Escuchá acá la 90.9
X

Argentina fue de menor a mayor y empató frente a Alemania

Tras un primer tiempo sin rumbo y una segunda parte en la que el partido fue más equilibrado, Argentina logró un valioso empate 2 a 2 frente a la joven selección teutona. El equipo de Scaloni dio una muestra de carácter y madurez.

Argentina sufrió, pero sacó adelante un partido durísimo ante la siempre poderosa selección de Alemania en Dortmund. El equipo de Scaloni comenzó perdiendo 2 a 0 por los goles de  Serge Gnabry y Kai Havertz, pero logró recuperarse y lo empató por los tantos de Lucas Alario y Lucas Ocampo. 

Dos caras para un mismo equipo mostró Argentina. La del primer tiempo en donde se mostró abrumado, superado, sofocado, aunque tirando algún golpe de contra, como un boxeador que intenta dar vuelta una historia brava a riesgo de recibir algún golpe de más, tras el 2 a 0.

La del complemento fue más parecida a las últimas presentaciones de la selección de Scaloni: con aplomo, precisión y una intención clara de buscar el arco del frente, tanto así que terminó empatando 2 a 2.  

Pese a no ser el mejor partido en lo colectivo, es rescatable el compromiso de los jugadores para dar vuelta el partido y el acierto del entrenador con algunos cambios posicionales. 

 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Argentina fue de menor a mayor y empató frente a Alemania

Tras un primer tiempo sin rumbo y una segunda parte en la que el partido fue más equilibrado, Argentina logró un valioso empate 2 a 2 frente a la joven selección teutona. El equipo de Scaloni dio una muestra de carácter y madurez.

Rodrigo De Paul, uno de los artífices de la levantada argentina 

Argentina sufrió, pero sacó adelante un partido durísimo ante la siempre poderosa selección de Alemania en Dortmund. El equipo de Scaloni comenzó perdiendo 2 a 0 por los goles de  Serge Gnabry y Kai Havertz, pero logró recuperarse y lo empató por los tantos de Lucas Alario y Lucas Ocampo. 

Dos caras para un mismo equipo mostró Argentina. La del primer tiempo en donde se mostró abrumado, superado, sofocado, aunque tirando algún golpe de contra, como un boxeador que intenta dar vuelta una historia brava a riesgo de recibir algún golpe de más, tras el 2 a 0.

La del complemento fue más parecida a las últimas presentaciones de la selección de Scaloni: con aplomo, precisión y una intención clara de buscar el arco del frente, tanto así que terminó empatando 2 a 2.  

Pese a no ser el mejor partido en lo colectivo, es rescatable el compromiso de los jugadores para dar vuelta el partido y el acierto del entrenador con algunos cambios posicionales. 

 

Logín