y por tiempo indeterminado, los empleados de la sucursal salteña de Ribeiro comenzaron una huelga ante la deuda del sueldo de septiembre y la "tercera" cuota del aguinaldo. Angustiados ante la falta de respuestas, salieron a la peatonal para exponer la situación crítica que atraviesan.

Daniel Guzmán, empleado de Ribeiro, manifestó  al diario El Tribuno que pese al tiempo de atraso salarial, la empresa no emitió respuesta. De ese modo, se resolvió convocar a una medida de fuerza por tiempo indeterminado. El trabajador afirmó que la cadena de electrodomésticos adeudas haberes de septiembre y "la última cuota del aguinaldo".

Ribeiro tiene cuatro sucursales en Salta, una en capital y otras en Tartagal, Orán y Metán. Estiman que solo en Salta hay un total de 80 empleados afectados.
 

 

En Casilda cierre sin aviso

Los empleados del local de Casilda (Santa Fe) llegaron este miércoles a trabajar y se encontraron directamente con el local cerrado con candados.

El medio casildaplus.com indicó que el local de calle Buenos Aires 2676, que hasta hoy anunciaba Minicuotas, sorprendió a sus empleados cuando llegaron hasta el comercio y se encontraron con la ingrata noticia de que la firma había decidido cerrar la sucursal.

En horas de la tarde del martes se conoció la posibilidad de que varias de las sucursales dispersas por el país cierren, pero no había registro de que la instalada en la ciudad era una de ellas. Lo cierto es que nunca fueron notificados los empleados que hace tiempo venían atravesando problemas de índole económico, sobre todo en el pago de sus salarios. Los últimos salarios los llegaron a percibir con importantes bajas en el monto.

 

El pedido de apoyo del dueño a Macri

En medio de este contexto, Manuel Ribeiro, el dueño de la cadena de las Minicuotas, le había pedido a sus empleados que voten a Mauricio Macri en las Primarias del 11 de agosto.

"A algunos de nosotros puede no gustarle Macri, otros pueden desear advertirlo con un voto castigo, pero pensando exclusivamente en los problemas propios, conviene votarlo", les "sugirió" Manuel Ribeiro a sus empleados, que no cobraron el aguinaldo y en algunos casos perciben el sueldo en cuatro cuotas.

El dueño vaticinó que vendrán dos meses espantosos para las empresas si pierde el Presidente. "¿Vale la pena sufrir esto por una elección que es apenas una encuesta y que no decide nada?", se preguntó y luego pidió "demorar" la decisión hasta octubre. "Votar hoy a Macri me parece una decisión de supervivencia", indicó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Ribeiro en crisis: cierre de sucursales y sueldos atrasados

La cadena de venta de electrodomésticos confirmó el cierre de su sucursal de Flores, donde los empleados llevan casi un año cobrando el sueldo en cuotas. 

La situación del país golpea fuerte a la cadena de electrodomésticos, que en los últimos días cerró sucursales sorpresivamente y le paga a sus empleados en “minicuotas”.

La situación de la empresa Ribeiro no escapa a la crisis que sacude al país y, a pesar de haber pedido un “procedimiento preventivo de crisis” en junio pasado ante la Secretaría de Trabajo de la Nación para evitar recurrir a despidos o al cierre de sucursales –según manifestaron sus propietarios en ese momento,  los mismos que le solicitaron a sus empleados que voten a Macri-, el atraso y la irregularidad en los pagos  es un hecho y sus trabajadores se manifiestan en distintos locales del país.

Con 109 años de historia y un futuro laboral incierto, el lunes "la empresa y el sindicato de Comercio firmaron un acuerdo para depositar la segunda cuota de diez mil pesos como si con eso alcanzase para vivir. La posición del gremio es acompañar a las empresas y no a los trabajadores", expreso Mario Amado, delegado de Comercio sobre la situación del local de Flores.

Según informa el medio especializado en economía, iProfesional, durante este martes, la cadena de venta de electrodomésticos confirmó el cierre de esa sucursal, ubicada en avenida Rivadavia al 7500 de Buenos Aires.
 

 

 


A los empleados afectados directamente por el cierre les informaron que en 48 horas los reubicarían, pero hay escepticismo en el personal de la firma. De hecho encararon una protesta en el barrio de Caballito.

Desde la empresa justificaron el cierre en el acta firmada por el escribano: "Notificamos a ustedes que debido a la situación de crisis económica generalizada y particularmente la crisis que atraviesa la industria Retail, todo lo cual es público y notorio, nos vemos obligados a cesar la operatoria de la sucursal Flores de Ribeiro".

Con 85 sucursales y cobertura en 18 provincias, la firma había pedido el Procedimiento Preventivo de Crisis en junio y espera el aval legal para reestructurarse en un movimiento que podría dejar cientos de empleados en el camino. Este conflicto tiene a más de 1.500 trabajadores en plena incertidumbre desde hace casi un año.
 

 

 

En Misiones

Trabajadores de Ribeiro Posadas también padecen el pago de sus haberes en “minicuotas” y, según declaraciones de Agustín Gómez, del Centro de Empleados de Comercio (CEC) a misionescuatro.com, hasta este  23 de octubre apenas cobraron 3 mil pesos de sus haberes. “No tenemos respuestas ni de la empresa ni del Gobierno”, aseguró el sindicalista sobre la situación que padecen los empleados de las cinco sucursales de Ribeiro en Misiones –dos en Posadas, Apóstoles, Oberá y Eldorado-.

“La situación es la misma en todo el país. Ribeiro está pagando en cuota a todos sus empleados. La firma tiene 85 sucursales y nos enteramos que cerraron tres en otra provincia. Los trabajadores de las sucursales cerradas no tienen información sobre sus indemnizaciones”, comentó Gómez, en diálogo con MisionesCuatro.
 

 

Huelga en Salta

Desde ayer, y por tiempo indeterminado, los empleados de la sucursal salteña de Ribeiro comenzaron una huelga ante la deuda del sueldo de septiembre y la "tercera" cuota del aguinaldo. Angustiados ante la falta de respuestas, salieron a la peatonal para exponer la situación crítica que atraviesan.

Daniel Guzmán, empleado de Ribeiro, manifestó  al diario El Tribuno que pese al tiempo de atraso salarial, la empresa no emitió respuesta. De ese modo, se resolvió convocar a una medida de fuerza por tiempo indeterminado. El trabajador afirmó que la cadena de electrodomésticos adeudas haberes de septiembre y "la última cuota del aguinaldo".

Ribeiro tiene cuatro sucursales en Salta, una en capital y otras en Tartagal, Orán y Metán. Estiman que solo en Salta hay un total de 80 empleados afectados.
 

 

En Casilda cierre sin aviso

Los empleados del local de Casilda (Santa Fe) llegaron este miércoles a trabajar y se encontraron directamente con el local cerrado con candados.

El medio casildaplus.com indicó que el local de calle Buenos Aires 2676, que hasta hoy anunciaba Minicuotas, sorprendió a sus empleados cuando llegaron hasta el comercio y se encontraron con la ingrata noticia de que la firma había decidido cerrar la sucursal.

En horas de la tarde del martes se conoció la posibilidad de que varias de las sucursales dispersas por el país cierren, pero no había registro de que la instalada en la ciudad era una de ellas. Lo cierto es que nunca fueron notificados los empleados que hace tiempo venían atravesando problemas de índole económico, sobre todo en el pago de sus salarios. Los últimos salarios los llegaron a percibir con importantes bajas en el monto.

 

El pedido de apoyo del dueño a Macri

En medio de este contexto, Manuel Ribeiro, el dueño de la cadena de las Minicuotas, le había pedido a sus empleados que voten a Mauricio Macri en las Primarias del 11 de agosto.

"A algunos de nosotros puede no gustarle Macri, otros pueden desear advertirlo con un voto castigo, pero pensando exclusivamente en los problemas propios, conviene votarlo", les "sugirió" Manuel Ribeiro a sus empleados, que no cobraron el aguinaldo y en algunos casos perciben el sueldo en cuatro cuotas.

El dueño vaticinó que vendrán dos meses espantosos para las empresas si pierde el Presidente. "¿Vale la pena sufrir esto por una elección que es apenas una encuesta y que no decide nada?", se preguntó y luego pidió "demorar" la decisión hasta octubre. "Votar hoy a Macri me parece una decisión de supervivencia", indicó.

Logín